Jueves, 18 de julio de 2019

Religión en Libertad

El Papa habla y reza con los ortodoxos rumanos: la mayor iglesia ortodoxa europea después de Rusia

ReL

Francisco con el Patriarca Daniel, cabeza de la Iglesia Ortodoxa Rumana, en el rezo del Padrenuestro en la catedral de Bucarest
Francisco con el Patriarca Daniel, cabeza de la Iglesia Ortodoxa Rumana, en el rezo del Padrenuestro en la catedral de Bucarest

El Papa Francisco sabe que el encuentro con la Iglesia Ortodoxa Rumana es de gran importancia a nivel ecuménico y también para tejer alianzas sanas en Europa, precisamente cuando los ortodoxos mismos se encuentran divididos . La Iglesia Ortodoxa Rumana tiene en Rumanía, Moldavia y la diáspora entre 17 y 20 millones de seguidores, con unas 15.000 parroquias y otros tantos sacerdotes. Es la segunda mayor iglesia ortodoxa autocéfala en Europa, sólo por detrás de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

De las iglesias que están dentro de la Unión Europea, es una de las más vivas. Un 80 por ciento de los rumanos se declaran ortodoxos en un país donde el 96% de la población declara creer en Dios y un 53% declara que hace donativos regularmente a su iglesia. Además, en los últimos años esta Iglesia ha aprendido a coordinarse con otras, y con asociaciones provida y profamilia, para defender los valores cristianos en el país y en Europa.

Después de comer este viernes, hacia las tres de la tarde el Papa Francisco se reunió con el Patriarca Daniel y con los obispos ortodoxos que dirigen la iglesia en estructura sinodal.

francisco_sinodo_rumano

Con el Patriarca Daniel y el sínodo de obispos ortodoxos rumanos

En su discurso, el Papa también ha expresado que los lazos de fe que les unen se remontan a los Apóstoles y, en particular, “al vínculo que unía Pedro a Andrés”: “Ellos nos recuerdan que hay una fraternidad de la sangre que nos precede, y que, como una silenciosa corriente vivificante nunca ha dejado de irrigar y sostener nuestro caminar a lo largo de los siglos” ha asegurado el Papa ante los Obispos.

Hablando de las persecuciones a los cristianos, el Papa ha subrayado que en Rumania, al igual que en tantos otros lugares actuales, han ​​experimentado la Pascua de muerte y resurrección: “muchos hijos e hijas de este país, de diferentes Iglesias y comunidades cristianas, han sufrido el viernes de la persecución, han atravesado el sábado del silencio, han vivido el domingo del renacimiento”. "Es una herencia común que nos llama a no distanciarnos del hermano”, ha añadido.

Francisco recordó que San Juan Pablo II, hace 20 años, fue el primer Papa que visitaba un país de clara mayoría ortodoxa: “Contribuyó no sólo al resurgir de las relaciones entre ortodoxos y católicos en Rumania, sino también al diálogo entre católicos y ortodoxos en general”.

El Papa ha propuesto una memoria especial: “No la memoria de los males sufridos e infligidos, de juicios y prejuicios, que nos encierran en un círculo vicioso y conducen a actitudes estériles sino la memoria de las raíces. Los primeros siglos en los que el Evangelio, anunciado con parresia y espíritu de profecía, encontró e iluminó a nuevos pueblos y culturas; los primeros siglos de los mártires, los Padres y confesores de la fe, de la santidad vivida y testimoniada cotidianamente por tantas personas sencillas que comparten el mismo Cielo”.

francisco_iconostasio

Oración ante el gigantesco iconostasio de la nueva catedral ortodoxa de Bucarest

Después, ha animado a católicos y ortodoxos a escuchar juntos a Dios, cuando "una globalización uniformadora ha contribuido a desarraigar los valores de los pueblos, debilitando la ética y la vida en común, contaminada en tiempos recientes por una sensación generalizada de miedo y que, a menudo fomentada a propósito, lleva a actitudes de aislamiento y odio”. También es tiempo de “seducciones de una cultura del odio e individualista”, quizá no tan ideológica como en la dictadura comunista, pero “más persuasiva e igual de materialista”.

El Padrenuestro, en la catedral ortodoxa

Después de este encuentro, el Pontífice y los obispos ortodoxos acudieron a rezar juntos el Padrenuestro en la gran Catedral Nueva de la Iglesia Ortodoxa en Bucarest. Allí, el Papa Francisco analizó las distintas partes del Padrenuestro en formato de oración.

"Que el pan que pedimos, con su larga historia, que va desde la siembra hasta la espiga, de la cosecha hasta la mesa, nos inspire el deseo de ser pacientes cultivadores de comunión, que no se cansan de hacer germinar semillas de unidad, de dejar crecer el bien, de trabajar siempre al lado del hermano: sin sospechas y sin distancias, sin forzar y sin uniformar, en la convivencia de las diferencias reconciliadas”, exhortó allí el heredero de Pedro.

“Queremos elevar, los unos junto a los otros, desde el corazón de este país, la oración del Padrenuestro. En ella – precisó el Pontífice – está contenida nuestra identidad de hijos y, hoy de manera particular, de hermanos que rezan uno al lado del otro. La oración del Padrenuestro contiene la certeza de la promesa hecha por Jesús a sus discípulos: «No los dejaré huérfanos», y nos brinda la confianza para recibir y acoger el don del hermano”.

francisco_icono1

Cada vez que decimos “Padre nuestro”, señaló el Pontífice, reiteramos que la palabra Padre no puede ir sin decir nuestro. Unidos en la oración de Jesús, nos unimos también en su experiencia de amor y de intercesión que nos lleva a decir: Padre mío y Padre vuestro, Dios mío y Dios vuestro. Es la invitación a que lo “mío” se transforme en nuestro y lo nuestro se haga oración. Ayúdanos, Padre, a tomar en serio la vida del hermano, a hacer nuestra su historia. Ayúdanos a no juzgar al hermano por sus acciones y sus límites, sino a acogerlo sobre todo como hijo tuyo. Ayúdanos a vencer la tentación de sentirnos como hijos mayores, que a fuerza de estar en el centro se olvidan del don que es el otro.

En su reflexión, el Papa Francisco invitó a pedir a Dios Padre," que está en el cielo, un cielo que abraza a todos y en el que haces salir el sol sobre buenos y malos, justos e injustos, te pedimos aquella concordia que en la tierra no hemos sabido custodiar. Te la pedimos por intercesión de tantos hermanos y hermanas en la fe que viven juntos en tu Cielo, después de haber creído, amado y sufrido mucho, incluso en nuestros días, por el simple hecho de ser cristianos".

Después, comentando el "hágase tu voluntad", Francisco afirmó: «La voluntad de Dios es que todos se salven. Necesitamos, Padre, ampliar nuestros horizontes para no reducir a nuestros límites tu misericordiosa voluntad de salvación, que quiere abrazar a todos. Ayúdanos, Padre, enviándonos como en Pentecostés al Espíritu Santo, autor de la valentía y del gozo, para que nos aliente a anunciar la alegre noticia del evangelio más allá de los límites de nuestra pertenencia, lenguas, culturas y naciones".

En su oración, el Papa comentó que "el Padrenuestro no es una oración que tranquiliza, sino un grito ante las carestías de amor de nuestro tiempo, ante el individualismo y la indiferencia que profanan tu nombre, Padre. Ayúdanos a tener hambre de darnos".

francisco_patriarca_rumano

Pidió también valor "porque al mismo tiempo nos comprometemos a perdonar a los que nos han ofendido. Debemos, por tanto, encontrar la fuerza para perdonar de corazón al hermano como tú, Padre, perdonas nuestros pecados, para dejar atrás el pasado y abrazar juntos el presente. Ayúdanos, Padre, a no ceder al miedo, a no ver la apertura como un peligro; a tener la fuerza para perdonarnos y caminar, el valor de no contentarnos con una vida tranquila, y a buscar siempre, con transparencia y sinceridad, el rostro del hermano".

Y sobre la tentación del mal, dijo: "cuando el mal, agazapado ante la puerta del corazón, nos induzca a encerrarnos en nosotros mismos; cuando la tentación de aislarnos se haga más fuerte, ocultando la sustancia del pecado, que es alejamiento de ti y de nuestro prójimo, ayúdanos nuevamente, Padre. Anímanos a encontrar en el hermano el apoyo que tú pusiste a nuestro lado para caminar hacia ti, y tener el valor de decir juntos: “Padre nuestro”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA