Jueves, 01 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Parece injusto. Comentario para Matrimonios: Lucas 12, 39-48

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

Al que mucho se le dio, mucho se le reclamará.
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 12, 39-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón velaría y no le dejaría abrir un boquete en casa.
Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre».
Pedro le preguntó:
«Señor, ¿dices esta parábola por nosotros o por todos?».
Y el Señor le dijo:
«¿Quién es el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para que reparta la ración de alimento a sus horas?
Bienaventurado aquel criado a quien su señor, al llegar, lo encuentre portándose así. En verdad
os digo lo pondrá al frente de todos sus bienes.
Pero si aquel criado dijere para sus adentros: “Mi señor tarda en llegar”, y empieza a pegarles a los criados y a criadas, a comer y beber y emborracharse, vendrá el señor de ese criado el día que no espera y a la hora que no sabe y lo castigará con rigor, y le hará compartir la suerte de los que no son fieles.
El criado que, conociendo la voluntad de su señor, no se prepara ni obra de acuerdo con su voluntad, recibirá muchos azotes; pero el que, sin conocerla, ha hecho algo digno de azotes, recibirá pocos.
Al que mucho se le dio, mucho se le reclamará; al que mucho se le confió, más se le pedirá».

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Parece injusto.

Si Dios permite que unos tengan más y otros menos, es porque estamos llamados a la compasión, y a compartir cada uno aquello de lo que tenemos más con los que tienen menos. Dios permite esta aparente injusticia para que nos necesitemos unos a otros, no para que presuman los que más tienen o sometan a los que tienen menos. No para que nos pongamos unos por encima de los otros utilizando los dones que Él nos da.
Todo es de Dios, nada es nuestro. Él es el Dador de todo y nosotros los administradores. Esperemos que Dios nos encuentre dando a otros lo que Dios nos ha entregado para que lo administremos.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Ana: Vamos a planificar nuestro matrimonio y nuestra familia poniendo encima de la mesa todo lo que Dios nos ha dado a cada uno y viendo cómo lo administramos y compartimos. ¿Te parece bien?
Carlos: Me parece fenomenal. Vamos anotándolo y decidimos cómo lo vamos a compartir. Por ejemplo, a mí se me dan bien los números ¿Te parece que administre yo la economía del hogar y las inversiones?
Ana: Me parece perfecto. Pero no abuses controlándolo todo ¿vale?
Carlos: No, es un servicio, no una imposición.
Ana: Perfecto. A mí me ha dado más iniciativa. ¿Te parece que me ocupe de tener una vida rica en experiencias buenas y en la que nos adentremos en temas profundos?
Carlos: Me parece estupendo. Ya estoy desenado ver qué nos vas organizando para crecer personal, espiritualmente y como familia. A mí se me da bien ordenar. ¿Te parece que colabore ordenando las cosas de la casa para que esté todo en su sitio?
Ana: Me parece estupendo, porque yo soy un poco caótica. En cambio, yo soy más puntual. ¿Me encargo de la gestión de los horarios? También me encargaré de la cocina, que, aunque no me gusta mucho pero se me da bien.
Carlos: Perfecto. Anotado. Yo soy un desastre para la puntualidad, pero te tengo a ti. Entregarnos nos va a costar, pero hemos nacido para amar entregándonos.
(Y así, encontró el Señor a Ana y Carlos administrando sus bienes a sus horas)

Madre,

Mucho nos ha entregado Dios. Que no nos apoderemos de sus bienes, sino que los administremos según Su justicia. Alabado sea Dios que nos ha dado suficiente para todos.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda