Sábado, 25 de junio de 2022

Religión en Libertad

CON OCASIÓN DE SU MENSAJE POR LA JMJ

El Vaticano denuncia una nueva arremetida de la prensa laicista que tergiversa el mensaje del Papa

Muchos medios ponen en labios del Papa palabras que no ha escrito presentándolo como si se desentendiera de los problemas de la juventud.

Zenit

Jóvenes en un encuentro con el Papa
Jóvenes en un encuentro con el Papa
Los medios de comunicación han "descuidado o malentendido" el mensaje que Benedicto XVI acaba de enviar a los jóvenes, motivo por el cual el director del diario vaticano, L´Osservatore Romano, propone en un editorial de primera página leer ese documento.
 
Giovanni Maria Vian hace referencia a los artículos publicados por la prensa, o los comentarios de radio y televisión, entre el 3 y el 5 de septiembre sobre el mensaje del Papa para la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Madrid en agosto.
 
Muchos órganos informativos han puesto en labios del Papa palabras que nunca ha escrito. Según algunos titulares, el Papa habría dicho a los chicos y chicas que "Dios está antes que un puesto fijo de trabajo", como si al Papa no le importaran las dificultades laborales y la precariedad que experimentan en estos momentos. El título aparecía con frecuencia entre comillas, pero el Papa nunca ha escrito algo así.
 
"Abrimos los diarios, y quedamos aturdidos”
La misma constatación la ha expresado el director del diario católico italiano Avvenire, Marco Tarquinio, quien confiesa: "Abrimos los diarios, y quedamos aturdidos. El mensaje del Papa es presentado como una invitación a la precariedad".
 
Por el contrario, el pontífice asegura que "la cuestión del lugar de trabajo, y con ello la de tener el porvenir asegurado, es un problema grande y apremiante", pasaje que, según denuncia el director de Avvenire "desaparece" de las crónicas periodísticas.
 
Tarquinio se dirige a los periodistas expertos en información religiosa para pedirles más respeto por los jóvenes y por el Papa y les exhorta, ante todo, a comprender el texto.
 
El Papa, como explica por su parte el director de L´Osservatore Romano, este domingo, con motivo del Ángelus, presentó personalmente este texto, algo poco habitual y que permite comprender la importancia que él le atribuye.
 
"Un texto hasta ahora descuidado y malentendido por los medios -agencias, canales de televisión y radio, periódicos-, y que sin embargo presenta muchos signos de esa sabiduría que Benedicto XVI ha definido como característica sobre todo de la enseñanza papal y descrita como armonía de ´fe y vida, verdad y realidad concreta´", indica Giovanni Maria Vian.
 
"De este modo, en una cultura ´que duda de los valores de fondo´ el Papa ha vuelto a presentar como decisivo el encuentro con Jesús, apoyado por la fe de la Iglesia", recuerda el director del diario vaticano.
 
"No tiene sentido ´tratar de eliminar a Dios para dar vida al hombre´", explica el director sintetizando el mensaje papal, que define como "un texto apasionado y lleno de testimonios personales: desde el recuerdo de la jornada de Sydney hasta el de su juventud asfixiada por la dictadura nazi, cuando deseaba superar ´la mediocridad de la vida aburguesada´ con el encuentro con Cristo´".
 
"Una especie de carta escrita con la pasión inagotable de una vida. Y con la sabiduría de quien verdaderamente ha encontrado a Jesús", concluye.
 
Pero para descubrir la "sabiduría" de este mensaje, como reconocen los dos directores de los dos periódicos católicos, es necesario leerlo.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda