Sábado, 21 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Los Consagrados del Papa Francisco

En este año de la Vida Consagrada el Papa Francisco ha dirigido una Carta Apostólica  a todos los Consagrados. El horizonte lo señala con unas palabras del Papa Juan Pablo II. “¡Vosotros no solamente tenéis una historia gloriosa para recordar y contar, sino una gran historia que construir! Poned los ojos en el futuro, hacia el que el Espíritu os impulsa para seguir haciendo con vosotros cosas grandes”.

   La Carta interesa a los fieles que tienen relación espiritual con los distintos carismas de los Consagrados, sino también a toda la Iglesia. La presencia de los Consagrados ha sido fundamental en su desarrollo. “¿Qué sería de la Iglesia sin San Benito y San Basilio, sin San Agustín y San Bernardo, sin San Ignacio de Loyola y Santa teresa de Jesús, sin Santa Ángela Mérici y San Vicente de Paul? La lista se volvería casi infinita, hasta san Juan Bosco y la Beata Teresa de Calcuta”.

   El documento comprende tres partes: Objetivos d ela Vida Consagrada. Expectativas de la Vida Consagrada. Horizontes.

   En la primera parte, señala el Papa que debemos mirar al pasado con gratitud. A lo largo de los siglos, los Consagrados han escrito una historia extraordinaria en la Iglesia del Señor. Conocer la propia historia ayuda a mantener el carisma y la unidad de la familia junto el sentido de pertenencia de sus miembros. No se trata de hacer arqueología sino de descubrir en los Fundadores y en sus mejores hijos la inspiración de sus ideales. Así, con las debidas acomodaciones, las podremos vivir hoy día. Vivirlas con pasión.

     La pasión surge de la adhesión a Jesucristo: “Hemos de preguntarnos también: ¿Jesús es realmente nuestro primer y único amor, como nos propusimos cundo profesamos nuestros votos? Solo si es así, podemos y debemos amar en la verdad y en la misericordia a cada persona que nos encontramos por el camino, porque habremos aprendido de él qué es el amor y cómo amar: sabremos amar porque tenemos su mismo corazón”.

   Vivir con pasión en ser expertos en comunión. En medio de un mundo de enfrentamientos, una Comunidad testimonia cómo se pueden vivir las relaciones fraternas.

    Mirando al futuro con esperanza. No mirándonos a nosotros mismos ni a las obras. Aquel que nos llamó sigue fiel. (Jr 1, 8) Y con palabras del papa Benedicto XVI: “No os unáis a los profetad de desdichas que proclaman el final o el sinsentido de la vida consagrada en la Iglesia de nuestros días; revestíos más bien de Jesucristo y poneos las armas de la luz-como exhorta San Pablo (Rm 13, 1114) permaneciendo atentos y vigilantes”. Corresponde especialmente a los jóvenes conectar con el principio para dar la respuesta adecuada en el presente”.

   Para las expectativas de este año, el Papa señala horizontes formidables. La Iglesia crece por atracción no por proselitismo. “¡Sí, la vida consagrada no crece simplemente porque organicemos preciosas  campañas vocacionales, sino porque las jóvenes y los jóvenes que se encuentran con nosotros se sientan atraídos por nosotros, si nos ven hombres y mujeres felices! Igualmente su eficacia apostólica no depende de la eficacia y del poder de los medios. Es vuestra vida la que debe hablar: una vida de la que trasluzcan la alegría y la belleza de vivir el Evangelio y de seguir a Cristo”.

   El Papa nos marca caminos de apertura No refugiarnos en nosotros mismos sino abrir caminos hacia los demás según los distintos carismas. La fantasía del Espíritu ha generado nuevas  formas de vida. Así lo espera el papa Francisco de los Consagrados. “Hay una humanidad entera que aguarda: personas que han perdido toda esperanza, familias en dificultad, niños abandonados, jóvenes que ven cerrado su futuro, enfermos y ancianos abandonados, ricos ahítos de bienes y con un vacío en el corazón, hombres y mujeres en busca del sentido de la vida, sedientos de lo divino…

   No os repleguéis en vosotros mismos, no dejéis que os asfixien las pequeñas gescas caseras, no permanezcáis  prisioneros de vuestros problemas. Estos se resolverán se resolverán si salís a ayudar a los demás, a resolver los suyos y a anunciarles la Buena Nueva. Hallaréis la vida dando vida, la esperanza  dando esperanza, el amor amando”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA