Sábado, 21 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Las apuestas deportivas y el póker online crean un grave problema social

España, a la cabeza de Europa en jóvenes ludópatas: las nuevas tecnologías aceleran la adicción

Las apuestas online están provocando graves problemas de adicción, entre ellos, a muchos jóvenes y menores de edad
Las apuestas online están provocando graves problemas de adicción, entre ellos, a muchos jóvenes y menores de edad

J.L. / ReL

TAGS:

Las casas de apuestas online están invadiendo todos los ámbitos de la sociedad. Publicidades agresivas en televisión, patrocinio deportivo, famosos como reclamo y sedes físicas que van apareciendo como setas en los barrios y ciudades sustituyendo a los comercios tradicionales. En los barriadas más humildes de Madrid, por ejemplo, hay una cada cien metros.

Ante esta millonaria y agresiva ofensiva las víctimas van cayendo por miles, especialmente grave es el caso los menores de edad, a pesar de que está prohibido que puedan apostar. La ludopatía está generando grandes dramas personales y familiares, llevando a la pobreza y soledad a los adictos de una droga que viene de la mano de las nuevas tecnologías. 

Un problema de orden público

El propio Gobierno de España está ya intentando tomar cartas en el asunto y está planteándose prohibir la publicidad de estas casas de apuestas online especialmente para proteger a los menores.

casa-apuestas

Esta decisión viene planteada por las peticiones que el propio Defensor del Pueblo ha planteado al Ejecutivo ante el gran número de casos de adictos que se están dando debido al juego online. Para el Defensor, en el juego el fenómeno de su difusión sin control, y muy en especial si los jugadores son menores de edad, tiene unas características similares a las del consumo del tabaco o de drogas, destaca.

El rápido cambio del perfil del ludópata

Sin embargo, desde la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) alertan del rápido cambio de perfil del ludópata en este caso en España. Juan Lamas, su director técnico, explica al diario ABC que hace unos años el adicto al juego era mayoritariamente un hombre casado entre los 35 y los 45 años.  Pero en estos momentos, están llegando sobre todo casos de jóvenes entre los 18 y los 25 años.

Es relevante también el aumento de consultas de familias con hijos menores de edad en relación con los juegos de azar y apuestas que, a pesar de que legalmente no puedan apostar hasta cumplir los 18 años, consiguen jugar y, en muchos casos, convertirse en presas de los trastornos de la ludopatía”, explica.

Esta federación reconoce que los jugadores adictos son cada vez más jóvenes. A diferencia de hace una década donde el 75% de los casos eran adictos a las máquinas tragaperras y el resto a otras modalidades como rascas o la quiniela y hoy lo son los más jóvenes con las apuestas deportivas y el póker, todo ello online.

En 2011 se regularizó en España el juego online y desde ese momento se empezaron a llevar a cabo elaboradas y agresivas campañas de publicidad y promoción y que ahora copan los principales espacios televisivos y eventos deportivos.

España, a la cabeza de Europa

Juan Lamas señala que, precisamente, “entre 2012 y 2015 se apreció un crecimiento mayor de jóvenes en busca de ayuda para salir de su adicción al juego. En 2015, los menores de 26 años supusieron un 16% de las nuevas acogidas, mientras que antes de la legalización el porcentaje era escasamente del 3,8%”.

guillermo-ponce

Guillermo Ponce es un psiquiatra experto en adicciones

Por su parte, Guillermo Ponce, psiquiatra especializado en adicciones, da un dato demoledor: “España tiene la tasa más alta de jóvenes ludópatas (de entre 14 y 21 años) de toda Europa”.

Un problema especialmente grave en la adolescencia

La familiarización de los más jóvenes con las nuevas tecnologías digitales les expone de manera masiva a distintos servicios de juego. Por ello, este psiquiatra asegura que “numerosos estudios ya han señalado que la prevalencia entre los adolescentes de conductas de juego problemático es, por lo menos, el doble que en adultos”.

Uno de los motivos que propician este grave problema entre los adolescentes es el estado del desarrollo neurobiológico en esta etapa que provoca una mayor sensibilidad a las recompensas y una mayor propensión a implicarse en conductas de riesgo.

Del mismo modo, Ponce recalca que el efecto estimulante del juego puede ser capaz de aliviar transitoriamente estados de ansiedad y tristeza frecuentes en la adolescencia. “Además –añade el doctor Ponce- a estas edades hay una mayor dependencia del reconocimiento social en grupos de iguales, lo que determinaría un riesgo especial en aquellos en los que se presione para determinadas prácticas, como el juego o el uso de sustancias”.

casaa-apuestas

Las casas de apuestas online que se multiplican por pueblos y ciudades están repletas de jóvenes / Foto Javier Martínez (El Mundo)

Las nuevas tecnologías aceleran la adicción

“Está firmemente constatado que el inicio más temprano de estas prácticas se asocia con una mayor rapidez de la progresión a la ludopatía y una mayor gravedad de esta. Anteriormente había una media de 5-6 años desde el inicio de la conducta de juego hasta que se desarrollaba la adicción, mientras que en la actualidad, en solo unos meses se ven atrapados por el juego por la facilidad de acceder a él en cualquier lugar y las 24 horas del día”, agrega este psiquiatra.

Para Juan Lamas el problema tiene difícil solución en estos momentos, pues “la Administración considera el juego de azar como un mecanismo recaudativo, sin percibirlo como un canal adictivo que genera graves problemas, tanto en el propio individuo atrapado por el juego como en su entorno familiar, social… Es una adicción sin sustancias con consecuencias psicosociales muy graves y, por ello, el Estado debería asumir también parte de su responsabilidad a la hora de responsabilizarse de los costes de salud pública para recuperar a estos ludópatas desde edades cada vez más tempranas”.

De hecho, el director de Fejar recuerda que “en España, el 1% de la población juega de manera patológica; es decir, hay afectadas unas 400.000 personas, a lo que hay sumar el trastorno que genera en la familia, lo que supone que finalmente incide en un 2,5% de la población, un millón de personas, lo que es una cifra nada desdeñable”.

También le puede interesar:

 La ludopatía, al alza: “Al final era solo la adrenalina de apostar, ya no importaba ganar o perder”

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA