Viernes, 17 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Reig Pla: «Vivimos en un mundo tan alejado de Dios que acaba por banalizar el hecho de la muerte»

Reig Pla, obispo de Alcalá
Rei Pla recuerda el papel fundamental de la vida contemplativa en el mundo actual, y sobre todo en este tiempo de pandemia

ReL

De cara a la Jornada Pro Orantibus que se celebra el próximo domingo para rezar por la vida contemplativa, el obispo de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Pla ha enviado una carta a los monasterios de todo su territorio diocesano titulada Cerca de Dios y del dolor humano.

“Los efectos de la pandemia que también se han hecho presentes en nuestras comunidades contemplativas y, en algunas, de manera dramática”, recuerda el prelado complutense.

De este modo, monseñor Reig explica que en este tiempo de pandemia los medios de comunicación han puesto el foco en en los cuidados sanitarios y en los medios para afrontar la pandemia. En su opinión, “llama la atención que se haya ocultado intencionadamente la necesidad de los servicios religiosos para que las personas afectadas pudieran recibir los auxilios divinos. De manera clara se ha querido ocultar la muerte y son muchos los familiares que en los momentos más difíciles ni siquiera pudieron despedirse de los suyos ni garantizarles una asistencia espiritual”.

“Vivimos verdaderamente en un mundo cada vez más extraño y tan alejado de Dios que acaba por banalizar el hecho de la muerte y el destino eterno de cada persona. Esta nueva situación reclama de manera urgente el visibilizar la vida contemplativa y el contenido de su misión. La vida en el silencio de los claustros, la celebración diaria de la Eucaristía, el rezo de la Liturgia de las Horas, el trabajo oculto y la intercesión constante por todos, ponen de manifiesto en medio de nuestro mundo la primacía de Dios, nos recuerdan cual es el fundamento de nuestra existencia y nos invitan a mirar, más allá de la muerte, hacia un horizonte de esperanza. La muerte, grita la vida contemplativa, ha sido vencida”, recalca el obispo de Alcalá.

Puede leer aquí la carta íntegra enviada por monseñor Reig Pla a los monasterios de la diócesis de Alcalá:

 CERCA DE DIOS Y DEL DOLOR DEL MUNDO

Carta a los monasterios de la diócesis de Alcalá de Henares

 En la solemnidad de la Santísima Trinidad la Iglesia nos invita a dirigir nuestra mirada y nuestra oración por la vida contemplativa en la Jornada Pro orantibus. Esta iniciativa nos llega en una situación excepcional. Llevamos ya más de un año en que sufrimos los efectos de la pandemia que también se han hecho presentes en nuestras comunidades contemplativas y, en algunas, de manera dramática. Toda esta situación nos ha de hacer descubrir el origen de nuestra vocación, el sentido de la vida contemplativa y la misión que el Señor nos ha confiado.

Continuamente los medios de comunicación han puesto el acento en los cuidados sanitarios y en los medios para afrontar la pandemia. Sin embargo, también llama la atención que se haya ocultado intencionadamente la necesidad de los servicios religiosos para que las personas afectadas pudieran recibir los auxilios divinos. De manera clara se ha querido ocultar la muerte y son muchos los familiares que en los momentos más difíciles ni siquiera pudieron despedirse de los suyos ni garantizarles una asistencia espiritual.

pro-orantibus

Vivimos verdaderamente en un mundo cada vez más extraño y tan alejado de Dios que acaba por banalizar el hecho de la muerte y el destino eterno de cada persona. Esta nueva situación reclama de manera urgente el visibilizar la vida contemplativa y el contenido de su misión. La vida en el silencio de los claustros, la celebración diaria de la Eucaristía, el rezo de la Liturgia de las Horas, el trabajo oculto y la intercesión constante por todos, ponen de manifiesto en medio de nuestro mundo la primacía de Dios, nos recuerdan cual es el fundamento de nuestra existencia y nos invitan a mirar, más allá de la muerte, hacia un horizonte de esperanza. La muerte, grita la vida contemplativa, ha sido vencida. Somos ciudadanos del cielo y es allí, junto a Dios tres veces santo, donde está nuestra meta y hacia donde hemos de dirigir nuestro deseo. Así nos lo enseña San Pablo: “Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos como salvador al Señor Jesucristo, el cual transfigurará este miserable cuerpo nuestro en un cuerpo glorioso como el suyo, en virtud del poder que tiene de someter así todas las cosas” (Flp 3,20-21).

Sin lugar a dudas, un mundo sin Dios es un mundo inhumano que deja sin respuesta los interrogantes más profundos del hombre. En el lema de este año se nos pide estar “cerca de Dios y del dolor del mundo”. Este dolor no se arregla solo proporcionando los medios humanos de todo tipo. Estos son imprescindibles y reclaman la caridad de los cristianos. Sin embargo, la mayor limosna que necesitamos todos es el alivio de Dios y saber que en este exilio no estamos solos. Por eso es necesaria la vida contemplativa que nos recuerda que hemos sido abrazados por el Amor de Dios Padre en su Hijo Jesucristo clavado en la cruz. Jesucristo no se ha reservado nada y es el Amigo que ha dado su vida por nosotros. (Jn 15, 12).

Es el Espíritu Santo quien nos hace decir “Jesús es el Señor” (1Cor 12,3), el vencedor del pecado y de la muerte. Este mismo Espíritu es quien despierta la contemplación en nuestros monasterios y llena de la vida divina a nuestra diócesis de Alcalá de Henares. Por eso, unidos a las comunidades contemplativas de nuestra diócesis, queremos estar cerca de Dios, dejarnos abrazar por el fuego del Espíritu Santo y crecer en Santidad.

Si no fuera así, nuestra Iglesia acabaría siendo una organización humana como otras, sin nada original que aportar a nuestro mundo. En cambio, la cercanía de Dios, la santificación que promueve el Espíritu en nosotros y vuestra esponsalidad virginal, nos hacen heraldos de la Buena Noticia, del evangelio de Jesucristo en quien está depositada toda nuestra esperanza. El es la respuesta para todos los pobres y para el dolor de nuestro mundo. Por eso cada persona tiene el derecho original -y también el deber- de conocerlo como el Camino, la Verdad y la Vida (Jn 14,6). El es el verdadero samaritano que nos mira con cariño, nos saca de la cuneta, nos pone en su cabalgadura y nos lleva a la posada (la Iglesia) donde seremos curados de las heridas con el aceite y el vino (los sacramentos) y pagará por nosotros con los denarios que representan su donación total en la cruz (Lc 10,25-37).

De ese Amor, como de un manantial, nace la vida consagrada y contemplativa. De ese Amor se alimenta y a El dedica toda su existencia, sabiendo que se ha escogido la mejor parte (Lc 10,42). Toda nuestra diócesis de Alcalá de Henares en esta Jornada Pro orantibus queremos mostrar nuestra gratitud por el tesoro que supone para todos la vida monástica. En este curso, además de los monasterios femeninos, la Providencia de Dios nos ha regalado la presencia de la comunidad contemplativa de las Siervas del Señor y de la Virgen de Matará en el convento de la Purísima Concepción de Torrelaguna y el germen de una comunidad monástica masculina del Instituto del Verbo Encarnado presente en la antigua casa Vedruna también en Torrelaguna, la patria de Cisneros.

Como obispo quiero manifestar una vez más mi cariño, mi gratitud y respeto por todos los monasterios de la diócesis que como María, la Virgen del silencio y de la ocultación, encendéis una luz en las tinieblas de nuestro mundo y sostenéis con vuestra oración la obra evangelizadora de nuestras parroquias y de nuestros movimientos y comunidades cristianas.

Cuando nos disponemos a iniciar los 500 años de la conversión de san Ignacio de Loyola, que estuvo en Alcalá de Henares en los años 1526-1527, le suplicamos que nos regale su espíritu de santidad, su animo decidido para el combate cristiano y su voluntad de servicio a Dios: Ad maiorem Dei gloriam.

Con mi bendición

+ Juan Antonio, obispo Complutense

25 de mayo de 2021

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda