Jueves, 08 de diciembre de 2022

Religión en Libertad

Católicos, ortodoxos y protestantes de la India, juntos contra el fundamentalismo hindú del Gobierno

AsiaNews/ReL

El arzobispo Anil Couto de Delhi lleva la Cruz en procesión
El arzobispo Anil Couto de Delhi lleva la Cruz en procesión
Los líderes cristianos de la India (católicos, ortodoxos y protestantes) piden a su Gobierno que se libere de su dependencia de los fundamentalistas hindúes.

El Arzobispo católico de Delhi y otros miembros del clero han firmado un documento de denuncia sobre la situación de la libertad religiosa en el país.

Publicamos la declaración conjunta emitida el 18 de diciembre en Nueva Delhi por algunos líderes religiosos (firmantes al final del documento) de la comunidad cristiana, que afronta problemas que "perturban este tiempo de Navidad": los ataques a la Constitución de la India y la libertad religiosa, y la violencia que tuvo lugar este año en diversas partes del país. La traducción es de AsiaNews.

***

Nos dirigimos a vosotros en un momento en que todo el mundo, todos los padres en la tierra, está de luto por la pérdida de 132 niños inocentes, asesinados en Peshawar en Pakistan. Que tal brutalidad haya sucedido en el siglo 21 es una prueba de los peligros del fanatismo y el extremismo, el odio y la violencia, actuando en nombre de la fe es un reto para toda la sociedad.

Expresamos al pueblo de Pakistán, y en especial a sus hijos, nuestras más sentidas condolencias. Nos solidarizamos con ellos y oramos por las almas de los estudiantes muertos.

Se nos recuerda de nuevo el mensaje de Jesucristo a rechazar el odio, para trabajar por la paz, a perdonar a los que nos hacen daño, y amar a nuestro prójimo.

Esta Navidad, entonces, llegamos a vosotros con el corazón encogido y gran preocupación por la sensación de aprensión y temor en nuestra comunidad por la violencia en contra de nuestras iglesias, clero y fieles en diferentes partes del país, especialmente en Chhattisgarh, Madhya Pradesh, Orissa, Uttar Pradesh y ahora en el territorio de la capital del país, Delhi, donde la Iglesia de San Sebastián en Dlishad Jardín (East Delhi) ha sido quemada en lo que creemos fue un incendio doloso, el 01 de diciembre 2014.

La demolición de la iglesia de San Sebastián, así como otros incidentes de violencia dirigida en otras partes del país, hablan de la extrema impunidad por parte de la policía y la administración, y el desprecio no sólo de los sentimientos religiosos de nuestra comunidad, sino también de garantías de la Constitución de la India.

Estos actos de violencia no son episodios solos o incidentes aislados. Más bien, son parte de una serie de acciones interconectadas por actores no estatales, estrechamente ligados a la dispensa de las autoridades. La apoteosis oficial de un día de buen gobierno el día de Navidad - como se especifica en las circulares del gobierno enviados a escuelas de todo el país para organizar eventos requeridos en un día que es sagrado para nosotros - los miembros del Consejo de Ministros de la Unión ha formulado leyes nacionales contra las conversiones, y un código civil común, para golpear políticamente comunidades cristianas y musulmanas, sin decirlo claramente.

Lo que es aún más peligroso, y una amenaza para la paz y la armonía de la nación, es la campaña bien pensado en el nombre de la Ghar Wapsi, que se organiza no sólo por elementos marginales, sino también por destacados miembros del Parlamento pertenecientes a la partido gobernante.

Sus declaraciones cuestionan la identidad y el patriotismo de muchas minorías religiosas en la India. El hecho de que a las personas se ofrezcan fichas para obtener subsidios estatales y otros privilegios que competen al gobierno, aumenta el temor de que estos elementos gozan de apoyo oficial.

Es muy claro para las minorías que, mientras que el gobierno ha ganado su mandato en una plataforma de "desarrollo y buen gobierno", los grupos radicales ven esto como un apoyo victorioso para su agenda de odio y nacionalismo religioso, al que llaman Hindú Rashtra.

Este es un flagrante intento de sabotear la Constitución de la India, la cual adhiriéndose a la Carta de Derechos de la ONU garantiza la libertad de la fe. El artículo 25 (i) garantiza la libertad de cada ciudadano indio a profesar, practicar y propagar su religión y sus creencias. Este fue el resultado de un gran debate que tuvo lugar durante la Asamblea Constituyente.

Con su maravillosa diversidad y su antigua identidad cultural, el idioma y el origen étnico, el país mantiene el mismo respeto por todas las religiones, y para las personas que profesan ninguna fe. En un Estado laico y democrático, no hay lugar para una religión de Estado. India no es una teocracia. La religión no tiene lugar en el discurso político nacional.

En los Estados donde la dudosa e irónicamente llamada "Ley por la libertad religiosa" [Freedom of Religion Act, las llamadas leyes anti-conversión, ndr] se han utilizado contra las minorías, sus poderes abrumadores han permitido a la policía y la burocracia hostigar, detener y castigar a los sacerdotes, los religiosos y las instituciones.

Lo que es más, los actores no estatales y miembros de los grupos político-religiosos se han sentido en el poder para coaccionar y aterrorizar a la gente, a menudo mediante el ajuste de cuentas personales o dedicarse a la expropiación de tierras.

Los medios de comunicación los han ya dado a conocer, pero nos gustaría recordar algunos de los recientes casos de violencia y ataques dirigidos contra los cristianos en el país, que ya hemos comunicado al Primer Ministro y el Ministro del Interior en nuestro memorando.

Domingo, 30 de noviembre 2014, dos iglesias domésticas en el distrito de Annupur (Madhya Pradesh) han sido atacadas. En particular, el Chhattisgarh ha sido testigo de ataques regulares y repetidos contra los derechos fundamentales de la comunidad cristiana minoritaria.

Más recientemente, de acuerdo con medios de comunicación y fuentes locales, los grupos locales Hindutva como el Vishwa Hindu Parishad (VHP) están presionando a los misioneros católicos para poner imágenes de la diosa Saraswati en sus instituciones educativas. Las escuelas católicas están bajo presión para que sus directores se renombren como Pracharya o Up-praharya, en lugar del término "padre" que se utiliza normalmente.

Algunos otros incidentes que reportamos brevemente a continuación son representativos de la hostilidad y la discriminación que enfrentan los cristianos en la India.

1) Boicot Social
Desde el pasado mes de mayo en más de 50 aldeas del distrito de Bastar en Chhattisgarh, el gram panchayat (autoridades locales) prohíben la entrada y la propaganda a los misioneros no hindúes.

Como se informó, el 28 de abril pasados muchas familias cristianas han sido incomunicados por extremistas hindúes en el distrito de Deggarh, en Orissa. Las tres familias se han visto privados del uso de los bienes comunes, como la carretera principal, el agua y la tierra, a causa de su fe en Cristo. El pozo utilizado sólo por ellos estaba contaminado por la adición de basura.

A los cristianos se les prohibió hablar y relacionarse con los demás, participar en cualquier evento social, y caminar a lo largo de la carretera principal. Los extremistas también amenazaron con tomar la tierra asignada por el gobierno a la minoría, Cancelar sus tarjetas para gasolina y demoler sus casas si no renuncian a Cristo.

2) La agresión física
El 16 de junio, un grupo de extremistas religiosos brutalmente han golpeado a unos 100 cristianos, 10 de ellos - incluyendo a dos mujeres - fueron traídas apresuradamente a un hospital en Sirisguda, Jagdalpur (Chhattisgarh). Durante dos meses, a estas personas se les habían negado las raciones de alimentos. El ataque ocurrió alrededor de las 13, cuando 52 familias han viajado hasta el inspector de alimentos del distrito para pedir sus tarjetas. De repente, el grupo de radicales que los ha rodeado, golpeándolos con palos, puños, y arrojando piedras a los que trataban de escapar. A las dos mujeres las han bloqueado en el suelo y golpeado en sus partes íntimas. Ninguna queja se registró en contra de ellos.

El 5 de junio en Balwanazir, Kaliyanganj (Bihar), extremistas políticos y religiosos atacaron a Sadanandan Singh y su familia por su fe en Cristo. Después, cerraron su iglesia. Singh y su familia, incluyendo a sus dos hijas, fueron arrastrados a la calle y golpeados brutalmente.

3) Profanación y restricción de la Iglesia y de las iglesias domésticas
Grupos político-religiosos han amenazado varias veces que iban a agredir al Rev. Bhikanlal Dhuyvey, por haber guiado encuentros de oración en Bhopal, en Madhya Pradesh. Sin embargo, el pastor continuó y hasta construyó una sala de oración en su terreno. Los extremistas entonces le han hecho una denuncia en la policía, acusándolo de haber edificado ilegalmente. La construcción fue paralizada y desde entonces, los encuentros los realizan en las casas de los fieles.

El 18 de mayo pasado en Kundupur, en Karnataka, vándalos no identificados han dañado las propiedades de 2 iglesias. Han roto un florero ornamental que estaba en el ingreso de la Iglesia del Sagrado Rosario y arrancado un cartel que indicaba la dirección de la iglesia de S. Antonio en Koteshwar.

India es una tierra donde diversos credos religiosos han prosperado por largo tiempo y nuestros padres fundadores han realizado grandes esfuerzos para asegurar que los derechos de todos fuesen salvaguardados, prescindiendo de nuestros credos religiosos, de nuestro género y de nuestras castas. India se comprometió hacia la laicidad y cualquier tentativo de debilitar el tejido social-religioso de la nación debe ser rápida y eficazmente eliminado.

Esperamos y rezamos para que una tal discriminación y violencia seleccionada sean frenadas por una gran y fuerte voluntad política y por un acto administrativo.

Nosotros, cristianos, que somos una pequeña comunidad religiosa, necesitamos que el gobierno nos asegure protección, seguridad y salvación en nuestra madre patria.

Rezamos por nuestros conciudadanos y les deseamos una gran alegría en ocasión de esta Navidad.

Dios bendiga a India.

Firmantes: 
-Mons. Anil Couto, Arzobispo de Delhi
-Mons. Kuriakose Bharanikulangara, obispo de la Eparquía Católica Siro-Malabar de Faridabad
-Mons. Jacob Bernabas, de la Iglesia católica siro-malankar
-Mons. Youhanon Mar Demetros, de la Iglesia Ortodoxa de Malankara
-Mons. Abraham Mar Paulus, obispo de la Iglesia siro-malakar Mar Thoma
-Mons. Subodh Mondal, obispo de la Iglesia Metodista
-Mons. Samantroy, moderador de la Iglesia de la India del norte (Anglicana)
-Mons. John Simon, obispo de la Iglesia Creyentes (Evangélicas)
-Dr. John Dayal, ex presidente nacional de la All India Catholic Union, miembro del National Integration Council
-Rev. Richard Howell, secretario general de la Evangelical Fellowship of India y secretario del National United Christian Forum
-Rev. Vijayesh Lal, director de la Religious Liberty Commission y de la Evangelical Fellowship of India  
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda