Martes, 29 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Espeluznante: la madre pediatra quiere cambiar el sexo de su hijo y el padre intenta impedirlo

James va vestido de niño con papá y juega a cosas de niño con él, pero con mamá va de niña, quien exige que en el colegio lo traten como niña
James va vestido de niño con papá y juega a cosas de niño con él, pero con mamá va de niña, quien exige que en el colegio lo traten como niña

ReL

El 15 de octubre un tribunal de Dallas (Texas) tiene que pronunciarse sobre el caso de unos gemelos de siete años, de los cuales uno es impulsado por su madre hacia el cambio de sexo, mientras el padre intenta evitar que su hijo sea mutilado, hormonado y reconducido hacia otro sexo.

Es el caso de Jeff Younger y sus hijos. ReligionEnLibertad se hizo eco el año pasado de este caso, a partir de un análisis en La Bussola Quotidiana.

Todo esto empezó cuando Anne Georgulas, la madre de James, que además es pediatra, empezó a llamarlo "Luna" y a vestirle de niña, pidiendo que se le quitara la patria potestad a su ex marido, Jeffrey Younger, que se niega a considerar a su hijo una niña.

De hecho, cuando el pequeño va a casa de su padre, sin que él le diga o le enseñe nada (porque se lo ha prohibido el tribunal so pena de quitarle el menor), el pequeño James se viste de niño y se hace tratar como tal.

Younger ve a sus hijos una vez a la semana durante dos horas y se quedan con él dos fines de semana al mes, pero busca un horario de acogida más amplio.

El pequeño sólo hace cosas de niña con su madre

El padre insiste en que James sólo se presenta como una "niña" cuando está con su madre. Con su padre, James y Jude se divierten jugando a los típicos juegos masculinos: lucha libre, peleas con espadas de plástico, jugando al "detective de la naturaleza" (buscan huellas de animales e identifican insectos y plantas) y con videojuegos. James tiene la energía y el espíritu de un niño, asegura el padre.

"Su deporte favorito es el sumo", dijo Younger. “Tenemos estas espadas rellenas y les encanta la lucha con espadas. Les encanta pelear y pelean tan descaradamente que yo soy el árbitro ”.

James__Jude__and_Jeff_Younger_480_296_75_c1

Jude, el otro gemelo, está desconcertado porque en casa de la madre tiene que fingir que su hermano es una niña aunque en la ducha le ve el pene.

“Él sabe que está mintiendo cuando va a la casa de su madre. En la ducha, señaló el pene de James y le preguntó cómo puede ser una chica. Tengo que decírselo, pero el tribunal me ha [prohibido] legalmente responder esta pregunta”, protesta el padre.

En la escuela, la madre lo plantea todo en femenino

La madre -recordemos, pediatra, es decir, supuestamente una doctora que sabe de la salud de los niños- inscribió a James en una escuela local como si fuera niña, lo viste de niña y obliga a compañeros y maestros a llamar a James "Luna". En la escuela el pequeño usa el baño de niñas.

A pesar de que una orden judicial permitió al padre participar en estas decisiones, en la práctica la madre lo hace todo sin su consentimiento. Después ella planteó una orden de alejamiento contra el padre para impedirle recoger a los niños de la escuela, hablar con los maestros de James cara a cara o hablar con James en frente de sus amigos, "borrándolo" de su vida pública como padre en la escuela.

Luego, el tribunal añadió una orden limitando la libertad de expresión del padre: se le prohibía "tomar a cualquier acción para notificar a terceros en la escuela (padres o estudiantes) que el sexo de Luna / James es diferente de cómo se ve el niño en un día normal de colegio".

Un sólo dictamen, de un "consejero" homosexual

Según el padre, la madre llevó al niño a un "consejero" homosexual que declaró que James tiene "disforia de género", que James es una "niña" y que nunca se identificó como niño.

Con tan sólo un dictamen, y sin buscar más opiniones, la madre pediatra empezó a buscar una transición de género para su hijo, lo que implica peligrosos bloqueadores de hormonas durante años, de efectos aún desconocidos por la ciencia a largo plazo. Sin embargo, al oponerse el padre, el proceso quedó bloqueado legalmente, al menos por un tiempo.

Un tribunal del Condado de Dallas deberá pronunciarse el 15 de octubre.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas han leído esta misma noticia. Sólo con tu ayuda podremos seguir adelante

DONA AHORA