Domingo, 04 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

Giorgia Meloni gana en Italia: fan de Juan Pablo II, católica, profamilia y con patinazos en aborto

Giorgia Meloni, vencedora de las elecciones en Italia.
Tras su victoria en las elecciones italianas deeste domingo, Giorgia Meloni se perfila como primera candidata a Primera Ministra del país con el apoyo de Salvini y Berlusconi: así es como piensa la dirigente de Fratelli d'Italia.

J.M.C.

Las elecciones celebradas en Italia este domingo 25 de septiembre se han saldado con una contundente victoria para el bloque conservador: obtenía la victoria la formación liderada por Giorgia Meloni, Fratelli d'Italia, con un 26,34% de los votos. Un resultado sorprendente, teniendo en cuenta que cuatro años atrás cosechó tan solo un 4,3%.

La victoria de Meloni augura un próximo gobierno conservador de "centroderecha" gracias al apoyo de las otras dos formaciones que concurrieron coaligadas a los comicios, La Lega, de Matteo Salvini y Forza Italia, de Silvio Berlusconi, que obtuvieron el 8,92 y el 8,05% de los votos, respectivamente. Entre los tres, rozan el 44% de los votos.

Pero, ¿quién es y cómo piensa la que con toda probabilidad será la nueva Primera Ministra de Italia?

En su autobiografía publicada en 2021 Io Sono Giorgia: Le Mie Radici Le Mie Idee, la italiana de 45 años nacida en Roma se define a sí misma como "católica" y admiradora del San Juan Pablo II: "Fue el papa más grande de la era moderna y el estadista más grande del siglo XX".

También se refiere al actual pontífice, afirmando que si bien nunca se ha "permitido criticar a un Papa", admite que no haberle "entendido siempre".

"A veces me siento como una oveja perdida, y espero algún día tener el privilegio de poder hablar con él, porque estoy segura que sus grandes ojos y sus palabras directas pueden dar sentido a las cosas que no entiendo", escribió.

En multitud de ocasiones ha hecho gala pública de su fe, y se define a sí misma como "mujer, madre, italiana y cristiana". Afirma no tener "una perspectiva confesional" pero sí "librar esta batalla como una laica de sentido común" que "cree en Dios".

En este sentido, no son pocas las ocasiones en que ha pretendido hacer de la denuncia del "genocidio" de los cristianos una parte relevante de sus propuestas. A ella se refirió en el Congreso Mundial de las Familias en 2019 como "la más grande persecución en el mundo".

Fue el caso de uno de sus discursos pronunciados en su ciudad natal en 2019, cuando refiriéndose al islamismo dijo: "Si te sientes ofendido por el crucifijo o el pesebre, aquí no es donde tienes que vivir. El mundo es grande y está lleno de naciones islámicas donde no encontrarás un crucifijo porque los cristianos son perseguidos y las iglesias arrasadas".

En sus intervenciones también destacan sus propuestas de "garantizar derechos que hoy no existen" como "el derecho de una mujer a ser madre sin tener por esto que perder su puesto de trabajo", a "elegir no trabajar y no tener por esto que morir de hambre" o "el derecho de una mujer que cree que tiene que abortar porque no tiene alternativas para encontrar una alternativa".

También considera necesario "que el Estado incentive a la familia natural fundada en el matrimonio" y "favorecer con recursos a la natalidad", si bien no está entre sus intenciones abolir el aborto, contemplado en Italia bajo la ley 194.

"Nuestra intención es implementar plenamente también la primera parte de la actual ley 194, es decir, que prevea políticas de prevención para ofrecer una alternativa a las mujeres que están pensando en abortar por motivos económicos. Esas mujeres tienen que encontrar un Estado amigo a su lado: más oportunidades y no menos derechos", ha afirmado al respecto.

También ha manifestado su oposición a otras cuestiones en boga como son la ideología de género -al afirmar que rechaza "una sociedad en la que cada deseo se convierte en derecho"- o a la eutanasia, criticando "que sea definida como inútil la vida de un discapacitado, de un anciano o de cualquiera que no se adapte al canon del perfecto consumidor".

En cuanto a las uniones homosexuales, también ha dejado clara su postura: si bien no es favorable a considerarlas como un matrimonio, tampoco se opondrá al "derecho" que suponen las mismas.

"Creo que todos somos iguales y creo que cada uno tiene derecho a amar a quien quiera, y que el Estado debe ocuparse de sus propios asuntos. Hoy existen uniones civiles y en Italia puedes unirte oficialmente con quien quieras; no propondré quitar este derecho", le dijo a Marco Marras, un activista homosexual que trató de boicotear un acto político de Meloni.

A una amplia distancia del partido vencedor, el Partido Democrático de Enrico Letta ha obtenido un segundo puesto con el 19,27% de los votos, seguido del Movimiento 5 Estrellas, que vio reducido su nicho de votantes del 32 al 15% de los electores. Terzo Polo (Italia Viva y Azione), el partido de centro del ex primer ministro Matteo Renzi obtuvo un 8%. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda