Domingo, 27 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

Yihadistas en Filipinas decapitan un canadiense tras 19 meses de secuestro: Canadá no paga rescates

Asia News / ReL

Escena de vídeo de los secuestradores en la que apoyan la mano sobre John Ridsdel, que ahora han decapitado
Escena de vídeo de los secuestradores en la que apoyan la mano sobre John Ridsdel, que ahora han decapitado
 El primer ministro canadiense Justin Trudeau condenó el “brutal homicidio a sangre fría” de su conciudadano, John Ridsdel, que desde septiembre de 2015 era mantenido como rehén grupo yihadista filipino Abu Sayyaf.

El hombre, ex directivo de una compañía minera, habría sido decapitado este lunes 25 de abril. Los fundamentalistas habían pedido un rescate de 80.000 dólares por él y otros tres rehenes, entre los cuales hay una mujer filipina.

Las autoridades encontraron la cabeza cortada en la isla de Jolo: Ridsdel había sido llevado allí tras el secuestro, ocurrido en un resort turístico en las inmediaciones de la ciudad de Davao.

Junto a él fueron raptados otro canadiense, Robert Hall, su novia filipina Marites Flor, y el noruego Kjartan Sekkingstad.

En un vídeo que los raptores enviaron a las autoridades en noviembre de 2015, Ridsdel solicitaba la ayuda de su gobierno, y aclaraba que, si el rescate no era pagado, lo matarían el 25 de abril.

El Ejecutivo canadiense hace tiempo que tiene una política de “tolerancia cero” en relación los secuestros, y no acepta pagar dinero a los terroristas.

Canadá, declaró el premier Trudeau, “condena sin reserva alguna la brutalidad de estos actos y de esta muerte, que no era en absoluto necesaria. Se trata de un homicidio a sangre fría, cuya responsabilidad recae de lleno en el grupo terrorista que lo ha tomado por rehén”.

El difunto, según los medios canadienses, estaba a punto de jubilarse, y a veces trabajaba como periodista independiente.

Según algunas fuentes, el grupo que lo raptó podría ser el mismo que liberó, hace algunos días, al ex misionero del PIME, Rolando Del Torchio.

Abu Sayyaf – “portadores de espada” en lengua árabe – es uno de los grupos más sanguinarios de la galaxia islamista, que se separó del Frente Nacional de Liberación Moro en 1991 para llevar adelante una política fundamentalista aún más agresiva.

Abu Sayaf declara como objetivo crear un califato islámico independiente en el sur de Filipinas, donde hay islas de mayoría musulmana, y no católica como en el resto del país. Aproximadamente el 5% de los filipinos son musulmanes, concentrados en la isla de Mindanao (22 millones de habitantes, el 20% es musulmán) y el archipiélago de Sulu (1,3 millones de habitantes, el 95% musulmán). 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA