Lunes, 27 de mayo de 2019

Religión en Libertad

Tras el referéndum que legalizará el aborto toca seguir la lucha

Dolorosa derrota provida en Irlanda: una mentira, un ejemplo a seguir y un motivo para la esperanza

Pese a la dura derrota sufrida en Irlanda, el movimiento provida tiene motivos para no perder la esperanza
Pese a la dura derrota sufrida en Irlanda, el movimiento provida tiene motivos para no perder la esperanza

J.Lozano / ReL

Irlanda se ha convertido en el primer país del mundo que a través de un referéndum ha eliminado un derecho humano de su Constitución. Este pasado viernes un 66,6% de los que acudieron a las urnas decidieron eliminar la Octava Enmienda que reconocía “el derecho a la vida de los no nacidos y, atendiendo al derecho a la vida de la madre, garantiza que la ley abogue por el respeto, y siempre que sea posible, deberá defender y justificar ese derecho”.

En la capital, Dublín, el sí al aborto superó el 70%, y tan sólo en el condado de Donegal ganó el no a la eliminación de la enmienda constitucional.

Una lucha contra todo el establishment
Los activistas provida reconocen estar desolados, y más viendo el contundente resultado. Sin embargo, la campaña que han realizado durante ete tiempo ha sido intensa y buena, poniendo en aprietos y venciendo en numerosos debates a los defensores del aborto. Era gente joven, convencida y valiente que ha dado la batalla en todos los ámbitos, y que se han enfrentado a todo el establishment: el gobierno, los partidos políticos, los grandes medios de comunicación.


La batalla en el referéndum llegó a todos los rincones, farolas incluidas

La Iglesia Católica, pese a su histórica influencia en Irlanda, ha mantenido un perfil más bajo dejando la lucha a los laicos y a las asociaciones provida, pues en el país está muy desacreditada por los casos de abusos.
De hecho, uno de los argumentos más utilizados en la campaña abortista ha sido relacionar en todo el momento la oposición al aborto con una cuestión religiosa. Y para ello presentaban imágenes de obispos abroncando a las mujeres.

Aquella católica Irlanda fiel a su fe y que envió miles de misioneros ya no existe como tal. La voz de la Iglesia en la isla no tiene ya la fuerza de antaño, pese a su enorme presencia en la educación. La apatía y la mundanidad en su seno también ha conseguido adorcemecer la fe en el país.

"El resultado del referéndum es una profunda tragedia para el pueblo irlandés y para todo el mundo", dijo Marjorie Dannenfelser, líder provida. Recordó que "mientras que otras naciones occidentales, incluido Estados Unidos, accedieron al aborto extremo, Irlanda ha sido un faro de esperanza en defensa de los niños por nacer y sus madres".

Una base sólida y dinámica con la que seguir luchando
Una vez producida la derrota toca mirar al frente y continuar la lucha. Pese a que todo puede verse oscuro en este momento hay motivos para no perder la esperanza. Por un lado, se empiezan a dar ya ejemplos de sociedades que legalizaron el aborto y que van dando marcha atrás. Por otro lado, la campaña a favor de la vida que se ha llevado a cabo estos meses en Irlanda ha mostrado una base provida sólida, dinámica y con mucha energía. Hay también muchos jóvenes dispuestos a seguir la batalla.

"El aborto fue malo ayer. Sigue estando mal hoy. La constitución ha cambiado, pero los hechos no han cambiado", afirmaba en un comunicado el grupo provida Save the 8th. Ahí estará la clave en el futuro. El aborto será legal pero no por ello bueno. Y los hechos demostrarán que los argumentos con los que se ha legalizado se irán viniendo abajo.

Breda O´Brien ha defendido de manera incansable la vida desde el Irish Times, el principal diario irlandés, y que se volcó también a favor del aborto. Haciendo balance de los resultados recuerda a su país que el movimiento provida “no se ha rendido y no desaparecerá”.



Esta columnista afirma que miles de personas “han trabajado largas horas organizando, celebrando concentraciones, visitando, colocando folletos, escribiendo cartas, monitoreando la cobertura de los medios, usando las redes sociales y apareciendo en los medios tradicionales. Están agotados y afligidos”.

El ejemplo de EEUU
Sin embargo, O´Brien avisa que esta dura derrota también señala el camino a seguir y muestra el potencial con el que luchar a partir de ahora. “No se han dado por vencidos y no desaparecerán. La siguiente fase comienza ahora, inspirándose en países que han llevan durante décadas con la práctica profundamente inhumana del aborto, pero que aún tienen fuertes movimientos provida”, escribe.

Las miradas van inexorablemente dirigidas a Estados Unidos. Legalizado en los años 70, en este país se desarrolló una potente industria abortista. Sin embargo, los grupos provida no se dieron por vencidos y tras años de una intensa labor están viendo los frutos de tanto trabajo. El aborto está en su peor momento en Estados Unidos. La sociedad es cada vez más provida y cientos de abortorios están cerrando sus puertas.

El activismo provida ha logrado salvar miles de vidas y tras argumentar de manera insistente una y otra vez sobre los males del aborto, los políticos han empezado también a actuar aprobando legislaciones más restrictivas. Este es el camino a seguir.


Los grupos abortistas han utilizado el caso de Savita, completamente manipulado como símbolo del referéndum

El caso manipulado que ha provocado el referéndum
Y al igual que ocurrió en Estados Unidos en el que se legalizó el aborto, en el caso Roe versus Wade, a raíz de una mentira (puede leerlo aquí), en Irlanda se ha llegado a esta situación a través de otra falsedad.

En Irlanda ya están pidiendo que la nueva ley que se aprobará tras este referéndum se llame “Ley Savita”, en referencia a una mujer llamada Savita Halappanavar, que murió en 2012 en el Hospital de Galway estando embarazada de 17 semanas. Rápidamente, los defensores del aborto se apropiaron de este caso afirmando que había muerto debido a la inexistencia de una ley del aborto. El referéndum del pasado viernes proviene de ese caso, pues explotaron el caso durante años hasta lograr que se convocara la votación.

Sin embargo, la realidad era muy diferente y Savita falleció por septicemia (envenenamiento de la sangre). Tres investigaciones oficiales llegaron a la misma conclusión, y fue el que se produjo una negligencia por parte del hospital, que cuando quiso cambiar el tratamiento ya era demasiado tarde. Nada tuvo que ver el abortar o no. Pero eso daba igual a los que buscaban un caso que instrumentalizar
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a poder seguir adelante

DONA AHORA