Jueves, 02 de julio de 2020

Religión en Libertad

Primeras encuestas con vistas a 2016

Los diez aspirantes republicanos a la Casa Blanca son activamente provida, y 5 de ellos católicos

Bobby Jindal (izda.) y Paul Ryan (dcha.) son los dos actuales aspirantes republicanos con mayor compromiso público con su fe católica.
Bobby Jindal (izda.) y Paul Ryan (dcha.) son los dos actuales aspirantes republicanos con mayor compromiso público con su fe católica.
Aún queda año y medio antes de que los estadounidenses elijan un sucesor para Barack Obama, pero los aspirantes a la Casa Blanca empiezan a tomar posiciones.

En el bando demócrata existen pocas dudas: si ella quiere (no lo ha descartado, pero tampoco confirmado), Hillary Clinton será la candidata, pues ningún compañero de partido tiene opciones frente a ella. De hecho los sondeos apenas preguntan al respecto, y los que lo han hecho le ofrecen no menos de cincuenta puntos de ventaja sobre cualquier rival, incluido el vicepresidente Joe Biden.

Partido Republicano: todo abierto
Todo lo contrario sucede en el bando republicano, a la búsqueda de un líder claro. Empezará a perfilarse tras las elecciones del 4 de noviembre al Congreso, unos comicios a mitad de mandato (midterm) que renovarán la Cámara de Representantes y parte del Senado, más algunos gobernadores, y que se presentan muy igualadas.

Actualmente las encuestas se centran en diez posibles aspirantes presidenciales, aunque en los próximos meses pueden descartarse algunos y seguramente aparecerán otros. Lo llamativo es que cinco de los políticos por quienes preguntan las empresas de sondeos son católicos y todos ellos provida, y que los cinco que no lo son no les van a la zaga en su oposición al aborto.

Cinco protestantes provida...
Los cuatro aspirantes protestantes son:


-Mike Huckabee, 58 años, pastor baptista y ex gobernador de Arkansas, firme defensor de la familia y bien conocido tras sus previas campañas presienciales, donde contó con el apoyo del actor Chuck Norris.


-Rick Perry, 64 años, actual gobernador de Texas y cristiano sin denominación, impulsor, entre otras medidas a favor de la vida, de la obligación en su estado de mostrar a la madre una ecografía de su hijo antes de proceder al aborto y escuchar el latido de su corazón.


-Rand Paul, de 51 años, senador por Kentucky (hijo de otro aspirante presidencial, Ron Paul y, como su padre, médico), padre de tres hijos, uno de los favoritos del Tea Party por su defensa de un pequeño poder federal y bajos impuestos y, a diferencia de otros libertarios, firmemente opuesto al aborto. Es presbiteriano. [Actualización 24 de abril: para decepción de los grupos provida norteamericanos, en una reciente entrevista Rand Paul, aun manteniendo su posición contraria al aborto, la ha considerado algo "personal" que no tendría gran influencia en caso de llegar a la Casa Blanca, por no tener suficiente consenso social.]


-Ted Cruz, de 43 años, senador por Texas, padre de dos hijos y de origen cubano. Ha explicado que su familia es católica de varias generaciones (su padre fue encarcelado por Fidel Castro tras haber participado en la revolución), pero que sus padres adoptaron el protestantismo cuando echaron raíces en su nueva patria. Es baptista.


-Scott Walker, de 36 años, gobernador de Wisconsin, padre de dos hijos, cristiano no denominacional, un hombre de perfil centrista a quien no importó la polémica en favor de la vida, firmando una ley sobre información ecográfica a la embarazada similar a la de Texas.

...y cinco católicos provida
En cuanto a los aspirantes católicos -siempre según la selección de los encuestadores, pues no hay por ahora candidaturas firmes-, son los siguientes:


-Paul Ryan, de 44 años, representante por Wisconsin en la Cámara de Representantes, padre de tres hijos y que formó en 2012 el ticket presidencial con Romney, lo cual sirvió para darle a conocer a nivel nacional, dejando acreditada sin complejos su fe y sus convicciones provida.


-Bobby Jindal, de 43 años, gobernador de Louisiana, converso del hinduismo (su familia procede de la India), padre de tres hijos y uno de los aspirantes con un mejor currículum de coherencia en su fe que, según el bloguero de Rel Jorge Soley, presenta como "algo consistente y razonable".


-Jeb Bush, de 61 años, ex gobernador de Florida, hijo y hermano menor de los dos presidentes que llevaron su apellido, está entrando con fuerza en la carrera presidencial, con grandes apoyos en el aparato del partido. Padre de tres hijos y casado desde 1974 con una mujer católica de origen mexicano, se convirtió en 1995 del anglicanismo al catolicismo y es miembro de los Caballeros de Colón.


-Marco Rubio, de 42 años, senador por Florida y de origen cubano, tiene cuatro hijos y, aunque católico por bautismo y por fe proclamada, asiste a oficios baptistas además de a misa, en lo que algunos de sus críticos ven una actitud de cálculo político que añadir a su origen hispano, un punto fuerte para su candidatura ante un electorado que se resiste a los republicanos pero hándicap frente a sus votantes tradicionales de la América profunda evangélicos y anglosajones.


-Chris Christie, de 51 años, gobernador de Nueva Jersey y padre de cuatro hijos. Partidario del aborto al principio, afirma que cambió de opinión hace tres lustros al oír el latido del corazón de su hijo cuando sólo era un feto de 13 semanas, y en su cargo ha tomado algunas medidas provida. Más populista y centrista que los anteriores y con apoyos en el aparato del partido, se postula como un candidato capaz de ganar a Hillary Clinton, y desde luego la prensa de izquierdas así lo considera, habíendole hecho ya objeto de varias campañas más o menos fundamentadas.

Huckabee, en cabeza

Y, de estos diez candidatos, ¿qué dicen a día de hoy las encuestas?

La media de sondeos que realiza RealClearPolitics otorga el siguiente baremo:

Mike Huckabbe - 13,8%
Rand Paul - 13,3 %
Jeb Bush - 12,2 %
Chris Christie - 11,3%
Paul Ryan - 9,8%
Ted Cruz - 7,5%
Marco Rubio - 6,3%
Scott Walker - 5%
Rick Perry - 5%
Bobby Jindal - 2,8%

Estas cifras no significan nada con tanta antelación, pues los porcentajes se mueven notablemente a lo largo del periodo que precede a las primarias, y más después de las elecciones del 4 de noviembre. Y pueden surgir otros nombres, como el actual presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, de 63 años, también católico y también provida.

Porque lo que está claro es que nadie puede ahora mismo conseguir la nominación republicana sin mostrarse (ya sea sinceramente, ya sea por cálculo político, ya sea en una medida o en otra) contrario al aborto. Es un triunfo de la opinión pública provida sobre el establishment mediático y político en las cúpulas de ambos partidos, condescendientes o fomentadoras de la cultura de la muerte.

Chelsea, embarazada de "un hijo"
En medio de ese debate, el pasado jueves la abortista Chelsea Clinton, de 34 años, hija del ex presidente Bill y de la abortista Hillary, anunció que está embarazada. Y, como señala el comentarista Steven Ertelt, de LifeNews, anunció que estaba embarazada "no de un amasijo de células, sino de un hijo", e "hijo" fue la palabra que empleó. No es el lenguaje que utiliza Chelsea cuando defiende el derecho a eliminar seres humanos de la edad del que lleva en su seno.
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Miles de personas se perderán esta noticia si tu no nos ayudas

DONA AHORA