Martes, 21 de mayo de 2019

Religión en Libertad

SU MÉTODO: ORACIÓN, TRABAJO Y AMISTAD

La comunidad del Cenáculo, con una eficacia altísima en la sanación de drogadictos, llega a España

España lídera junto a Inglaterra, el ránking de consumo europeo de cocaína. Barcelona contará a partir de ahora con un centro que ha revolucionado el tratamiento de drogadictos.

Fernando Arnó/ReL

Jóvenes de la Comunidad Cenáculo
Jóvenes de la Comunidad Cenáculo
Hace 27 años comenzó en Saluzzo (Italia) la primera Comunidad del Cenáculo gracias a la intuición de una monja llamada Sor Elvira. ¿Su método de trabajo? Oración, mucha oración, trabajo y más trabajo, y auténtica amistad que se vive en un clima familiar. El resultado: altísimos índices de sanación de la adicción de la droga.

58 casas repartidas en 15 países
Sor Elvira comenzó su andadura rezando por los jóvenes drogadictos que se encontraba por las calles de su ciudad. Después, improvisó un pequeño centro con los primeros drogadictos que le acompañaron. Ella vivía con ellos las 24 horas, y estaba pegada a cada uno cuando llegaba el "mono", ayudándoles a pasar ese mal trance.

Así fue como poco a poco fue desarrollando un método eficacísimo para sacar a los jóvenes de la droga. Hoy ya tiene 58 casas repartidas por 15 países. Quizás, la más conocida es la que tiene en Medjugorje (Bosnia), con dos comunidades,una para hombres y otra para mujeres, cuyos testimonios de sanación y conversión, son parada obligada para todo aquel que peregrine a ese pequeño pueblo bosnio.

Con oración se crea una nueva comunidad
Sor Elvira sólo pone una condición para abrir una nueva casa: oración. Esa es la labor de los Amigos del Cenáculo. En San Cugat del Vallés (Barcelona), la parroquia San Juan Bautista se reúne cada lunes para rezar para que pronto se cree una Comunidad, cuenta en un reportaje Alfa y Omega. 

Javier García, un feligrés, señala que «es fundamental que tantos chicos y chicas que están sufriendo en España no sólo se curen físicamente, sino que se renueven espiritualmente. Necesitamos hombres y mujeres con una fe madura».

En Madrid también quieren otra casa
En una parroquia de Boadilla del Monte (Madrid) -Santo Cristo de la Misericordia-, también rezan para tener su comunidad. Rosario Torrent conoció el año pasado a la Comunidad en la Fiesta de la Vida, que tiene lugar cada mes de julio en la Casa Madre, en el aniversario de la fundación de la primera casa en Saluzzo. «Allí pensé que esto era un milagro: no hay medicinas ni psicólogos, sólo oración. ¡Cómo no vamos a tener esto en España, con la necesidad que hay!».
 
Rosario acaba de hacer una experiencia de 10 días en una Comunidad de Turín, y sólo puede hablar del «amor que hay entre ellos. Y de que Jesús nunca está solo en el Sagrario», señala a Alfa y Omega.
 
Hechos, no promesas
Cuenta la fundadora que todavía no tenían capilla en la Casa Madre cuando llegaron los chicos: «Fue una gran sorpresa cuando un muchacho, en lugar de ir a trabajar, se sentó a mi lado y me preguntó qué hacíamos. ¡Rezamos! Le contesté. Se paró, escuchó el salmo y él también leyó una frase. Después de él llegó otro, y otro... Así entendí que los jóvenes me pedían que los ayudase a encontrar a Dios».

La medicina de la oración
La oración fue clave para Juan García, que lleva 6 años y medio en la Comunidad de Lourdes: «A los 5 meses de entrar, me fijé en el sol, en la primavera que llegaba, y me dije: ¿Pero te das cuenta cómo ya no veías nada de la belleza de la vida? Me sentía amado, siempre había alguien que me preguntaba cómo estaba, y comencé yo también a querer a los demás» declara a Alfa y Omega.
 
Juan llegó hasta la Comunidad de Lourdes gracias a la oración de su hermano, que años antes entró en una de las casas de Italia. La cadena no se rompió: Juan pasó meses rezando por otro de sus hermanos que vivía en París, y que, finalmente, entró en la Comunidad de Medjugorje.

Desde el primer día que llegan a la casa, un ángel de la guarda de carne y hueso los acompaña día y noche. El objetivo es sujetarse unos a otros cuando se caen. Para Juan, esta figura fue fundamental, ya que, cuando llegó, «venía lleno de soledad y tristeza, porque me quedé sin amigos, sin nadie... Aquí te relacionas con las personas de una forma nueva, es amistad pura».

Para más información sobre la actividad de la Comunidad del Cenáculo se puede visitar: www.comunitacenacolo.it
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA