Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

El anciano que sobrevivió al atentado contra el padre Hamel sobrecoge al tribunal con un Avemaría

Guy Coponet.
Guy Coponet tiene 92 años y fue gravemente herido en el atentado en el que el padre Hamel fue degollado.

C.L. / ReL

El pasado miércoles Guy Coponet, de 92 años, declaró en el juicio que se sigue desde el lunes contra cuatro cómplices en el asesinato del padre Jacques Hamel, degollado el 26 de julio de 2016 por dos terroristas islámicos posteriormente abatidos por la Policía.

El sacerdote, que tenía 86 años y no había querido jubilarse por cumplir su ministerio ante la falta de sacerdotes, se encontraba celebrando misa en la parroquia de Saint-Étienne-du-Rouvray cuando los dos asesinos, Abdel-Malik Petitjean y Adel Kermiche, entraron y le acuchillaron. Ahora se juzga a tres miembros de la banda y al instigador del crimen, ausente porque se le da por muerto en Irak al año siguiente del crimen.

Coponet, quien perdió en abril a su esposa Janine, también testigo del asesinato, contó al tribunal que aquel día "hacía bueno y el padre Hamel estaba contento porque se iba de vacaciones".

Al poco de empezar la misa, a la que solo asistía el matrimonio Coponet y algunas religiosas, llamaron a la puerta de la sacristía y un joven dijo que quería ver al sacerdote. La religiosa que le abrió le dijo que le atendería después de la celebración.

El calvario del padre Hamel

Pero ya cerca de su conclusión, la puerta de la sacristía volvió a abrirse, esta vez violentamente. En actitud amenazante para los presentes ("nos vimos secuestrados", afirmó el testigo), los asesinos entraron hablando en árabe, le pusieron una cámara de fotos en las manos a Guy y agarraron al padre Hamel para ponerlo de rodillas.

Jacques Hamel.

El arzobispo de Rouen comenzó el proceso de beatificación del padre Jacques Hamel (en la foto) como mártir de la fe.

Al contar lo siguiente, al anciano se le quebró la voz: "Sufrió... Los golpes de cuchillo los revivo como si fuesen ahora. ¡Cuánto debió sufrir en ese momento! ¡Fue su Viernes Santo, el padre Hamel subió al Calvario! ¡Fue horrible!"

Entonces uno le quitó la cámara de las manos para grabar la continuación del crimen: "Le arrastraron, no podía tenerse en pie. Él rechazó con los pies al más joven. Cuando el otro se acercó, le dijo: '¡Vete, Satanás!' Habló dos veces, la segunda, con autoridad, les dijo que pararan. Empezó a vomitar sangre. Vi sus labios rojos de sangre... ¡Fue horrible!".

Tras matar al padre Hamel, se dirigieron a Guy, diciéndole "¡Ahora te toca a ti!". Le golpearon en los costados, en los brazos, en la garganta. Le tiraron por la escalera, dañándole la espalda. Creyó que había llegado su hora, y empezó a rezar un Avemaría.

Esperanza de perdón

Pero Coponet no se contentó con relatarlo, sino que la rezó entera, en voz alta, ante el tribunal y los asistentes. La sala quedó sobrecogida y admirada, recoge Famille Chrétienne, cuando el anciano se emocionó al llegar al "...ahora y en la hora de nuestra muerte", porque en aquel momento, en el que él presentía ya su final, se abrió la puerta y alguien le ayudó.

"Su testimonio ha sido impresionante. El tribunal agradece su resistencia y su resilencia", le dijo el presidente.

"La sinceridad, la humanidad, incluso el amor" que mostró Guy Coponet en su testimonio asombraron también a su abogado, Mehana Mouhou, como confesó él mismo a los medios de comunicación a la salida de la vista.

De hecho, uno de los acusados, Farid Khelil, le pidió perdón y le dio la mano. "Fue formidable", dijo también el anciano a los periodistas, "no hemos perdido el tiempo esta mañana".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda