Sábado, 19 de septiembre de 2020

Religión en Libertad

¿Cómo viven los 100 seminaristas del Bidasoa el confinamiento por la pandemia del coronavirus?

Los seminaristas viven y comparten esta experiencia juntos.
Los seminaristas viven y comparten esta experiencia juntos.

ReL

No es fácil vivir el confinamiento por coronavirus en un Seminario Internacional con más de cien seminaristas de distintas partes del mundo. Pero en el Colegio Eclesiástico Bidasoa están consiguiendo cumplir las normas sanitarias con orden y compromiso. El seminarista Alberto Josue Cruz García cuenta a CARF (Centro Académico Romano Fundación) cómo han vivido la fiesta de San José en Bidasoa durante el coronavirus.

San José, gran protector

La celebración de San José en muchos lugares del mundo este año ha sido diferente. Como sabemos, estamos pasando momentos de crisis a nivel mundial como consecuencia del Covid-19.

Y esto podría por un lado ser motivo de desesperación y desaliento; por otro lado, un motivo que aliente a la esperanza y los deseos de conversión, a una mayor preocupación por los demás. En definitiva, un mayor acercamiento a Dios. A pesar de todo, la fiesta de San José en Bidasoa en tiempo de coronavirus fue alegre y fraternal.

Patrón de los seminaristas

San José es el protector de Jesús y María, patrono de la Iglesia universal y de modo especial, de los seminarios. Muchos seminaristas han tenido que celebrar  a su patrono desde sus hogares, unidos espiritualmente a sus compañeros, directores espirituales y formadores a través de las redes sociales, misas online, etc

Y Bidasoa, como seminario internacional ¿cómo vivió la solemnidad de San José?

Pues, intentamos dar un toque especial a esta celebración y, aunque tuvimos que cambiar de planes, mantuvimos el entusiasmo, pues se trata de no estancarnos sino de siempre ir hacia adelante, como diría nuestra gran amigo don Juan Antonio Gil Tamayo, ir “a por ello”.

Vencer mis miedos

La víspera, el 18 de marzo, la celebramos con una meditación que presidió D. Daniel Cenalmor, quien leyó el texto de Lucas 1, 18-21 y comentó tres puntos de una guía de meditación que elaboraron dos de los seminaristas de último año:

¿Sé vencer mis miedos y abandonarme por completo al plan que Dios tiene para mí?

Al llamado que Dios me hace, ¿Respondo con generosidad a ejemplo de San José?

San José es fiel custodio de Jesús y la Virgen María, ¿Sigo su ejemplo para ser custodio de quienes el Señor ha puesto en mi vida?

San José dormido, realizado por los alumnos de Bidasoa.

Un San José dormido hecho con globos por los seminaristas de Bidasoa.

Tras la meditación, rezamos una oración y entonamos cánticos delante de un hermoso cuadro de San José, el santo patrón de los seminaristas. Para no aglomerarnos todos, nos colocamos en grupos separados y algunos siguieron el acto desde el salón de actos, ya que se transmitió por el Facebook Live de Bidasoa.

Misa y adoración por turnos

El día de San José, celebramos la Santa Misa por grupos de formación, unos a primera hora y otros al medio día. Durante la mañana se organizaron distintos deportes en grupos reducidos (fútbol, basquetbol, voleibol, etc.) y terminada la comida, hicimos la entrega del premio del concurso de fotografía y una tertulia musical.

Dos semanas antes habíamos convocado un concurso de fotografías, donde los alumnos participantes podían presentar sus fotos realizadas con el móvil. La categoría era libre; la única condición era que fueran hechas de vivencias de Bidasoa, y que agregaran un título y una descripción de las fotos.

Se realizaron fotografías alucinantes y algunos de los títulos y descripciones, eran muy significativos. Por ejemplo, la de la foto ganadora: «Stat Crux dum volvitur orbis»  (La Cruz permanece firme mientras el mundo da vueltas. “Mirar el mundo desde la Cruz es lo que hace que el cristiano tenga una visión diferente de la vida y de todo lo que le rodea».

Exposición al Santísimo

A las 16:00 horas comenzó la exposición al Santísimo que estuvo presente hasta las 20:00 horas, para poder rezar por turnos y poner a los pies del Señor las necesidades de la Iglesia y de toda la humanidad, pidiendo el cese de esta pandemia y recordando de modo especial a aquellas personas más vulnerables.

Pedimos sobre todo por cada uno de nuestros países, no siempre tan desarrollados y con enormes desigualdades. Jesús es el Médico de los cuerpos y de las almas, a nadie más podríamos acudir pues solo Él tiene palabras de vida eterna (cf. Jn 6, 68).

Unidos al Papa en el rezo del Santo Rosario

Por la noche, a las 21 horas, nos unimos al Papa en el rezo del santo rosario. Esta vez lo hicimos de un modo más solemne a lo habitual ya que lo rezamos además en varios idiomas (inglés, italiano, español, chino mandarín y portugués) y fue trasmitido por el proyecto “Una Iglesia en Salida”, una iniciativa evangelizadora en redes sociales que llevan a cabo un grupo de seminaristas de Bidasoa.

Ciertamente este un tiempo especial, un tiempo de gracia que hay que saberlo aprovechar para la reflexión personal y redescubrir el sentido que cada uno le está dando a su vida, desde su libertad; un buen compañero para esto es San José, que tanto nos puede enseñar, empezando por su silencio, su laboriosidad y su obediencia ante las cuestiones difíciles de comprender, como la que estamos atravesando todos.

Es una cuaresma particular que nos prepara a la Pascua, el centro de nuestra vida Cristiana.

Confiemos en el Señor

Escribo esta reseña en especial para nuestros benefactores para que sepan también que les encomendamos y agradecemos sus oraciones y todo el apoyo brindado a nuestra formación y la de tantos otros seminaristas y sacerdotes.

Confiemos en el Señor que todo esto sea para bien, que saque de nosotros lo mejor que tenemos, nuestra solidaridad, nuestra empatía y nuestra preocupación activa por los demás. Que San José nos ayude a tener fe y visión sobrenatural ante la pandemia del Covid-19.

Y ante todas las vicisitudes de la vida; que recordemos además, que la Iglesia somos todos, y este cuerpo místico de Cristo no está muerto, sino vivo, que estamos todos unidos por la fe y el amor y ahora toca guardar las debidas precauciones y medidas de salubridad. Todas las dificultades sobrellevadas con alegría y con la misma fe y valentía de San José.

Publicado en la web de CARF

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda, seguramente mañana no podremos hacer noticias como esta

DONA AHORA