Domingo, 27 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Filosofía cristiana

"Estad dispuestos siempre a dar razón de vuestra esperanza", dice la Biblia (1Pe3,15). Los cristianos siempre apostaron por el pensamiento filosófico y razonado, identificando a Dios con el Logos, la Mente que aporta odren y razón. Filosofar no es sólo saber pensar sino, sobre todo, saber vivir. Hablamos de filósofos que defienden la virtud, como Alasdair MacIntyre, o Roger Scruton, clásicos como Santo Tomás de Aquino, y criticamos a los maestros de la sospecha. Aquí encontrarás artículos de fil

¿Negociación o diálogo?

José F. Vaquero | Madrid | 06 septiembre 2020

Silencios incómodos - La Taberna de Tomás

Ama Fuerte | Madrid | 27 agosto 2020

Desarrollamos la noción de misterio a partir de esos "silencios incómodos" que todos experimentamos

¿Dios compite con el ser humano? - La Taberna de Tomás

Ama Fuerte | Madrid | 12 agosto 2020

Cuando el ser humano obra, ¿excluye el obrar de Dios? ¿Ocurre lo inverso cuando obra Dios? ¿Hay que optar entre Dios y el ser humano?

Hombre sistémico

Eduardo Gómez | Madrid | 10 agosto 2020

¿Qué es lo bueno y lo malo? - La Taberna de Tomás

Ama Fuerte | Madrid | 30 julio 2020

¿Cuáles son los criterios para establecer qué es lo bueno y lo malo?

Concreción de comunidades y orden natural divino

Libertad, Ley Natural y Tradición | Madrid | 25 julio 2020

Reconocer que existan concreciones espontáneas en las distintas comunidades presentes sobre la tierra no implica que tengamos que abrazar contraórdenes como el nacionalismo, el identitarismo, el atomismo y el estatalismo.

¿Es razonable la fe? - La Taberna de Tomás

Ama Fuerte | Madrid | 22 julio 2020

La fe es de las cosas no vistas. Siendo esto así, ¿es razonable creer?

¿Qué es la verdad? - La Taberna de Tomás

Ama Fuerte | Madrid | 15 julio 2020

¿Qué es la verdad? ¿Depende de cada uno o de la realidad?

¿Plan divino Vs. Libertad? | La Taberna de Tomás

Ama Fuerte | Madrid | 08 julio 2020

¿Cómo se resuelve la tensión entre el plan divino y mi libertad? Lo vemos de la mano de Santo Tomás de Aquino.