Miércoles, 28 de julio de 2021

Religión en Libertad

El Papa reconoce el martirio de 12 redentoristas asesinados en Madrid en 1936: serán beatificados

Mártires redentoristas de Madrid de 1936 - el Papa reconoce el martirio de 12, serán beatificados
Mártires redentoristas de Madrid de 1936 - el Papa reconoce el martirio de 12, serán beatificados

ReL

Este sábado se ha difundido nueva información de la Congregación de la Causa de los Santos por la cual el Papa Francisco ha confirmado que Vicente Nicasio Renuncio Toribio y otros 11 compañeros (5 sacerdotes redentoristas y 6 hermanos legos) murieron como mártires en 1936 durante la persecución anticatólica en Madrid. Por ello, serán beatificados.

Los nuevos mártires beatos serán:

- Vicente Nicasio Renuncio Toribio
- Crescencio Severo Ortiz Blanco,
- Ángel Martínez Miquélez
- Bernardo Sáiz Gutiérrez,
- Niceto Pérez del Palomar Quincoces
- Gregorio Zugasti Fernández de Esquide,
- Aniceto Lizasoain Liizaso,
- José María Urruchi Ortiz,
- José Joaquín Erviti,
- Donato Jiménez Bibiano,
- Antonio Girón González
- Rafael Perea Pinedo.

Pertenecían a dos comunidades redentoristas de Madrid: la del Santuario del Perpetuo Socorro y la de San Miguel Arcángel, anexa a la iglesia de la Nunciatura Apostólica.

La web de los redentoristas (Redentoristas.org) da más detalles sobre sus mártires de Madrid en 1936. También el sacerdote historiador especializado en mártires Jorge López Teulón aquí en ReL. Y también es recomendable al respecto el blog Testigos de la Redención (aquí).

El sacerdote redentorista Antonio. M. Quesada ha resumido así el itinerario martirial de esos mártires en Madrid.

Tres asesinados en la Casa de Campo el 20 de julio

P. Crescencio Ortiz Bianco (Pamplona 1881), P. Ángel Martínez Miquélez (Funes – Navarra 1907) y Gabriel (Bernardo) Saiz Gutiérrez (Melgosa – Burgos 1896). Los tres pertenecían a la Comunidad de San Miguel, a donde los 2 primeros acababan de ser destinados. El 20 de julio de 1936, a las 12.30 de la mañana salieron de la residencia para refugiarse en un piso cercano. Sorprendidos por una muchedumbre de gente que venía eufórica por la caída del Cuartel de la Montana, fueron detenidos, llevados a una checa y martirizados esa misma tarde en la Casa de Campo, junto a otros detenidos de la ciudad. Sus cadáveres fueron inhumados junto a los caídos del Cuartel de la Montana.

Un anciano casi ciego; una señora los escondía: los denunciaron

H. Nicesio Pérez del Palomar Quincoces (Tuesta – Alava 1859) y H. Gregorio Zugasti Fernández de Esquide (Murillo de Yerri – Navarrà), ambos de la Comunidad del Perpetuo Socorro. El primero estaba casi ciego y el segundo se responsabilizó de su cuidado. Escondidos en casa de un sacerdote diocesano, el portero amenazó al dueño de la casa, por lo que los Hermanos decidieron irse para no comprometerlo. Escondidos en un sótano-almacén de la Editorial del PS, una señora de la calle Covarrubias los acogió en su casa. El del inmueble avisó a la checa instalada en la calle Nicasio Gallego, y los milicianos procedieron a su detención el 14 de agosto de 1936; esa misma madrugada murieron martirizados en el km. 8 de la carretera de Valencia. Sus restos fueron inhumados en el cementerio de Vallecas y posteriormente trasladados a nuestro panteón de la Almudena.

Collage con mártires redentoristas de Madrid de 1936
Collage con mártires redentoristas de Madrid de 1936

Cuatro localizados y asesinados en agosto

H. Aniceto Lizasoain Lizaso (Irañeta – Navarra 1877), también de la comunidad del Perpetuo Socorro. Hospedado en la casa de Dña. Emilia Alcázar, madre del P. Hortelano; para mayor seguridad se le buscó una pensión en la calle Larra. Alguien avisó a los milicianos que lo detuvieron y martirizaron el 18 de agosto de 1936 junto al cementerio de Chamartín. Sus restos descansan actualmente en el Valle de los Caídos.

P. José M.ª Urruchi (Ayudas Burgos 1909) y H. Pascual (José Joaquín) Erviti Insausti (Echalecu – Navarra 1902), ambos igualmente de la Comunidad del Perpetuo Socorro. Hospedados por una familia en la calle Manuel Silvela nº 3, fueron delatados. En la mañana del 21 de agosto de 1936 llegaron los milicianos y llevaron arrestados a una checa a los dos redentoristas y al dueño de la casa por haberles dado cobijo. Sus cuerpos fueron recogidos en la carretera de Getafe la mañana siguiente. Sus restos están inhumados en nuestro panteón de la Almudena.

P. Antonio Girón González (Campo – León 1871) de la comunidad del Perpetuo Socorro fue alojado por las Hermanitas de los Pobres de la calle Almagro. Ante el aviso de un posible registro fue trasladado al asilo que tienen las mismas Hermanitas en la calle Doctor Ezquerdo. Allí compartió vida con el P. Requejo, un sacerdote paúl ya beatificado. Ambos fueron delatados por un anciano y martirizados el 30 de agosto de 1936 en la Fuente Carrantona, término de Vallecas. Sus restos están en el Valle de los Caídos.

P. Donato Jiménez Viviano (Alaejos – Valladolid 1873), de la Comunidad de San Miguel. Después de estar en otros lugares, se refugió en la vivienda de la Farmacia de la Reina Madre, en la calle Mayor. Lo detuvieron el 15 de septiembre de 1936 y lo llevaron a la checa de Fomento donde pasó varios días en los calabozos. Fue martirizado el 18 de septiembre en el km. 12 de la carretera de Burgos, en el término de Fuencarral, en cuyo cementerio fue inhumado.

En la checa de Fomento y las fosas de Paracuellos

H. Máximo (Rafael) Perea Pinedo (Múrita – Burgos 1903), de la comunidad del Perpetuo Socorro. Hospedado en varios hogares, terminó en una pensión del Barrio de las letras de Madrid donde fue detenido y llevado a la checa de Fomento. Su cadáver apareció martirizado en la Ciudad Universitaria el 3 de noviembre de 1936. Sus restos reposan en el Valle de los Caídos.

Vicente Renuncio Toribio (Villayuda – Burgos 1876). Se refugió en varios hogares y fue detenido como indocumentado el 17 de septiembre de 1936 e ingresado ese mismo día en la Cárcel Modelo. Consiguió, a través de un amigo, que el P. Machiñena fuese llevado a su misma celda. Al ingresar en la prisión se creó una nueva identidad con su segundo nombre y tercer y cuarto apellido, pero se delató a sí mismo al ejercer el ministerio sacerdotal en los patios de la cárcel. Lo sacaron de la prisión en la primera de las sacas el 7 de noviembre de 1936 y fue martirizado en las fosas de Paracuellos de Jarama, donde reposan sus restos.

Un proceso con mucha documentación

Antonio Quesada señala que "las investigaciones para el proceso comenzaron nada más terminar la contienda, lo que facilitó una gran cantidad de documentación de primera mano. Completada esta, la fase diocesana del proceso se inició en 2006 y culminó con la sesión de clausura celebrada el 27 de noviembre de 2007 en el Perpetuo Socorro de Madrid. La Positio fue presentada en Roma en marzo de 2019".

Quesada comenta que compartieron martirio y riesgos personas que no eran redentoristas. Por ejemplo, Lino Vea Murgía y Bru, fue el sacerdote que hospedó a los hermanos Nicesio y Gregorio. "Fue amenazado por haber acogido a los redentoristas. También él fue martirizado el día 17 de agosto de 1936 en el cementerio de la Almudena. Roberto González Nandín y Sobrino y su esposa acogieron al P. José M.ª Urruchi y al H. Pascual (José Joaquín) Erviti en su domicilio de Manuel Silvela 3. No tenían hijos y vivían con la madre del marido. Cuando fueron descubiertos los redentoristas. D. Roberto estaba en su trabajo, le obligaron a regresar y se llevaron y martirizaron a los tres".

Quesada señala que "su proceso está aún en fase diocesana y se tramita en la diócesis de Madrid. Su memoria debe permanecer unida a la de nuestros cohermanos. Esperemos que pronto podamos celebrar litúrgicamente la memoria de todos ellos".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda