Lunes, 26 de septiembre de 2022

Religión en Libertad

Michele Chronister repasa los fecundos frutos de la encíclica de San Pablo VI

Por qué la «Humanae Vitae» es tan actual: el problema para la mujer si se aceptara la anticoncepción

La mujer y la maternidad se benefician de una vida sin anticonceptivos.
La mujer y la maternidad se benefician de una vida sin anticonceptivos.

J.Lozano

Durante los últimos días se ha desatado la polémica ante la publicación por parte de la editorial vaticana de un volumen con las actas de un congreso de 2021 auspiciado por la Academia Pontificia para la Vida y en el que se recoge el uso de métodos anticonceptivos no naturales en determinadas circunstancias que “harían irresponsable” tener hijos.

Esta publicación no es un cambio de postura de la Santa Sede ni siquiera de la propia Academia, tal y como insiste Mónica López Barahona, que pertenece a la junta directiva de este organismo vaticano. Ha recordado que hubo voces discrepantes y contrarias a esta afirmación, y denunció que no se debería haber publicado sin la revisión de Doctrina de la Fe.

En realidad, lo que trasciende tras este nuevo intento de incluir los anticonceptivos como moralmente aceptables es otro ataque más a la Humanae Vitae de San Pablo VI, tan profética como vilipendiada durante este último medio siglo.

A lo largo de estos días están surgiendo voces por todo el mundo que inciden en este carácter profético. Una de ellas es Michele Chronister, teóloga, escritora y trabajadora del centro de planificación familiar de la Diócesis de San Luis (EEUU).

Por qué la Humanae Vitae todavía tiene razón”, titula su experiencia contada en Catholic Exchange. Desde hace seis años esta mujer trabaja en la Oficina de Planificación Familiar Natural de su diócesis. De cara a la semana de concienciación sobre la importancia de que en la Iglesia se conozcan los métodos naturales entrevistó a familias, médicos, etc. Y ha podido ver el bien que esta encíclica y todo lo que se desprende de ella hace a las personas.

Michele Chronister, defensora de la Humanae Vitae

Michele Chronister defiende la "Humanae Vitae" desde su propia experiencia personal y profesional.

“Cada persona con la que hablé reflexionó de alguna manera sobre cómo la planificación natural familiar es a la vez difícil y, sin embargo, tan buena. En mis casi trece años de utilizarla, mientras intentaba concebir con infertilidad secundaria o mientras intentaba evitar el embarazo debido a algunas razones graves de salud, he encontrado lo mismo. No es lo más fácil de practicar en el mundo, pero la bondad que proviene de ella, como la salud física para la mujer, salud relacional para la pareja, la oportunidad para que el hombre se sacrifique por el bien de la salud y el bienestar de su esposa, etc. hacen que la lucha valga más que la pena”, comenta.

De este modo, Michele asegura en la oficina hay dos comentarios que escuchan de las mujeres una y otra vez. La primera es: "¿Por qué no lo supe antes?". Explica que “criadas en una cultura que ve la fertilidad como un inconveniente en el mejor de los casos y una maldición en el peor, la mayoría de ellas nunca aprende la verdad completa sobre cómo funcionan sus cuerpos y cuán buenas e increíbles son sus hormonas y ciclos. ¡Simplemente no hay excusa para ocultar esta información básica de salud a las mujeres!”.

Además, recuerda que los métodos anticonceptivos son igualmente mandados para supuestamente resolver problemas de salud. “A las mujeres jóvenes y sanas se les ofrece rutinariamente esta forma de ‘cuidado de la salud’ que les priva de los beneficios naturales de sus cambios y ciclos hormonales. Esto puede provocar efectos secundarios graves en el momento, pero también puede generar problemas importantes en el futuro. Los cuerpos de las mujeres no están resquebrajados, y fingir que lo están no es atención médica real”.

El otro comentario que escuchan constantemente de muchas mujeres que pasan por la oficina es: "¡Por primera vez, sentí que no todo estaba en mi cabeza!”.

Michele Chronister habla de la Naprotecnología, técnica muy eficaz de fertilidad y de cuidado de la mujer desde un punto de vista ético. Es una alternativa poco conocida pero que ha abierto una vía importante en las directrices dominantes de la ginecología.

“Hemos escuchado innumerables historias de mujeres con períodos dolorosos o irregulares a quienes los ginecólogos comunes les dijeron que la única solución que podían ofrecerles era ‘tomar la píldora’. Por supuesto, esto solo enmascaró los síntomas y no curó la causa principal”, relata esta mujer.

Pero la Napro ha abordado numerosos problemas de la mujer desde un aspecto moralmente aceptable y sin recurrir a los anticonceptivos. Gracias a esta técnica, “las mujeres que han vivido con dolor durante años pueden tratar la causa de su dolor y mejorar su calidad de vida”.

Precisamente, la Naprotecnología fue creada por el doctor Thomas Hilgers, que fascinado por la Humanae Vitae decidió ponerla en práctica en su profesión. Fue denostado y sacrificó una carrera de éxito, pero ideó una ayuda que ha cambiado la vida a miles de familias.

Por ello, Chronister cree que “si la Iglesia ‘cambiara su enseñanza’ sobre la anticoncepción, estas mismas mujeres, sin duda, se encontrarían con aún más dificultades en su camino hacia la salud y la curación. Es probable que la familia y los amigos los presionen para que ‘simplemente tomen la píldora’, y se sentirían tontas o sin apoyo si hicieran lo contrario”.

San Pablo VI

San Pablo VI publicó la "Humanae Vitae" y encontró gran oposición en el seno de la Iglesia, incluso de conferencias episcopales enteras.

De este modo, gracias a la oposición de la Iglesia a la anticoncepción ha podido nacer la Naprotecnología y crearse los centros de planificación natural familiar, “una herramienta -según agrega esta teóloga- para que las mujeres (y sus esposos y médicos) aprecien, entiendan y cooperen con la forma en que funcionan los cuerpos de las mujeres”.

Según ella, si la planificación natural se practica correctamente, “ese sacrificio es el sacrificio de estar abierto a lo desconocido de una nueva vida humana (y posible pérdida) o el sacrificio de tener graves motivos para evitar el embarazo, aun cuando la pareja reconoce la bondad de los hijos”.

“El amor auténtico nace del sacrificio por los demás. Y esto permite a las parejas discernir a qué sacrificios Dios las está llamando, convirtiéndose en buenas administradoras de los tiempos fértiles e infértiles en el ciclo de una mujer. He escuchado a personas preocupadas por la práctica de la PFN con ‘una mentalidad anticonceptiva’. Si bien supongo que tales parejas podrían existir, todavía tengo que conocer a una pareja que haya practicado la planificación natural familiar de esa manera. ¡Simplemente hay demasiado sacrificio involucrado! Evitar el embarazo nunca es conveniente, y aun cuando se utilice un método para evitarlo, esta técnica siempre deja la puerta abierta a que Dios sorprenda a una pareja con un embarazo”, agrega.

Esta forma natural que defiende Michele Chronister es, en su opinión, “buena para los matrimonios porque obliga a las parejas a dejar de tratar de controlar estrictamente sus vidas y, en cambio, a estar abiertas a donde Dios las está guiando, de ciclo en ciclo.  Al reconocer que, en última instancia, Dios tiene el control, el esposo y la esposa pueden experimentar juntos la verdadera libertad. Pueden vivir su matrimonio como un regalo y recibir a los hijos que vengan como lo mismo”.

Por otro lado, Michele insiste en que la anticoncepción “no es buena para alma”. “No estamos destinados a ser Dios. Estamos destinados a ponernos en las manos de Dios, al mismo tiempo que hacemos uso del intelecto y el conocimiento que él nos ha dado. Estamos llamados a ser buenos administradores de nuestros cuerpos, haciendo lo que podamos para mantenernos sanos y completos. Y estamos destinados a unirnos, verdadera y profundamente, con nuestros cónyuges, de una manera que permita que Dios sea parte de la unión”, señala.

“Nada esto es posible con la anticoncepción. La verdad de la enseñanza de la Iglesia (como se encuentra en Humanae Vitae) puede ser un desafío, pero sigue siendo verdadera y buena”, concluye.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda