Martes, 12 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Joey+Rory se preparan para el adiós con un vídeo de esperanza en la tristeza

Un matrimonio country que aspira al Grammy impacta con su aceptación cristiana de que ella se muere

JoeyRory se han hecho un hueco importante tanto en el mundo del country como en el de la música cristiana.
JoeyRory se han hecho un hueco importante tanto en el mundo del country como en el de la música cristiana.

[Actualización 4 de marzo de 2016. Este viernes el marido de Joey anunció su muerte, tras un mes de agonía y varios de dolorosa lucha contra el cáncer. En la entrada del blog en el que dio la noticia, Rory escribio esto: "El mayor sueño de mi esposa se hizo hoy realidad. Ella está en el Cielo. El cáncer se ha ido, el dolor ha cesado y todas sus lágrimas se han secado. Joey está en brazos de su querido hermano Justin y dedicando su preciosa voz a cantar a su Salvador".]

Joey+Rory son un dúo country y bluegrass de creciente éxito desde que empezaron a cantar juntos en 2008, y además están casados. En la 58ª edición de los Grammy, que se entregarán el 15 de febrero, aspiran al premio a la mejor intepretación de un grupo o dueto country, por su canción If I needed you [Si te necesitase].

Pero Joey no podrá acudir a la gala. Su muerte a consecuencia de un cáncer puede llegar en cualquier momento. Desde noviembre, cuando los médicos dijeron que ya estaba en fase terminal y no había nada que hacer, suspendieron el tratamiento. Ya sólo recibe en casa cuidados paliativos y su debilidad es cada vez mayor.

Es la entereza y la fe con la que ambos esperan este momento, y su aceptación de los designios de Dios, lo que está impactando a sus seguidores y al mundo musical estadounidense.

No sólo eso: también la grabación de un vídeo con una canción de hace algún tiempo que ha resultado premonitoria de lo que le espera ahora a Rory, que tendrá que criar a su hija en común, de 23 meses, sin su madre. (Ver abajo la canción subtitulada.)

Una carrera en auge, unos sueños realizados
Rory es un ex marine de 50 años que contrajo matrimonio en 1985 con Tamara Gilmer. Se divorciaron en 1992 tras tener dos hijas, hoy casi treintañeras. En 1996 empezó su carrera musical como cantante y compositor, logrando algunos éxitos relevantes en ambas facetas. Conoció a Joey, diez años más joven que él, en 2001 y se casaron al año siguiente.



Ella había soñado siempre con seguir los pasos de su ídolo, Dolly Parton, pero sin lograrlo. Vivían en una granja en Tennessee y ella trabajaba en un cercano café que había abierto como negocio con su cuñada: "Sin saber", comenta Rory, "que Dios estaba esperando al momento oportuno para que sus sueños se cumplieran".

Y se cumplieron cuando, al poco tiempo, decidieron formar un dúo al que llamaron Joey+Rory. El signo + no significaba sólo la suma de dos talentos, sino que se refería a un "tercero": "A quien añadimos a la ecuación aquel día de 2008 fue a Dios. Añadimos la fe, la determinación de confiar en Él y de aceptar cualquier cosa que Él tuviese prevista", dice Rory.

Y han cumplido esa determinación, a medida que sus letras, sus músicas y su inspiración gozaban de una aceptación indiscutible: "Es Dios quien toma esos dones y les incorpora su tiempo, y los mezcla con todos los años que hemos tenido de alegrías y de preocupaciones, de sonrisas y de dolor, con todo ello Él hace algo mayor. Joey y yo hemos hecho todo lo posible para ver solo ese ´+´ en nuestra vida".

En 2008 quedaron terceros en el concurso televisivo para dúos Can you duet. El siguiente vídeo es un buen resumen de su paso por el programa y sirve para apreciar su música y la empatía generada con el público.



En 2010 ganaron el premio al mejor dúo vocal del año que otorga la Academia de Música Country, y en los años siguientes ampliaron sus registros editando varios álbumes de música country cristiana, desde temas navideños al disco Songs of Faith&Family [Canciones de fe y familia], que figuró en 2013 entre los diez más apreciados en los rankings de música cristiana.

El cáncer hace su aparición
Hace 23 meses nació Indiana, su hija, con síndrome de Down, a quien recibieron con alegría absoluta. Semanas después, en junio de 2014, a Joey le diagnosticaron un cáncer de útero y comenzó una lucha contra reloj contra él que incluyó radioterapia, quimioterapia y una histerectomía. 


Pero en 2015 la pareja anunció que se había detectado metástasis en el colon. Y a finales de año, cuando los facultativos dieron la batalla por perdida, decidieron suspender el tratamiento y centrarse en los cuidados paliativos en la casa donde nació, en Nashville. Ella pidió al cielo poder pasar con su hija la Navidad y su segundo cumpleaños, y así ha sido.



Desde los inicios de la enfermedad de su mujer, Rory empezó a registrar en su blog, This Life I Live [Esta vida que vivo], la evolución de Joey, siempre positiva e ilusionadamente, con alegría y sin esconder los efectos de la quimioterapia en ella.



La aceptación de ella
En una entrevista a The Tennessean, Joey no ocultaba su desazón con su enfermedad, pero tampoco su conformidad con la voluntad de Dios: "Más que nada, sentí que había fallado en algo. Yo pensaba que lo había hecho todo. Pero Dios decidió por mí que mi trabajo de cantar para los demás aquí abajo sería me legado, y que Él me necesita cantando allí arriba. Es como yo lo veo".

Su padre falleció recientemente y también ese hecho se ha convertido en un consuelo en su enfermedad, con la certeza de que pronto le verá. Antes de morir, le dijo a su padre: "Papá, volvería a pasar por todo esto de nuevo si eso significa que sólo una persona se convierte a Cristo por ello. Y cuando yo muera, iré a buscarte. Quiero que sepas que, después de mi hermano [Justin, que murió en accidente de coche en 1994], la siguiente en la fila seré yo".

Joey no tiene miedo a morir: "No temo nada porque estoy muy cerca de Dios y hemos hablado de ellos muchas veces. Sé que Él está cerca de mí. Sé que  me ama. Estoy realmente en paz".

A partir de noviembre, los posts de Rory se han ido haciendo progresivamente tristes, ante la evidencia de que cualquier día se producirá la separación. "Hay un momento preciso para decir adiós. Hoy no es ese día", escribía el 16 de enero.

Una semana antes comentaba el espíritu con el que estaban viviendo la agonía: "Ayer, con lágrimas en sus ojos y lágrimas en mis ojos, Joey tomó mi mano y me dijo que había hablado seriamente con Jesús, y le había dicho que si Él está preparado para llevársela... ella está preparada para volver a casa".

Una canción premonitoria
Se da la circunstancia de que en 2012 Joey+Rory habían grabado una canción, When I´m gone [Cuando me haya ido], que resultó premonitoria y ha multiplicado el impacto emocional de su historia.

Es una canción escrita originalmente por Sandy Lawrence, una compositora que no había logrado nunca que una casa discográfica se interesase en sus temas. Los Feek la había conocido por una relación de vecindad con su marido, y se habían hecho amigos.

Sandy dedicaba el tema a su madre a punto de morir, y la letra estaba pensada para esa situación.  Joey+Rory decidieron darla a conocer cantándola ellos, y con Sandy al piano.  Al ir a producir el vídeo, los productores sugirieron que, para darle más fuerza, las imágenes la transformasen en una canción de amor conyugal, narrando la despedida de una mujer a su marido.

"No me gustó la idea", dijo Rory, pero tras hablarlo entre todos cambió de opinión: "Les dije que sí. Teníamos que hacerlo así. Ésa era la historia en la canción. Así que las cámaras empezaron a grabar y Joey y yo nos imaginamos a nosotros mismos como sería si ella tuviese que dejar este mundo y yo quedase detrás sin ella...".

"Y ahora estoy aquí, sentado junto a mi esposa que se está muriendo", añade, triste, en un post del 12 de enero: "Nuestra canción y nuestro vídeo se habían hecho realidad. Hay quien dice que la vida imita al arte. Yo no. Yo lo llamo Dios".

La aceptación de él
Porque Rory también acepta Sus designios para ellos, y considera ahora esta canción como un regalo de la Providencia: "Él [Dios] sabía que yo necesitaría que ella me dijese adiós... no una vez, sino miles de veces. Y que yo necesitaría saber que, pase el tiempo que pase, ella seguirá amándome. Y Él hizo las cosas de modo que cuando yo necesitase recordar su hermosa vida y su corazón y su voz... sólo tuviese que hacer un clic. Así que no estoy dolido por la ironía de la canción, ¿cómo podría estarlo? ¿Cuántos hombres que pierden a la mujer que ama reciben un regalo como éste?".

When I´m gone [Cuando me haya ido]
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Para continuar haciendo noticias como esta necesitamos tu ayuda

DONA AHORA