Lunes, 26 de febrero de 2024

Religión en Libertad

Misa por la solemnidad de la Epifanía del Señor

Francisco alienta a vivir la fe con la «valentía» y el espíritu de adoración de los Reyes Magos

Francisco adora al Niño Jesús en la fiesta de la Epifanía del Señor.
Francisco adoró al Niño Jesús tras la misa de la Epifanía del Señor. Foto: Vatican Media.

G. de A.

Francisco presidió este sábado en la basílica de San Pedro, ante seis mil fieles, la misa por la Solemnidad de la Epifanía del Señor, en la que actuó como oficiante principal el cardenal Luis Antonio Tagle, arzobispo emérito de Manila y prefecto de las Obras Misionales Pontificias. 

Según recoge Aciprensa, el Papa señaló que los sabios venidos de Oriente “son imagen de los pueblos en camino en busca de Dios”. No se quedan encerrados en las cosas terrenales, sino que ven surgir una estrella y “emprenden un viaje en busca del Rey que ha nacido”.

“¡Hermanos y hermanas, los ojos fijos en el cielo! Necesitamos tener la mirada levantada hacia lo alto, también para aprender a ver la realidad desde arriba. Lo necesitamos en el camino de la vida, para hacernos acompañar de la amistad del Señor, de su amor que nos sostiene, de la luz de su Palabra que nos guía como estrella en la noche”, continuó Francisco.

El cardenal Tagle inciensa al Niño Jesús.

El cardenal Tagle inciensa al Niño Jesús.

También hay que tener la mirada fija en el cielo en el camino de la fe, añadió, "para que no se reduzca a un conjunto de prácticas religiosas o a un hábito exterior, sino que se convierta en un fuego que nos quema por dentro y nos hace buscadores apasionados del rostro del Señor y testigos de su Evangelio”. Dijo demás que en la Iglesia "necesitamos" tener a Dios en el centro en vez de dividirnos por ideas personales.

Pero, además de mirar al cielo, los Reyes Magos también “tienen los pies sobre la tierra”: “El astro que brilla en el cielo los envía a recorrer los caminos de la tierra; levantando la cabeza hacia lo alto son empujados a descender hacia lo bajo; buscando a Dios son invitados a encontrarlo en el hombre, en un Niño que yace en un pesebre, porque Dios, que es lo infinitamente grande, se ha revelado en este pequeño, infinitamente pequeño”. 

Una familia lleva al Papa las vinajeras para la celebración.

Una familia lleva al Papa las vinajeras para la celebración.

En consecuencia, hay que "avanzar por los senderos del mundo como testigos del Evangelio”, porque la luz del Señor no es sólo “para ser consolados en nuestras noches”, sino para iluminar “las densas tinieblas que envuelven tantas situaciones sociales”.

“El Dios que viene a visitarnos no lo encontramos permaneciendo quietos en alguna bella teoría religiosa", formuló, "sino poniéndonos en camino, buscando los signos de su presencia en las realidades de cada día y, sobre todo, encontrando y tocando la carne de los hermanos”. 

Un momento de la homilía del Papa en la Epifanía del Señor.

Un momento de la homilía del Papa en la Epifanía del Señor.

"El encuentro con Dios nos abre a una esperanza más grande”, dijo Francisco, y citando a Benedicto XVI en su homilía de la Epifanía de 2008, señaló que “si falta la verdadera esperanza, se busca la felicidad en la embriaguez, en lo superfluo, en los excesos, y los hombres se arruinan a sí mismos y al mundo... Hacen falta hombres que alimenten una gran esperanza y posean por ello una gran valentía. La valentía de los Magos, que emprendieron un largo viaje siguiendo una estrella, y que supieron arrodillarse ante un Niño y ofrecerle sus dones preciosos”.

La homilía del Papa concluyó con un aliento a la adoración: los Reyes Magos "no se refugian en una devoción separada de la tierra; emprenden el viaje, pero no vagan como turistas sin rumbo. Ellos llegan a Belén y, cuando vieron al Niño, ‘se postraron y lo adoraron’”.

Como ellos, debemos inclinar “el corazón en adoración”: “Pidamos la gracia de no perder nunca el ánimo, la valentía de ser buscadores de Dios, hombres de esperanza, soñadores intrépidos que escrutan el cielo y caminan por los senderos del mundo para llevar a todos la luz de Cristo, que ilumina a cada uno de los hombre”.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda