Viernes, 22 de noviembre de 2019

Religión en Libertad

Fue masón más de 25 años y llegó a grado 14: contará su conversión al catolicismo en Asalto al Cielo

ReL

Serge Abad-Gallardo fue masón durante 25 años, pero sólo en encuentro con Cristo le dio plenitud
Serge Abad-Gallardo fue masón durante 25 años, pero sólo en encuentro con Cristo le dio plenitud
Buscando el sentido de su vida ingresó en la masonería con 33 años. Fue miembro de ella durante más de 25 años. Llegó a ser maestro de grado 14. Su incompatibilidad con la búsqueda de Dios y con Jesucristo le llevó a abandonarla. Tras una peregrinación a Lourdes recuperó la fe e inició su proceso de conversión. Ha escrito su testimonio en el libro Por qué dejé de ser masón.

Contará su revelador testimonio en la Vigilia Asalto al Cielo el próximo sábado 11 de noviembre en la parroquia Asunción de Nuestra Señora de Colmenar del Arroyo.

Antes de ingresar en la masonería Serge Abad-Gallardo es una persona como cualquier otra. La vida le lleva de aquí para allá. Vive en Marruecos, Lyon, Córcega, y en Marsella, donde obtiene el título de arquitecto.

Se había ido alejando de la fe, y en particular de la Iglesia. Se hizo preguntas sobre la vida y su sentido, pero no encontró respuestas. Tenía 33 años.
 
Ingresa en la masonería buscando el sentido de la vida
Le pareció que la masonería puede ofrecerle las respuestas que busca. Movido por este deseo, ingresa en ella en el año 1989. “Me pareció que la masonería podía tener respuestas. Además, me había alejado de la fe, en particular de la Iglesia. Y sobre todo creo que había en mí una cierta curiosidad por el secreto masónico”.

Entró en contacto con ella a través de una relación profesional. En 1989 se introdujo en la logia de Derecho Humano. “Ingresé porque estaba buscando respuestas a las preguntas sobre la vida, el porqué de estar vivo y el sentido de la vida.”
 
Su iniciación en ella
La logia realizó varias investigaciones sobre él. Tras estas investigaciones, le convocó a una entrevista. En ella se le preguntó sobre diversos temas relacionados con sus ideas filosóficas, sociales, económicas,… Acabada la entrevista, fue presentado con los ojos cerrados ante un numeroso grupo de masones que le hizo preguntas para ver si se era digno de entrar en ella. Tras la aceptación comenzó a enfrentarse a las pruebas y ritos de iniciación.


Puede adquirir el libro-testimonio de Serge Abad-Gallardo pinchando AQUÍ

El primer rito de iniciación estaba lleno de pruebas simbólicas que produjeron una tremenda impresión en el iniciado. El rito no estaba exento de amenazas para los que traicionen la logia. En aquel momento se sintió orgulloso de haber recibido la aceptación de una sociedad secreta que cuenta con él y lo ha considerado digno de ella. Su promoción dentro de esta sociedad secreta le hizo sentir que forma parte de una privilegiada élite de iniciados.

Una religión esotérica
Serge Abad-Gallardo no duda en que la masonería es una religión. Sus ritos y sus signos revelan su concepción esotérica del mundo e influyen poderosamente en sus iniciados, que se relacionan con todo ello como si fuera una verdadera religión:

"El ritual masónico influye en la mente, en el subconsciente y en el alma de las personas. El ya iniciado, el que es ya masón mira hacia los símbolos y los rituales masónicos como si estos fueran verdades profundas y esotéricas".
 
Su decepción de la masonería: incompatible con Jesucristo
Su confianza en la masonería fue desmoronándose desde el momento que empezó a tomar conciencia de que la masonería era incompatible con la búsqueda de Dios. Este hecho se unió a la imagen de Cristo que se tiene en la masonería, que responde, únicamente, a una persona que en el mejor de los casos es un iniciado; una imagen en las antípodas del Dios que se ha hecho carne y que ha muerto por nosotros en la cruz para salvarnos.

Dimití, sobre todo, porque me di cuenta de que no podía buscar a Dios en la masonería. Y luego está, claro, la cuestión de Cristo.”

"La masonería aleja de Cristo. Porque aunque se trata de Jesucristo en el grado 18 de los Altos Grados masónicos, éste no tiene nada que ver con el Jesucristo de la Iglesia Católica, ya que se refiere a cualquier sabio o filósofo", afirma

"Hay masones que van todavía más lejos en esta blasfemia ya que quitan toda forma de divinidad a Cristo y dicen que él fue el primer masón, un hombre iniciado. Se apoyan en el hecho de que José y Jesús fueron carpinteros. Y que la palabra 'carpintero' es la etimología de 'arquitecto', y todos los masones, sobre todo en los Altos Grados son Gran Arquitecto".
 
La Virgen le trajo de nuevo a la Iglesia
En una peregrinación a Lourdes fue donde por fin encontró la gracia divina que estaba buscando y que le hizo volver a la fe.

Su salida, un doloroso proceso hacia la libertad
El proceso de su salida no fue precisamente fácil. La “filantrópica hermandad” preconizada por la masonería, se convirtió en desprecio, incluso en insultos y rechazo profesional. 

El relato de su salida de la masonería y de su retorno a la Iglesia
Ha publicado el relato de su retorno a la Iglesia Católica en su libro Por qué dejé de ser masón.

Un relato sin desperdicio de su proceso de iniciación a la masonería y de su posterior conversión a la Fe.
 
En Colmenar del Arroyo el sábado 11 de noviembre
Serge Abad-Gallardo dará testimonio de su retorno a la Iglesia Católica. Lo hará en el marco del 300 aniversario de la fundación de la masonería que se cumple este año, el sábado 11 de noviembre en la vigilia de testimonio, adoración y alabanza "Asalto al Cielo", en la parroquia Asunción de Nuestra Señora de Colmenar del Arroyo (Plaza de España, s/n).

Programa:
17h. Rosario;
18h. Testimonio;
19h. Adoración;
20h. Misa.

Cómo llegar
En coche: tomar la carretera M-501 en dirección San Martín de Valdeiglesias, y continuar por ella hasta la salida 37, dirección Chapinería, Colmenar del Arroyo y Valdemorillo; luego se toma el desvío hacia Colmenar del Arroyo, y se continúa recto hasta la Plaza de España, donde se encuentra la Parroquia. En autobús desde Madrid: tomar el autobús 642 en el Intercambiador de Moncloa.
 
Asalto al Cielo es una iniciativa misionera del P. Álvaro Cárdenas, párroco de la Parroquia de Colmenar del Arroyo, de la Diócesis de Getafe, en la Sierra Oeste de Madrid. Es una vigilia mensual de testimonio, adoración, y alabanza. El centro de esta vigilia es Jesucristo vivo en la Eucaristía, y el fin de ella el encuentro con Él a través de la experiencia de encuentro con Él en la vida de los que comparten su testimonio, en la adoración y en la celebración eucarística. 

Para cualquier pregunta o información:
asalto.al.cielo.colmenar@gmail.com
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA