Sábado, 25 de mayo de 2019

Religión en Libertad

«El Adviento nos invita a mirar fuera de nosotros mismos para abrirnos a los hermanos», dice el Papa

ReL

El Papa habló de la importancia del Adviento para la vida del cristiano
El Papa habló de la importancia del Adviento para la vida del cristiano

“Que la Virgen María, mujer de espera y de oración, nos ayude a fortalecer nuestra esperanza en las promesas de su Hijo Jesús, para hacernos experimentar que, a través de las pruebas de la historia, Dios permanece fiel y se sirve de los errores humanos para manifestar su misericordia”, dijo el Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del Ángelus del I Domingo de Adviento.

Al inicio del Adviento, el Santo Padre recordó que este tiempo litúrgico prepara para la Navidad, invitando a levantar la mirada y abrir los corazones para acoger a Jesús, el esperado por los pueblos. “En Adviento – señaló el Pontífice – no vivimos sólo la expectativa de la Navidad, sino que estamos invitados a despertar la espera del glorioso regreso de Cristo, preparándonos para el encuentro final con Él con elecciones coherentes y valientes. En estas cuatro semanas estamos llamados a dejar atrás un estilo de vida resignado y rutinario, alimentando esperanzas y sueños para un futuro nuevo”.

“En Adviento estamos invitados a despertar la espera del glorioso regreso de Cristo, preparándonos para el encuentro final con Él con elecciones coherentes y valientes”, agregó.

Vigilen, estén despiertos todo el tiempo

Comentando el Evangelio de San Lucas que la liturgia presenta este Domingo, el Santo Padre indicó que este pasaje va precisamente en esta dirección y advierte contra el dejarse oprimir por un estilo de vida egocéntrico y por los ritmos febriles de la jornada. “Las palabras de Jesús – precisó el Papa – resuenan particularmente incisivas: Tengan cuidado de no dejarse aturdir por los excesos, la embriaguez y las preocupaciones de la vida, para que ese día no caiga de improviso sobre ustedes. […] Estén despiertos todo el tiempo y oren incesantemente”.

Por ello, el Papa Francisco dijo que durante este tiempo litúrgico es necesario estar despiertos y orar: es así como se vive este tiempo desde hoy hasta la Navidad. “El sueño interior nace de girar siempre en torno a nosotros mismos y de quedar bloqueados en el encierro de la propia vida, con sus problemas, sus alegrías y sus dolores. Aquí yace la raíz del letargo y la pereza de que habla el Evangelio. El Adviento nos invita a un compromiso de vigilancia, mirando fuera de nosotros mismos, ampliando nuestras mentes y corazones para abrirnos a las necesidades de nuestros hermanos y al deseo de un mundo nuevo”.

Este es el deseo de muchos pueblos martirizados por el hambre, la injusticia y la guerra; es el deseo de los pobres, los débiles, los abandonados. Este tiempo, agregó el Papa, es oportuno para abrir nuestros corazones, para hacernos preguntas concretas sobre cómo y por quién donamos nuestras vidas.

No perder la identidad, no a la mundanidad

La segunda actitud para vivir bien el tiempo de espera del Señor, puntualizó el Papa Francisco, es la de la oración, como dice el Evangelio de Lucas: “Levántense y alcen la cabeza, porque su liberación está cerca”. “Se trata de levantarse y orar – indicó el Pontífice – volviendo nuestros pensamientos y corazones a Jesús que está a punto de venir. Nos levantamos cuando se espera algo o alguien. Nosotros esperamos a Jesús y queremos esperarlo en la oración, que está estrechamente ligada a la vigilancia”.

Antes de concluir su alocución, el Papa Francisco se preguntó sobre el horizonte de nuestra espera orante. La respuesta dijo, lo indican en la Biblia las voces de los profetas. “Hoy es aquella de Jeremías, que habla al pueblo duramente golpeado por el exilio y que corre el riesgo de perder su identidad. Incluso nosotros los cristianos, que también somos pueblo de Dios – precisó el Papa – corremos el riesgo de mundanizarnos y perder nuestra identidad, es más, de paganizar el estilo cristiano. Por eso necesitamos la Palabra de Dios que a través del profeta nos anuncia: Ya llegan días en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquella hora, suscitaré a David un vástago legítimo que hará justicia y derecho en la tierra”.

Publicado en Vatican News

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo si tu nos ayudas podremos continuar haciendo noticias como esta

DONA AHORA