Miércoles, 26 de febrero de 2020

Religión en Libertad

Posibles candidatos a la Casa Blanca...

Dos políticos en campaña hablan de religión: al poco, uno reaviva su fe, el otro se hace católico...

Sam Brownback (izquierda) y Paul Ryan (derecha).
Sam Brownback (izquierda) y Paul Ryan (derecha).

C.L. / ReL

Paul Ryan acompañó a Mitt Romney como candidato a la vicepresidencia en el ticket republicano de 2012, y fue entonces cuando se dio a conocer fuera de Estados Unidos. Con vistas a 2014 está bien posicionado para lograr la nominación por el Great Old Party, pero hasta que no comiencen a recaudarse fondos y celebrarse primarias no hay un favorito claro para enfrentarse, casi con toda probabilidad, a Hillary Clinton.

Ryan, de 44 años, casado y con tres hijos, durante varios años congresista por Wisconsin y correoso defensor de los recortes presupuestarios, es católico y eso no es ningún secreto, pero de la historia de su fe había hablado menos. Lo ha hecho, sin embargo, en un reciente libro de clara intencionalidad electoral, donde expresa su visión del país: The Way Forward. Renewing the American Idea. Y es una trayectoria con altibajos.

Una dramática muerte

Cuenta, por ejemplo, que durante muchos años perdió la fe, no tanto en Dios como en el amor de Dios. Fue en 1986, cuando a los dieciséis años se encontró muerto a su padre en la cama, presumiblemente por su historia de alcoholismo. El golpe fue "brutal" y dejó de ir a misa, a pesar de que había recibido una buena formación cristiana: "Me sabía los días de precepto y conocía al dedillo los Evangelios, repetía de memoria el Acto de Contrición y también el Credo de los Apóstoles. Pero una cosa es decir las palabras y otra sentir su significado".

Al continuar estudiando conoció otras religiones y filosofías: "Pero todas me devolvían al mismo lugar en el que todo el mundo ha estado alguna vez: creía en Dios, pero estaba enfadado con Dios".

La necesidad obliga...

Pero todo empezó a cambiar en 1996. Paul tenía 26 años y ya se dedicaba a la política, y formaba parte del equipo de un congresista por Kansas nacido en 1956 que hacía campaña para ser elegido senador: Sam Brownback, casado y con cinco hijos. Ryan le acompañó por todo el estado de mitin en mítin, y tuvieron mucho tiempo para charlar.

Bronwback, evangélico, estaba pensando convertirse al catolicismo, y sabiendo que Ryan era católico, salió el tema. "Que un no católico me hiciese preguntas cruciales sobre la doctrina de la Iglesia era una importante responsabilidad. Me la tomé en serio, y nuestras conversaciones se convirtieron en el catalizador para una profundización en mi fe. A sugerencia de Sam, me zambullí en los escritos de C.S. Lewis. Y empecé a ir a misa otra vez. Sam siguió en búsqueda, y finalmente él mismo se convirtió al catolicismo", refiere en el libro,según transcribe Mark Stricherz en Aleteia.

Converso y provida

Así fue, en efecto. Sam Brownback, actual gobernador de Kansas, fue educado como metodista, pasó casi toda su vida en el evangelismo, y en 2002, a los 46 años, ingresó en la Iglesia católica de la mano del sacerdote del Opus Dei John McCloskey, conocido porque también ha ayudado a la conversión de otros políticos republicanos como Newt Gingrich, y de antiguos abortistas militantes del movimiento provida, como el célebre doctor Bernard Nathanson.

Brownback lee la Biblia a diario y se ha especializado en la lectura de los Padres de la Iglesia de los siglos III y IV, encontrando especial inspiración en los que vivieron retirados en el desierto. Como gobernador del estado ha promulgado leyes provida, recibiendo el apoyo para la reelección por parte de grupos antiabortistas como National Right to Life cara a las inminentes elecciones.

Aspiraciones lejanas... por ahora
¿Y la Casa Blanca? Aún es pronto para saber las intenciones de cada cual, aunque las de Ryan parecen más claras. Los encuestadores no están incluyendo por ahora a Brownback entre los posibles aspirantes republicanos, sobre todo porque no es evidente que sea reelegido como gobernador de Kansas. Pero si la lograse, hace años que su nombre surge siempre como un posible candidato presidencial que no termina de perfilarse, y ése podría ser el empujón definitivo.

En tal caso, un eventual debate entre Paul y Sam sería probablemente de guante blanco. Ambos se deben uno a otro, en cierta medida, la fe.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Esta noticia sólo la podemos hacer con tu ayuda

DONA AHORA