Jueves, 18 de julio de 2019

Religión en Libertad

Blog

Papúa Nueva Guinea y la Virgen María

«De Maria numquam satis!», decía con razón san Bernardo. «Acerca de María nunca será suficiente», repetimos nosotros en castellano. Sobre María jamás se dirá lo suficiente y no existe persona en este mundo capaz de cantar todas sus glorias como ella merece. No, siempre habrá algo más para decir sobre la Virgen. Ella es, para nosotros –que no para Dios–, inagotable.

Pero antes de comenzar estas breves líneas hay un detalle que no debe pasarse por alto: los primeros sacerdotes llegaron a estas tierras recién en 1961. Hace poco más de 50 años. Es tierra aún virgen de evangelización. El evangelio recién ahora está comenzando a conocerse y para que se impregne en la sociedad aún deben pasar unas cuantas generaciones. Y por eso cabe preguntarse: ¿qué sabe entonces esta gente sobre la Virgen María?

 


Es cierto. Tal vez la gente de esta zona conozca muy poca teología. Nada, me atrevería a decir. Pero hay algo que sí conocen muy bien: el catecismo. Sí, el catecismo. Ese catecismo que uno aprende a los 7 u 8 años cuando se prepara para recibir la primera comunión. Tal vez no sea mucho, pero basta para saber quién es Jesús, y por lo tanto, saber también quién es su madre. Y el catecismo sencillo pero bien explicado basta y sobra para enamorarse de ambos. Y amarlos.

¿Y qué decir entonces sobre el amor que le tienen a la Virgen aquí en Papúa Nueva Guinea? Numquam satis! Podríamos escribir cientos de páginas... pero una vez más no sería suficiente. Es necesario verlo. Es necesario estar aquí. Y estando aquí, es necesario aprender. ¡Cuán ciertas y cuán claras son las palabras de Jesús de que el Reino de los Cielos es de los sencillos y no de los sabios según los criterios de este mundo!

 


La devoción a la Virgen María en estas tierras llama la atención de modo especial los meses de mayo y octubre. Durante estos dos meses todas las noches la gente se reúne a rezar el rosario en alguna capilla o en alguna casa de familia. Se reza, se canta, se la honra como merece. Durante estos meses los sacerdotes literalemente nos cansamos de confesar. Nos cansamos de bendecir imágenes y rosarios. Es necesario ver cómo la adornan con las más variadas flores que uno pueda imaginarse, o con collares de caracoles, o con plumas de aves exóticas. Es necesario estar aquí para escuchar cientos de niños con voces estridentes que no se cansan de cantarle y de llamarla «Mamá». De hecho, aquí no se la llama «Virgen María» sino «Mamá María». Es hermoso preguntarle a las niñas cómo se llaman y escuchar decir: «Me llamo Fátima», «Mi nombre es Lourdes» o «Mi nombre es Luján».

¡Y qué decir de las procesiones en honor de la Virgen! Los domingos una hermosa imagen de la Virgen recorre las aldeas, y se la lleva de procesión de una aldea a la otra. Y las distancias no son cortas... a veces incluso demasiado largas. Estamos hablando de horas y horas de caminata. Descalzos. Con calores terribles. Otras veces con lluvia. Otras veces debiendo atravezar a pie caudalosos ríos, y acá no está Moisés para abriles las aguas y hacerlos pasar a pie enjuto hacia la otra orilla. Pero nada de esto los frena.

¡Con cuánta rapidez se arraigan las devociones populares! ¡Con cuánta alegría la gente participa de las novenas en su honor, de las fiestas en su nombre o de las procesiones para acompañarla durante el camino!

Les dejo algunas fotos para que intenten imaginarse y para que podamos imitar y aprender de los que son sencillos y de pocas letras según el mundo, pero grandes y sabios a los ojos de Dios.

 

P. Tomás Ravaioli, IVE

Misionero en Papúa Nueva Guinea

 

 

Email: ive.png@gmail.com

 

Facebook: www.facebook.com/ivepapuanuevaguinea/

 
 

 

  

 








 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como ésta sólo las podremos seguir haciendo SI TU NOS AYUDAS

DONA AHORA