Jueves, 22 de octubre de 2020

Religión en Libertad

El impactante cambio en el Via Crucis del Papa: del Coliseo lleno a la Plaza de San Pedro vacía

El Via Crucis partió este año del obelisco central de la Plaza de San Pedro, la cual recorrió hasta llegar al lugar donde esperaba el Papa.
El Via Crucis partió este año del obelisco central de la Plaza de San Pedro, la cual recorrió hasta llegar al lugar donde esperaba el Papa.

ReL

A las nueve de la noche de este viernes se celebró el tradicional Via Crucis de Viernes Santo, pero esta vez no fue en el Coliseo romano ante miles de personas, sino en una Plaza de San Pedro solitaria en cuyo obelisco central comenzaron las estaciones.

Las meditaciones de este año fueron redactadas por condenados a prisión, sus familiares, familiares de víctimas, funcionarios de prisiones, policías, educadores de instituciones penitenciarias, catequistas, un fraile de la pastoral penitenciaria y un sacerdote acusado y absuelto tras ocho años de proceso judicial.

Las seleccionaron el capellán del centro penitenciario Due Palazzi de Padua, Marco Pozza, y una voluntaria que trabaja en la prisión, Tatiana Mario. "Acompañar a Cristo en el camino de la cruz, con la voz áspera de las personas que habitan el mundo de las prisiones, es una oportunidad para presenciar el prodigioso duelo entre la vida y la muerte, descubriendo cómo los hilos del bien se entrelazan inevitablemente con los del mal", se dijo en la introducción a las meditaciones.

El Vía Crucis se realizó con dos grupos de personas: uno de la casa de reclusión Due Palazzi y otro de la Dirección de Sanidad e Higiene del Vaticano, algunos de ellos portando antorchas durante el recorrido. En torno al obelisco se hicieron las nueve primeras estaciones y la décima y undécima en el recorrido al atrio de la basílica.

La duodécima (muerte de Jesús) se hizo ante el Cristo de San Marcelo ante el cual Francisco rezó por el fin de la pandemia el 27 de marzo. La decimotercera tuvo lugar a pocos pasos del Papa, y en la última fue él mismo quien sostuvo la cruz.

Tras rezar unos minutos a la conclusión del Via Crucis, Francisco impartió la bendición.

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA