Lunes, 25 de marzo de 2019

Religión en Libertad

El director de «El Misterio del Padre Pío» ahonda en las gracias del santo capuchino

«El Padre Pío cambió mi vida cuando llevaba 15 años sin pisar un confesonario», confiesa Zavala

José María Zavala es uno de los grandes divulgadores de la figura del Padre Pío.
José María Zavala es uno de los grandes divulgadores de la figura del Padre Pío.

ReL

Decenas de miles de espectadores han visto en los cines españoles El Misterio del Padre Pío, película documental dirigida por José María Zavala, y que pronto se podrá ver en otros muchos países.

El periodista y escritor se ha convertido en uno de los grandes divulgadores del Padre Pío con obras como Padre Pío o El Santo, una devoción que le viene tras su fuerte conversión que experimentó gracias a este capuchino.

"Cambió mi vida"

En una entrevista con Actuall, Zavala asegura que “el Padre Pío cambió mi vida cuando llevaba más de 15 años sin pisar un confesonario. Desde entonces, me dedico a darle a conocer y amar a través de sus libros, mediante más de 300 charlas por toda España, y ahora también con su película que se estrenará en más de 30 países”.

Resultado de imagen de jose maria zavala  cartel pelicula

Zavala con el cartel de la película "El Misterio del Padre Pío"

Esta misión de dar a conocer la vida y obra del Padre Pío le ha permitido contemplar innumerables gracias tanto en su vida como en otra mucha gente. Asegura que “he sido testigo de centenares de conversiones de personas con nombres y apellidos; y también de curaciones inexplicables respaldadas por informes médicos”.

El santo capuchino es un santo con fama de gran intercesión, por lo que son muchos los milagros que se le atribuyen. Zavala reconoce que son numerosísimos, y no sólo –asegura- “los del proceso de canonización, sino los que sigue haciendo hoy, en pleno siglo XXI. No en vano prometió: “Haré más ruido muerto que vivo”. Te contaré uno de los más recientes: Ángela, una veinteañera, quedó curada de un tumor cerebral tras rezar la Novena del Padre Pío sin que los médicos puedan explicárselo”.

La poderosa oración del Padre Pío

De hecho, este escritor explica que “la Novena al Sagrado Corazón de Jesús que él rezaba a diario es dinamita pura. ¡Cuántas personas conozco que han vuelto a la luz tras recitarla con fervor y confianza!”. (Puede saber más sobre esta oración y su relación con el Padre Pío en esta información de Cari Filii News).

A aquellos que dudan de la veracidad de los hechos extraordinarios que rodearon a la vida de este santo Zavala reponde: “Aludiría, por ejemplo, a sus estigmas: ¿cómo fue posible que el Padre Pío los tuviera en manos, pies y costado durante 50 años consecutivos, sangrantes a diario? Te mostraría los informes de médicos eminentes, aportados al proceso de canonización, donde todos ellos se rinden a la evidencia, incapaces de explicar mediante la ciencia un fenómeno que reconocen de índole sobrenatural. Y sobre todo, su estupefacción al comprobar que esas llagas desaparecieron sin dejar cicatrices al cabo de 50 años. Pero esto es solo el ‘aperitivo’, para romper el hielo…”.

Puede comprar aquí el libro del Padre Pío, en el que Zavala relata milagros de este santo

"Se pasó la vida sufriendo"

Pero también está la bicolación, “uno de sus carismas más llamativos”. Explica el autor del libro El Padre Pío son “dones con los que Jesús le adornó y no tanto de milagros. Leía el alma de los penitentes en cualquier idioma, predijo que el cardenal Montini sería Pablo VI, se hacía presente a través de un perfume muy intenso de rosas y violeta que advertía al que lo percibía de algún peligro inminente, curaba a los paralíticos o ciegos con el poder de Jesús, confesaba hasta dieciocho horas diarias o rezaba más de treinta rosarios completos”.

Zavala afirma también que este santo “era y sigue siendo muy travieso. Le encantaba contar chistes y disfrutaba con las representaciones en el teatrillo del convento. En una ocasión les siguió el juego a sus hermanos conventuales, que hablaban de arrojar una botella por la terraza para asustar al que pasase por debajo. El padre Pío les dijo: “Está pasando ahora el padre Rafaelle. ¡Cuidado! Si le dáis en la cabeza… ¡pobre botella!”.

Sin embargo, el Padre Pío sufrió mucho durante su vida. En una entrevista pasada en Religión en Libertad que “se pasó la vida sufriendo. Pero no porque fuera masoquista, sino por su preocupación por llevar almas a Dios. Por eso las personas que se acercaban a él con fe y arrepentimiento encontraban a un padre bueno y misericordioso. Sin embargo, cuando las personas se acercaban por morbo, era severo, sabiendo que sólo querían saber si realmente tenía esos estigmas. Entonces les echaba del confesionario, aunque sabemos que la mayoría volvían arrepentidos. Todas estas son cosas que me han contado hijos espirituales que confesaron con él durante muchos años. Además, el consejo que daba siempre era rezar el Santo Rosario, y acudir a la Virgen, que Ella es la llave para llegar a Dios. El Padre Pío, además, tuvo la inspiración de fundar la casa Sollievo, el hospital, su gran obra. Él vió claramente que en la Segunda Guerra Mundial iba a haber muchos heridos y mucho sufrimiento, y que sería muy necesario tener un hospital”.

Puede comprar aquí los libros publicados por José María Zavala en la librería Ocio Hispano

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA