Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Internet quiebra el silencio

El vídeo que prueba el apagón sobre el caso Gosnell, abortista carnicero de bebés

El juicio contra el hombre que mataba niños vivos con tijeras es menos conocido que la fugaz detención de Reese Whiterspoon.

C.L. / ReL

Censura de lo importante, publicidad a lo trivial.
Censura de lo importante, publicidad a lo trivial.

 El 18 de marzo comenzó en Filadelfia el juicio contra el doctor Kermit Gosnell, de 72 años, acusado de asesinato, conspiración para la corrupción, violación de las leyes del aborto y mala praxis médica. En su haber, testimonios sobre decenas de niños supervivientes de abortos (más de un centenar, según un testigo) a quienes se asesinaba en su clínica cortándoles con unas tijeras la médula espinal.

Una vergüenza para los grandes medios
El summum del horror de lo que podría considerarse uno de los peores asesinos en serie de la historia habría debido recibir una cobertura mediática similar a otros casos que ocupan titulares durante semanas, pero si embargo... sobre el caso se ciñó un apagón informativo casi total. Para las principales cadenas de televisión (CBS, NBC, CNN) y los grandes periódicos norteamericanos, el juicio, sencillamente, no existía.

Ha sido la reacción de la Red (donde sí se fue informando libremente), afeando a esos medios su falta de ética periodística al hurtar deliberada y conjuntamente una noticia relevante a la opinión pública, la que al final forzó a muchos de esos medios a enviar corresponsales, aunque a regañadientes, y a dar cuenta de los hechos, aunque a cuentagotas.

La prueba del apagón
Pero la censura de facto es efectiva. Un periodista de The Media Research Center hizo la prueba y acudió al Memorial Lincoln de Washington -lugar turístico por excelencia de la ciudad, donde confluyen ciudadanos de todo el país- a preguntar a los viandantes si sabían algo del caso Gosnell (incluso enseñando una foto suya), y al mismo tiempo si sabían qué noticia ha protagonizado recientemente la actriz Reese Whiterspoon, detenida unas horas por desobediencia a la autoridad, tras un control de alcoholemia en el que su marido dio positivo y donde ella se encaró con los policías que tramitaban la denuncia.

El resultado es demoledor: ignorancia casi total sobre el juicio al responsable de decenas de asesinatos, conocimiento casi total sobre una nimiedad que afecta a un famoso. Entre un caso y otro, una diferencia: la cobertura mediática, temerosa de que la realidad de los abortorios salga a la luz.

Kermit Gosnell vs Reese Whiterspoon

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA