Sábado, 07 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

San Josemaría los soñó; Álvaro del Portillo los impulsó

Saxum y Polis: los centros del Opus Dei en Tierra Santa oran por la paz y trabajan la convivencia

Unos peregrinos de Gerona en las obras de construcción del centro Saxum en Tierra Santa
Unos peregrinos de Gerona en las obras de construcción del centro Saxum en Tierra Santa

Jordi Picazo / ReL

Existe un proyecto en Tierra Santa, donde miembros del Opus Dei, entre ellos un español, un mexicano y un francés, promueven el conocimiento profundo de la realidad de la Tierra de Jesús, desde todos los puntos de vista: geográficos, históricos, teológicos, bíblicos.Está situado en Abu Ghosh, una pequeña ciudad a 10 Km de Jerusalem.

El proyecto que impulsa el Opus Dei en Tierra Santa lleva como nombre el apelativo familiar que el fundador del Opus Dei utilizaba al referirse a su colaborador y sucesor, Álvaro del Portillo, en algunas ocasiones. Lo llamaba “Roca”, expresando la confianza y el apoyo que encontraba en él. En latín, la palabra es "saxum". El proyecto de Tierra Santa se inició en 1994 al morir Álvaro del Portillo y se llamó así: Saxum (www.saxum.org/lat/). 

Los 3 sueños de San Josemaría en Tierra Santa
Antonio José Quintana, secretario general de la fundación Saxum, entidad que promueve el proyecto, resume, de paso por Colombia desde Chicago en su viaje de promoción del proyecto, los tres deseos para la Tierra Santa que tenía San Josemaría: una casa de retiros, un Instituto Internacional de Estudios Superiores y un espacio de formación a peregrinos en el Camino de Emaús.

1. El Centro de Convenciones
El fundador del Opus Dei quería que hubiera en Tierra Santa una casa de retiros, “por lo que tiene de experiencia transformadora una estancia en la tierra de Jesús. Nadie vuelve igual que ha venido”, comenta Antonio José Quintana.

Saxum lleva asociado un centro de visitantes, que "estará gestionado por la Fundación Saxum y promocionará peregrinaciones desde todo el mundo para facilitar que muchas personas puedan venir a Tierra Santa. Se ofrecerá al peregrino información histórica, arqueológica, teológica, de los lugares santos, con todo tipo de recursos multimedia. Sin perder de vista que lo que queremos es que sea como una puerta de entrada para poder entender mejor la Tierra Santa”.



Unos peregrinos de México en Tierra Santa con una maqueta del proyecto de Saxum

2. El Centro de estudios Culturales y Lingüísticos
“El segundo sueño de San Josemaría era la creación de un Instituto Internacional de Estudios Superiores. Centrado en las humanidades, busca redescubrir las raíces de la cultura occidental a través de la revitalización de las lenguas antiguas y para entender mejor la Sagrada Escritura desde distintos mencionados, y poder ayudar a mucha gente en cuestiones de traducción e interpretación", explica Quintana.

"Eso ya es una realidad con el Instituto de Humanidades y de Lenguas que se llama Polis. Hay más de 300 alumnos de todo tipo de denominaciones: hay musulmanes, hay judíos, hay cristianos ortodoxos y cristianos católicos, conviviendo conjuntamente. Hay también profesores de estas mismas denominaciones, todos conviviendo con una paz y una armonía tremenda", explica el secretario general de la fundación Saxum.

"Hay que tener en cuenta que hay unos 160.000 cristianos en Israel, de ellos unos 100.000 católicos de varios ritos. Hablamos más en términos de las comunidades cristianas de Israel. Además tienen estos profesores sistemas propios de enseñanza de estas lenguas: el árabe, hebreo moderno, hebreo antiguo, hebreo bíblico, griego koiné, siriaco etc. Polis coordina toda esta labor".

3. El Centro de Formación Humana y Cristiana
“El tercer sueño era poder ofrecer formación a los peregrinos”, recuerda Quintana. "Y todo esto en el mismo Camino de Emaús, un camino vivo por donde anduvo el Señor y que puede atraer a muchos peregrinos jóvenes a Tierra Santa. Tenemos también otros proyectos, el ministerio ha desarrollado el camino de Nazaret hasta Cafarnaúm. Quién sabe si un día podemos unir Emaús con Nazaret y Nazaret con Cafarnaúm, Cafarnaúm con Jericó y Jericó con Jerusalén. Estamos dando la vuelta a todo Israel recorriendo todos los lugares santos. Saxum está en el Camino de Emaús en el sentido real”.
Antonio José Quintana, secretario general de la fundación Saxum



Antonio José Quintana,
secretario general de la fundación Saxum


El lugar del futuro Centro de Actividades Saxum está ubicado en las afueras del pueblo de Abu Gosh, en medio de las montañas de Judea, mirando hacia el Valle de Ayalón. El lugar está rodeado de pinos y bellas panorámicas, lo que contribuye a crear un ambiente de paz y ofrece muchas posibilidades para pasear. Localizado a sólo 15 km. de Jerusalén, ofrece fácil acceso a los principales lugares santos de Jerusalén, como el Santo Sepulcro, el Monte de los Olivos y el Cenáculo, y está cercano a Ein Karem (el sitio de la Visitación) y a Belén.

Emaús: las distancias del camino
“En Israel, como en muchos otros sitios del mundo, la gente se levanta muy temprano. De Jerusalén a Abu Gosh hay solamente tres horas y media de camino; no tiene mucho sentido que los discípulos [el Domingo de Resurrección] le dijeran al Señor "quédate con nosotros que está cayendo la tarde" en Abu Gosh. Lo que tiene sentido es que el Señor se apareciera a los discípulos en algún momento de su camino desde Jerusalén y fuera caminando con ellos explicándole las escrituras que hacían referencia a su persona. Los discípulos llegarían a Abu Gosh como primera etapa. Desde Abu Gosh saldrían hacia Emaús Nicópolis, a la que llegarían sobre las cinco o las seis de la tarde que es cuando en esa época se puede hacer de noche allí. Durante mucho tiempo se ha considerado Abu Gosh como uno de los posibles Emaús. Sin embargo de Jerusalén a Abu Gosh hay unos 15kms, y unos 20 más de Abu Gosh hasta Emaús Nicópolis, o sea que andarían una jornada de camino. El Evangelio describe Emaús como una ciudad que estaba a una jornada de camino. En aquella época todo el mundo caminaba, no me extraña que caminaran unos 35 Km", calcula Quintana.

- ¿Conlleva peligro real vivir tan cerca de Gaza?
- Abu Gosh dista unos 120 km de la Franja de Gaza.Está a 800 m de altitud. Es un pueblo árabe descendiente de chechenos. En tierra judía viven muchos árabes. Muchas veces se llevan de maravilla. A mí me parece que la situación es complicada y rezamos para que cuanto antes llegue la paz. Confío en que pronto se pueda llegar a una solución.

- ¿Cómo se vive el drama humano que está asolando la franja de Gaza?
- Aquí se vive rezando por la Paz, que es lo que pide el Papa Francisco. Ocurren cosas que nadie quiere. Yo lo que puedo decir por lo que veo, por las conversaciones, que tengo con unos y con otros, es que todos quieren la Paz. Y la gente no extremista quiere la paz, y quiere vivir en paz, y en Israel viven árabes; y viven árabes cristianos, y viven árabes musulmanes; y viven en ciudades como Nazaret con una armonía total, y en Abu Gosh también viven árabes y judíos, aunque muy pocos cristianos; pero todos viven en una armonía total.

Polis: estudiar y convivir
El francés Christophe Rico es actualmente el director de Polis. Fundó esta institución junto con otros profesores de idiomas. El método de enseñanza Polis ha sido ideado y desarrollado conjuntamente por el equipo de profesores de esta institución.

“Polis empezó en el 2011 y fue la iniciativa de un grupo de profesores universitarios que vivimos en Jerusalén. Desde el principio ha sido un proyecto multicultural y ha atraído a personal de diferentes religiones", explica.

"Actualmente hay en Polis cristianos de diversas denominaciones: católicos, ortodoxos; hay profesoras musulmanas; tenemos tres profesores judíos y también hay judíos entre el personal que trabaja en la administración de Polis. Refleja perfectamente la población que hay en Jerusalén: judíos, cristianos y musulmanes. La gente cuando viene sabe lo que es Polis: les explicamos el ideario de Polis y los que vienen a trabajar con nosotros están dispuestos a adoptar esta apertura y a respetar a los demás. No hablamos de política, las conversaciones son como vengan, a veces serán en árabe, a veces serán en hebreo, en inglés o en francés, según las personas que estén participando en ellas; desde luego se puede decir que es uno de los pocos lugares en Jerusalén donde realmente se da esta colaboración de manera tan intensa”.

"El Opus Dei está en Jerusalén desde 1993, aunque yo llegué en 1992; Polis sin embargo, es una iniciativa más reciente. No forma parte de la Fundación Saxum pero colabora con ella: la Fundación Saxum encarga a Polis la parte de contenidos multimedia del Centro de Convenciones: lo que le compete a Polis es toda la narrativa multimedia y darle contenidos. Uno de los proyectos de Polis es instaurar un lugar de investigación sobre los lugares santos. Tenemos el proyecto de lanzar un máster sobre los lugares santos”.

-¿Estaría validado por la universidad de Jerusalén?
-Llevamos un año con el máster en filología antigua. Los estudios que de momento tenemos están validados por distintas universidades de Europa, en concreto por la UIC de Barcelona, y en el futuro, aunque es un proceso largo, nuestro objetivo es tener el título de College en la legislación israelí. Para llegar a tener el título de College se necesitan una serie de requisitos que se corresponden con el nivel de crecimiento de Polis al que podemos llegar en los próximos 10 años. Ser universidad es muy complicado porque prácticamente todas las universidades que hay en Jerusalén son del Estado.

-¿Qué otras universidades en Europa colaboran con polis?
-Está la Universidad de la Santa Croce para el programa de un año en idiomas bíblicos que ofertamos, y actualmente estamos colaborando con profesores que vienen por ejemplo de la Universidad de Oxford, de la Freie Universität de Berlín, con las que a largo plazo queremos tener una relación formal y no solamente personal.

Christophe Rico señala que en Jerusalén hay una universidad hebrea, donde hay un 98% de profesores judíos, y una universidad Al Quds con un 98% de profesores musulmanes, pero no hay ninguna universidad o institución de estudios superiores que no sea una cosa puramente bíblica y que esté abierta o que esté compuesta de profesores de todo tipo de religiones y en números significativos.

"La idea de Polis es precisamente tener un lugar en Jerusalén para las ciencias humanas y que sea un lugar abierto”, comenta.

"Otro aspecto muy importante es que con nuestro trabajo podemos revisitar las fuentes de las culturas de occidente, que son los idiomas antiguos. La mayoría de las fuentes de nuestra cultura, ya sea en la antigüedad o en la edad media nos llegan en idiomas que nunca han sido traducidos. Se han traducido los autores principales pero hay muchos autores secundarios que no se han traducido a ningún idioma habitual de occidente. Por ejemplo el corpus médico más importante de la antigüedad, el de Galeno, con 10.000 páginas, y que ha sido la base de la cultura médica de occidente hasta el siglo XVIII, viene en griego. Ha sido traducido dos veces al latín y una al árabe clásico, y ninguna vez Galeno ha sido traducido de manera completa en ninguno de los idiomas modernos. Solamente disponemos de un pequeño tanto por ciento en un idioma, un 20% en otro… No podemos tener acceso al corpus de Galeno si no conocemos los idiomas antiguos", añade Rico.

"La conclusión es que la enseñanza de los idiomas antiguos es un gran fracaso: se estudia griego o latín, o árabe clásico durante muchos años y no se consigue leer bien en estas lenguas. Queremos que se puedan aprender bien estos idiomas. Ahora mismo Polis es el único lugar donde se enseña tanto griego como latín, como siríaco clásico o árabe clásico, y hebreo bíblico de manera viva, en plena inmersión en el idioma y con distintos niveles. El trabajo consiste en recrear esas lenguas para que se puedan hablar y aprender de manera eficaz y rápida. Queremos ofrecer resultados mucho más eficaces, mucho más rápidos que los que se obtienen con los métodos tradicionales”.

Un espacio para la paz y el diálogo
Javier Pozas, mexicano, ha estado al principio en el equipo de búsqueda del terreno y de negociación de compra. También ha trabajado durante años en el proyecto Saxum. Recuerda que las dificultades mayores han sido las relacionadas con la consecución de los permisos administrativos para adquirir los terrenos y edificar.

“En el centro de la Obra hay un oratorio y estamos, como en todo lugar, abiertos a todos, para que venga el que quiera. Ya sabe todo el mundo que aquí se da formación católica y estamos abiertos a judíos, cristianos y musulmanes. En la casa tenemos un club para muchachos y vienen musulmanes y cristianos. Se les da charlas de formación, y obviamente uno de los temas que se tocan es la importancia del diálogo y la paz, eso por supuesto. Y nos parece que cuando los muchachos vienen a hacer deporte y a estudiar, y a tener unos paseos se van conociendo mejor, y hemos notado que al convivir unos con otros sí se puede que haya este diálogo”, explica Pozas.

“No planteamos a los chicos que al venir al Centro contribuyen a la Paz, como si fuera un slogan. Más bien sucede que a los muchachos que acuden al Centro de la Obra y se acercan a sus actividades se les habla de que tienen que ser mejor persona, mejor estudiante o mejor trabajador, y estamos seguros de que esto contribuye de modo efectivo a la paz”.

“Las personas que vivimos aquí tenemos amistades en los tres ambientes, cristiano, musulmán y judío. De manera muy natural por ejemplo tuvimos aquí durante una época unas conferencia y tertulias culturales sobre temas muy variados: sobre arqueología, historia, lenguaje y eran en hebreo; venían profesores, venían estudiantes, invitábamos a estudiantes judíos, y también a cristianos o musulmanes con la condición que supieran hablar hebreo porque la conferencia iba a ser dada por un profesor en hebreo. Al acudir a la casa el tema principal era la parte esta cultural, lo que sea, pero luego empezaban a preguntar “oye, y qué es este sitio”, y pasábamos a explicarles la parte humana de la formación que se daba en la casa; y quedaban fascinados”.



Javier Echeverría, prelado del Opus Dei, en diciembre de 2013 acudió a Tierra Santa y bendijo las obras de Saxum

Álvaro del Portillo, el impulsor
En los últimos tiempos, el centro es también un espacio donde se da a conocer la figura de Álvaro del Portillo, que será beatificado en Madrid el 27 de septiembre (más información en www.alvaro14.org).

“Cuando vino el Padre en diciembre [el obispo Javier Echeverría, actual prelado del Opus Dei], tuvimos una tertulia a la que invitamos a cristianos, musulmanes y judíos, y obviamente el Padre habló de Saxum. De hecho un árabe cristiano le hizo una pregunta sobre Don Álvaro, sabiendo que Don Álvaro estuvo aquí en 1994, pues a esta persona le tocó conocerlo directamente. Le preguntó qué podía hacer él para aprovechar todo el mensaje que Don Álvaro trajo aquí. Entonces el Padre le dijo cosas muy bonitas, quizá no voy a recordar exactamente, pero le dijo que Don Álvaro nos enseñó a estar abiertos a todos. Y a saber perdonar. Habló mucho del perdón, y yo creo que eso podría ser- y no es exclusivo de Don Álvaro, el Papa nos lo está diciendo mucho estos días también- lo más importante”.

A difundir la aportación social del centro, colaboran también personas de otras religiones.

“Hay amigos, sobre todo amigos judíos, que nos han presentado a autoridades locales, principalmente para dar a conocer el proyecto Saxum, para explicar el impacto que va a tener el proyecto Saxum para el país, principalmente para el peregrinaje cristiano por supuesto, pero también como un lugar de encuentro para todos los que viven en el país, cristianos, musulmanes y judíos. Entonces sí, nos han acogido muy bien”.

¿Y el principal problema en toda la historia de este proyecto? Pozas lo tiene claro: “Pues 20 años para encontrar el terreno, en ello Don Álvaro nos ha ayudado claramente. Las dificultades fueron fundamentalmente burocráticas”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA