Sábado, 24 de octubre de 2020

Religión en Libertad

San Cybar de Angoulême, abad.

Abogado de los prisioneros.

San Cybar o Eparquio.
San Cybar o Eparquio.

San Cybar de Angoulême, abad. 1 de julio.

Cybar (Eparquio o Ybar) nació en Périgueux, en una familia ducal, pero renunció a sus derechos sucesorios para ser monje en la abadía de Sessac. Fue ordenado presbítero por San Afton (26 de octubre). San Gregorio de Tours (17 de noviembre) cuenta que en 452, a los dos años de monje, pidió permiso a su abad para vivir como eremita en la soledad de Angoulême, lo que le fue concedido. Construyó una ermita y se dedicó a la oración constante, la penitencia y el trabajo manual. Pronto tuvo varios discípulos, con los que vivía en riguroso silencio, elevando sus voces solo para la oración.

Fue un gran apóstol entre los prisioneros, a los que convertía y alcanzaba el perdón de los jueces, que no podían negarle nada, sabiendo de su caridad y santidad. Con los presos oraba, haciéndoles mejores personas, y a ellos dedicaba las limosnas que le daban. Entre los prisioneros pasaba sus horas, evangelizándoles y salvándoles. A algunos incluso libró del maligno, que les impulsaba a delinquir. A otros sanó del cuerpo a la par que del alma. Cuenta el Turolense que en una ocasión un hombre fue acusado a la horca por robo y asesinato. Cybar envió a un monje a interceder por el preso, como solía hacer, pero el juez respondió que era imposible dejarle libre, pues la masa se sublevaría. El monje regresó adonde el santo con la respuesta y Cybar le replicó: "Regresa y dile al juez que lo que él me niega, me lo concederá Dios", y al mismo tiempo le dijo que cuando el hombre fuera ahorcado, que le llevara al monasterio. El monje hizo lo que se le mandó, y mientras Cybar se puso en oración. Sucedió que en el momento de ahorcar al hombre, el mecanismo se rompió, la cuerda se partió y sus cadenas se soltaron. El monje tomó al hombre, desmayado por las torturas y lo llevó al monasterio. Esa tarde Cybar llamó al juez y le dijo: "No me escuchaste, pero Dios sí lo hizo. El hombre al que condenaste a muerte fue librado por el Dios que también le ha redimido". Y el juez quedó sorprendido al verle allí mismo con el hábito monástico. Y le concedió el perdón. Una versión de la leyenda dice que fue estando ya muerto San Cybar, que se habría aparecido a sus discípulos, que habían orado por el condenado.

Cybar murió sobre 581 y su tumba fue lugar de peregrinaciones populares durante siglos, hasta que fue profanada por los herejes hugonotes en el siglo XVI.

Fuente:
-"Vidas de los Santos". Volumen VII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.

A 1 de julio además se celebra a
La Preciosísima Sangre de Cristo.
San Lunaire de Bretaña, abad.
San Simeón el Salo, monje.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA