Lunes, 26 de septiembre de 2022

Religión en Libertad

Blog

Asturias 1934 (1)

por Jorge López Teulón

Pórtico en el 75 aniversario de nuestros mártires
El año 2011 nos trae nuevamente el recuerdo de nuestros mártires de la persecución religiosa en la España de los años 30, pues se cumple el setenta y cinco aniversario del martirio de la mayoría de ellos, que fueron sacrificados entre julio y diciembre de 1936. Pero antes, a través de una nueva serie de artículos exponemos por enésima vez porqué podemos usar la expresión “persecución religiosa en los años 30.
Como recordó Benedicto XVI cuando vino a nuestra nación el pasado mes de noviembre: “… en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un laicismo fuerte y agresivo, como lo vimos precisamente en los años treinta…”. Como ya hemos publicado, alguno podrá poner en duda la comparación (para no hacerlo solo hay que saber un poco de letras y de historia; esto es, saber leer y encontrar la información adecuada) pero no la afirmación: España fue profundamente anticlerical en los años treinta…
Como afirma don Alberto Royo “desde el primer momento comenzaron las acciones y las leyes del gobierno contrarias a la Iglesia: El 5 de mayo de 1931 fue expulsado de España el obispo de Vitoria, Mateo Múgica; el 15 de junio de 1931 fue expulsado igualmente el cardenal Segura, arzobispo de Toledo, Primado de España. El 28 de junio de 1931 hubo elecciones a Diputados para las Cortes constituyentes, alcanzando la mayoría los de izquierdas, extremistas y masones; poco después, el 14 de octubre de 1931: Aprobación del artículo 26 de la Constitución que sometía al Estado todas las confesiones religiosas y disolvía las Órdenes Religiosas; el 9 de diciembre de 1931: las Cortes aprueban la nueva Constitución de abierto carácter laico y antirreligioso; el 16 de enero de 1932: Orden del Director General de Primera Enseñanza obligando a los Maestros Nacionales a retirar de las Escuelas todo signo religioso, suprimiendo los Crucifijos; el 24 de enero de 1932: Decreto de disolución de la Compañía de Jesús y apropiación de sus bienes; el 17 de mayo de 1933: el Parlamento, casi por unanimidad, aprueba la Ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas...”
Por eso hablamos de persecución religiosa en los años treinta… porque además de todo esto, el 11 de mayo de 1931 (un mes después de la aprobación de la II República) en Madrid, Sevilla, Cádiz, Málaga, Valencia, Murcia, Alicante, y en muchos pueblos se incendiaron iglesias y conventos. Particularmente grave fue el caso de Málaga donde ardieron 22 conventos e iglesias. Y, luego llegaría lo de Asturias en 1934.
Trabajando en el proceso de los mártires de la Archidiócesis de Toledo al consultar “El Castellano”, diario católico de información que se editaba en Toledo desde principio de siglo XX, me he encontrado con una serie de artículos interesantes de reproducir ya que avalan las tesis de que la persecución no solo debe enclavarse en el marco de la guerra o en el año 36 sino en lo que llamamos el periodo de la gran persecución de 1931 a 1939. De hecho, los diez primeros santos canonizados de esta persecución fueron los Hermanos de La Salle de Turón martirizados junto a su capellán el 9 de octubre de 1934:
 
También de La Salle, es el tarraconense Jaume Hilari Barbal, fusilado en Tarragona el 18 de enero de 1937. Los diez fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 29 de abril de 1990 y canonizados el 21 de noviembre de 1999.
Así que, antes de nuestras memorias históricas, en 1999 la Iglesia había canonizado a sus primeros mártires (las beatificaciones comenzaron en 1987) y curiosamente ninguno había sufrido el martirio en el segundo semestre de 1936.
 
El Castellano, sábado 3 de noviembre de 1934.
En la edición de este día apareció la Relación oficial de los 34 religiosos asesinados en Asturias
            OVIEDO. –Por la Junta Diocesana de Acción Católica se ha confirmado que los sacerdotes y religiosos muertos durante la revolución son los siguientes:
            Don Juan Puertes Ramón, provisor de la diócesis; don Aurelio Gago, secretario de Cámara del Obispado; don Ramón Cossío González, párroco de Oviedo; don Francisco Sanz Baztan, canónigo de la catedral de Oviedo; don Tomás Zuero Covielles, ecónomo de Moreda; don Manuel Muñiz Lobato, ecónomo de Valdecuna (Mieres); don Luciano Fernández Martínez, párroco de La Rebolleda (Mieres); don Joaquín del Valle Villa, párroco de Olloniego; don Venancio Prada Morán, regente de Sama; don Graciniano González Blanco, ecónomo de San Esteban de las Cruces.
            Seminaristas: Don Gonzalo Zurzo Fanjul, don Ángel Cuatas, don Mariano Zuares, don José María Fernández Muñoz, don Juan Castañón y don Jesús Prieto, y otros siete, cuyo paradero se ignora, y que se teme hayan fallecido.
            Los Hermanos de la Doctrina Cristiana, que eran profesores de la escuela de Turón, don Cirilo Bertrán, don Marcelino José, don Victoriano Pío, don Julio Alfredo, don Benjamín Julián, don Benito de Jesús, don Agustín Andrés y don Aniceto Adolfo.
            Religioso padre Eufrasio del Niño Jesús, padre jesuita Emilio Martínez Martínez, un Hermano de la misma Orden, don Juan Bautista Arconada.
            Padres Paúles don Vicente Pastor y don Tomás Pallarés; hermano coadjutor don Salvador González y el padre Inocencio, pasionista de Mieres.
En total, treinta y cuatro, de los que se sabe con seguridad que fueron asesinados. Se teme que haya más de los que aún no se tienen noticias concretas.
 
El Castellano, viernes 26 de octubre de 1934
Una semana antes, el 26 de octubre de 1934, se hacía una crónica narrando los detalles del asesinato del prior de los Carmelitas de Oviedo. Se trata del Beato Eufrasio del Niño Jesús (Eufrasio Barredo Fernández), fue fusilado el 12 de octubre de 1934 en el mercado de San Lázaro después de negársele la clemencia, que pidió tras ser torturado. Su cuerpo nunca se recuperó y fue incinerado con las demás víctimas de esos días. Fue beatificado en Roma el 28 de octubre de 2007. “El Castellano” lo narra así:
Se conocen detalles del asesinato del prior de los Carmelitas, Eufrasio Barrero, muerto también a manos de los revolucionarios. Cuando los rebeldes asaltaron el convento, los padres carmelitas huyeron como pudieron. Al intentar hacerlo, el padre Eufrasio se cayó por una ventana y se produjo una luxación en una cadera. Imposibilitado para andar, cayó pues, en poder de los revolucionarios que, entre golpes e insultos, le condujeron a la prisión que habían habilitado en el Instituto, donde le dejaron tres días durante los cuales le maltrataron brutalmente.
Pasados estos tres días, le sacaron de su prisión cojeando. A la fuerza le hicieron subir en una camioneta, propinándole puntapiés y culatazos. En el vehículo le condujeron a San Lázaro y le hicieron entrar en el recinto destinado a mercado de ganado caballar, con objeto de fusilarlo allí. Al ver que sus verdugos le apuntaban, el padre Eufrasio intentó disuadirles abrazándoles, y rogándoles que no le mataran, pero aquellos ejecutaron la salvaje sentencia.
Durante algunos días se ignoró su paradero, y se llegó a creer en un principio que era el suyo alguno de los cadáveres que habían aparecido carbonizados en el Campo de San Francisco; pero después se tuvo una pista por unos niños que le habían visto descender de la camioneta y le habían reconocido, a pesar de que iba vestido de seglar.
Los padres carmelitas han realizado pesquisas en el lugar donde fue asesinado, y han logrado hallar un escapulario del Carmen y un poco de medicamento, cuya etiqueta indica que procede de Polonia, donde el padre Eufrasio había residido dos años. El cadáver todavía no ha sido hallado”.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda