Lunes, 30 de enero de 2023

Religión en Libertad

La Leyenda Negra, un ataque al catolicismo, afirma el autor de «Nada por lo que pedir perdón»

Marcelo Gullo: «La Hispanidad no es más que la catolicidad hecha pueblo, la Cristiandad americana»

Marcelo Gullo.
El profesor Marcelo Gullo desentraña el hilo de la Historia para mostra que la Leyenda Negra es antes anticatólica que antiespañola, incluso antiespañola por anticatólica.

Juan M. Santos

Marcelo Gullo Omodeo (1963) es argentino, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad del Salvador (Buenos Aires) y ha realizado estudios de postgrado en la Universidad de Ginebra y en la Escuela Diplomática de Madrid. Un geopolitólogo hispanista cada vez más en alza que ha alcanzado un notable reconocimiento por su anterior libro, Madre Patria (por el que recibió en 2021 el Premio ReL en la categoría Buenas Letras) y que ahora vuelve con otra obra en la que reivindica la herencia hispánica: Nada por lo que pedir perdón (Espasa). Nos recibe en su casa de Rosario, Argentina, y hablamos con él de los aspectos religiosos y geopolíticos de la Hispanidad.

-Profesor Gullo, ¿nos puede hablar de la relación entre Hispanidad y religión?

-La Hispanidad no es más que la catolicidad hecha pueblo, es decir, la catolicidad hecha carne. Lutero rompe en dos la Cristiandad. El norte de Europa se aparta de la misma consagrando el principio de que es bueno lo que es útil y es útil aquello que hace ganar dinero. Francia acaba por ser católica sólo en nombre. Y España, donde sí permanece vivo el espíritu católico, es la única nación relevante entonces y construye la Cristiandad americana. La Hispanidad es, por tanto, la Cristiandad de la América hispana sumada a la Cristiandad de las Españas peninsulares.

-¿Cuáles son los componentes religiosos de la Leyenda Negra?

-La Leyenda Negra es más que un arma contra España. Pero, yendo a las esencias, la Leyenda Negra es un ataque al catolicismo. España se mantiene fiel al catolicismo, algo de lo que tristemente parece haberse olvidado la Iglesia hoy día. El mundo protestante no sólo ha derrotado históricamente a España: su objetivo profundo es derrotar la catolicidad. El ataque a la Hispanidad es, en último extremo, un ataque al catolicismo.

-En su último libro pasa revista a los distintos enemigos históricos de las Españas (Inglaterra, Holanda, Francia, Alemania …), pero pareciera que usted considera a la anglosfera el enemigo más cualificado.

-El imperialismo británico, que acaba por ser de corte calvinista, toma cuerpo en las islas británicas porque hay dentro de Inglaterra un sector político-económico que desea quedarse con los bienes de la Iglesia y con América. Para ello hay que destruir al catolicismo y a España; pero el pueblo inglés es entonces profundamente católico, y no es enemigo del pueblo español. Tienen, por tanto, que cambiarle el ADN al pueblo inglés y han de empujarlo al bando de la Reforma [protestante], eliminar su catolicismo y convencerlo de que España es la ramera del Papa, que el Papa es el Anticristo y España es la prostituta del demonio. Así el pueblo inglés puede admitir la guerra contra España y contra la catolicidad.

»Cuando se rompe la Cristiandad aparece la Hispanidad como refugio de la misma por un lado y el falso Occidente por otro. Ese falso Occidente, la Europa nórdica-protestante, que antaño fuera Occidente cristiano, borra lo cristiano de él mismo y derrota a la Hispanidad. A partir de la plena consagración de la hegemonía británica -después de la derrota de Napoleón y balcanización de Hispanoamérica en repúblicas impotentes- Occidente es sinónimo de imperialismo.

-Hablemos del mundo anglosajón del otro lado del “charco”. ¿Leyenda Negra y 'Destino manifiesto' de los Estados Unidos están relacionados?

-Claro que lo están. Los protestantes puritanos que van a los Estados Unidos se consideran un nuevo pueblo elegido por Dios. Creen que están haciendo un viaje similar al del pueblo hebreo cruzando el Mar Rojo cuando cruzan en Atlántico. El 'Destino manifiesto' es construir la Nueva Jerusalén en América.

Marcelo Gullo, 'Nada por lo que pedir perdón'.

Pincha aquí para adquirir ahora 'Nada por lo que pedir perdón'.

»Su concepción es que el hombre ha sido aniquilado por el pecado original y que Cristo ha venido para salvar sólo a unos pocos, que son -por supuesto- ellos. Consideran que todos esos aborígenes que hay en América están muertos por el pecado original y, si están muertos espiritualmente, lo que hay que hacer es matarlos físicamente. Si para ello tienen que matar a todos los indios, hay que matarlos; y si hay que robar todos los territorios de América a todos los indios, incluidos a los de la América española, hay que quitárselos. El lema que ellos mismos proclaman asevera que “el mejor indio es el indio muerto”. Pero ese lema tiene una profunda raíz teológica incomprensible fuera de la cosmovisión calvinista-puritana.

-Usted reivindica en su último libro la herencia de la Reconquista y lo que ésta conforma. ¿De qué manera influye la Reconquista en la Hispanidad?

-La Conquista de América no es más que la prolongación de la Reconquista en el territorio americano. Así lo han entendido hispanistas lúcidos, aunque no fuesen católicos, como por ejemplo el socialista peruano José Carlos Mariátegui, el comunista argentino Rodolfo Puigrós o el trostkista-marxista Jorge Abelardo Ramos.

»España, entendida como las Españas, era un estar en peligro de extinción y muerte permanente ante la agresión del imperialismo mahometano avasallador, por un lado, y el imperialismo calvinista-británico balcanizador por otro. La Cristiandad americana forjada por España está lejos del frente de la lucha anti-islámica, que queda en el Mediterráneo y en Europa oriental, pero sí se enfrenta al imperialismo calvinista-británico. En ambos casos se trata de un proceso de lucha contra el imperialismo.

-También señala en su libro que cuando el Papa Francisco era el padre Jorge no había nada por lo que pedir perdón y ahora todo desde el Vaticano son peticiones de perdón por la obra de España en América.

-Yo cierro el libro con un discurso muy importante del padre Jorge Mario Bergoglio el 27 de Mayo de 1975, en el Colegio del Salvador, en una circunstancia muy difícil en Argentina, donde grupos de extrema izquierda querían derrocar al gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón, un gobierno profundamente católico e hispanista. Había que tener mucha valentía en aquel entonces para salir en ese momento histórico en defensa de la Hispanidad. Porque eso era acusar a estos grupos que se habían infiltrado en el peronismo y estaban hostigando al gobierno. Y el padre Bergoglio dijo en ese momento la verdad histórica: que la Conquista de España no había sido una empresa, sino una misión. Que no había tenido fines comerciales y mercantiles, sino el noble propósito de un pueblo que quiso trasladar el mensaje del Evangelio a tierras americanas. Tierras que antes de la llegada de los españoles no eran el paraíso, sino el infierno.

»¿Por qué en el seno del Vaticano se ha cambiado de postura? No lo sé. Habría que preguntárselo al Papa. Me limito como historiador a exponer el documento donde el padre Bergoglio expresó de forma contundente que la Conquista española de América no fue en pos de oro, sino para llevar el Evangelio cumpliendo el mandato póstumo -como él mismo dice- de la Reina Isabel la Católica.

-El profesor Miguel Ayuso suele insistir mucho en la Hispanidad como Christianitas minor, como consecuencia la ruptura de la Christianitas major por el protestantismo. ¿Cómo se puede conciliar este desgajamiento con la defensa de Lutero que se da hoy en la Iglesia?

-Lutero es una figura indefendible. Él va a dar su visto bueno para que la nobleza alemana asesine a 130.000 campesinos germanos que habían creído en su palabra y habían sido sus primeros aliados. Lutero entiende que con los campesinos no va a ninguna parte y que ha de aliarse con los nobles para que estos se queden con las tierras de la Iglesia y no los campesinos, que ya las poseían y trabajaban porque la Iglesia se las alquilaba a un precio muy bajo.

»Vivimos hoy día en un falso ecumenismo que nos ha llevado a reivindicar a un personaje que promovía el exterminio. Sus sermones antisemitas mandaban al pueblo alemán a exterminar judíos y sus sermones contra los campesinos incitaban a los nobles alemanes a matar al campesinado. Si los alemanes llamaron a Milosevic “el carnicero de los Balcanes”, con la misma vara ellos deberían llamar a Lutero “el carnicero de la Germania”.

-En “Madre Patria” se afirma lo que la Hispanidad hizo y se niega lo que no hizo. En “Nada por lo que pedir perdón” se cuenta lo que los enemigos de las Españas hicieron y se esboza un significado de la Hispanidad. ¿Aquí se acaba esto o va haber una trilogía que continúe esta línea argumental? ¿Qué viene después?

-Bueno, el desarrollo es explicar después de haber visto los hechos de España en América y que estos fueron juzgados por un tribunal arbitrario, metafóricamente hablando, de holandeses, anglosajones y franceses es por qué España hizo eso. Y eso implica entender el aspecto misional de España. Las hazañas de los frailes españoles en América: agustinos, dominicos, franciscanos, jesuitas, etc. De eso versará mi próximo libro.

Otra entrevista de Juan M. Santos a Marcelo Gullo donde ahonda algunos de los puntos abordados en ésta.

»Ese tribunal, por cierto, tiene sus manos manchadas de sangre con los crímenes más atroces de la historia de la humanidad. Sirvan de ejemplos, entre otros muchos que cuento, el genocidio de los franceses que masacró a su propia gente de La Vendée por el mero hecho de permanecer católicos durante la Revolución Francesa, una auténtica máquina de imponer terror pese a sus proclamas de “fraternidad”, negándoles los derechos humanos más elementales, o el exterminio de toda la población de Tasmania a manos de los ingleses.

»Los frailes españoles son los que realmente van a cambiar América. Antes de la llegada de los misioneros españoles a América lo que reinaba era el imperialismo antropófago azteca, el canibalismo de los pijaos en Colombia, el imperialismo avasallador y embrutecedor de los incas, o el machismo embrutecedor -acompañado también de antropofagia- de los guaraníes, etc. De todo eso América sale no por imposición, sino por el convencimiento de la población indígena de que la propuesta religiosa de los misioneros es muy superior, tanto como lo es un Dios de Amor frente a sus dioses antiguos de terror.

Pincha aquí para adquirir ahora 'Nada por lo que pedir perdón'.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda