Jueves, 13 de junio de 2024

Religión en Libertad

Blog

Publicado en ABC el 25 de diciembre de 1935. Fue su última... Navidad

"Vamos a Belén" por el beato José Polo (1)

por Victor in vínculis

A semejanza de los pastores, que unos a otros se dijeron, después de aparecido el ángel para anunciarles el nacimiento de Jesús en la ciudad de David, transeamus usque ad Bethelen, vamos a Belén, así también nosotros, con la ilusión de hacernos niños, viviendo aquellas horas blancas de los nacimientos infantiles, apenas de haber sido pisado Tierra Santa fuimos igualmente presurosos en busca del rincón belenmita que tan entrañable resonancia tiene para el corazón cristiano.

Se sale de Jerusalén por la puerta de Jaffa y atravesando el valle de Gehinnom se da pronto en la colina evocadora del Monte del mal consejo, donde es tradición que quedó estipulado el pacto entre el Sanedrín y Judas. Una llanura desolada recuerda la famosa batalla de David contra los filisteos; pocos metros camino adelante, los recuerdos navideños -la tumba de Simeón, el pozo de los magos, el campo de la estrella- enfervorizan el alma. La tumba de Raquel, la predilecta de Jacob, que muere al dar a luz a su hijo Benjamín, ensancha y embellece la dona de sagradas alegorías, allí tan copiosa y rica. Ya el caserío blanco y alegre se entra por las pupilas; las torres de la gran Basílica, como una fortaleza, evocan las luchas de los árabes, griegos y cristianos por la posesión de este lugar que vio nacer al Redentor de los hombres.

¡Cuántos asaltos y acometidas, cuántas tentativas para destruir el portal de Belén! Cuando los esclavos del Rey Haken trataban de echar a tierra lus muros del templo construido sobre la gruta, una luz venida del cielo de fulgor irresistible cegó los ojos de los impíos trabajadores; más tarde, cuando el Sultán de Egipto se empeña en transportar al Cairo las venerables reliquias que se conservan en el pesebre histórico y ayudan a comprobar científicamente la autenticidad del relato bíblico, una serpiente de proporciones desmesuradas, aparecida de pronto entre las paredes, rompió a fuerza de mordiscos los cofres que estaban ya dispuestos para la marcha. Mil hechos analogos a estos han demostrado la voluntad divina de que continúe sin reformaciones ni mudanzas la veneración del mundo hacia esta santísima ciudad, que sí en algún tiempo fue la "mínima" entre sus hermanas, hoy es la mayor de ellas por haber nacido el Salvador dentro de sus muros.

No atienden los peregrinos a lo pintoresco del paisaje, tan semejante a nuestras tierras de Andalucía y Extremadura, ni los ojos se paran en contemplar el tipo esbelto, la indumentaria vistosa de las mujeres belemitas que nos salen al paso ofreciendo cruces, rosarios y estrellitas de nácar que aquí, con delicado arte, se elaboran; ni siquiera se detienen a escuchar a los jóvenes, que hablan con nosotros en castellano, por residir gran parte del año en América. Hay prisa por bajar a la Santa Cueva y besar la tierra donde la Virgen, rechazada por amigos y parientes, tuvo que pasar la noche del misterioso alumbramiento. Hic de Virgine Maria Jesus Christus natus est... Todas las suavisimas, las puras emociones del prodigio de amor de un Dios que se viste de nuestra carne mortal para hacernos inmortales se viene agolpando sobre el corazón que se enternece y llora de gratitud. Hic aquí mismo con el nacimiento del Niño Dios renacimos nosotros a la vida del cielo. Un silencio inefable; una plegaria limpia y desinteresada. Los peregrinos caen de rodillas y no hay fuerza que los haga abandonar la gruta. ¿Que pensará de esta escena de piedad y de fe la policía que con el tarbuch encasquetado sobre su cabeza nos mira hosco y duro?

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda