Sábado, 07 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Presentación de «Había una vez un monje», una ayuda para deprimidos

El publicista, el monje y Gollum: aceptar tu fragilidad, para que Dios sea fuerte en tu vida

Álex Rosal, a la izquierda, y Paco Segarra, autor del libro, que ayudará a muchas personas dañadas por la depresión
Álex Rosal, a la izquierda, y Paco Segarra, autor del libro, que ayudará a muchas personas dañadas por la depresión

P.J.G./ReL

"Paco Segarra, también conocido como el Coronel Pákez, es de las personas más originales que conozco. Él no quema contenedores ni tira piedras pero desde su pensamiento pone en solfa el consenso intelectual del momento", explicó Álex Rosal, director de ReligionEnLibertad, presentando en la librería Garbí de Barcelona el libro Había una vez un monje, del publicista y bloguero de ReL.

¿Y cuál es esa fuerza? La debilidad. "El libro acoge la fragilidad que todos tenemos, y eso lo hace de los más subversivos. Las librerías tienen mucha autoayuda, muchas recetas para salir de la fragilidad, para decir que con tus fuerzas puedes ser casi un dios. Pero Paco, con este libro, dice casi lo contrario. Como dice Jesús en el Evangelio: Sin mí no podéis hacer nada", constató Rosal.

El libro tiene como co-autor a Agustí Altisent, monje de Poblet ya fallecido, que publicaba cada 15 días en La Vanguardia, "y era lo más luminoso del día en el periódico, te abría la mente y el corazón, decía cosas que otros no se atrevían a promover". Y Altisent le dijo a Segarra: "Paco, el secreto con Dios es ser débil".

Agusti_Altisent

Agustí Altisent en su ancianidad; murió en 2004, con 81 años

Altisent murió en 2004 y fue un depresivo crónico durante 20 años, "y yo, el autor que les habla, también, desde el año 78", declaró Segarra, que también se definió como "exalcohólico y converso o reconverso".

habia_una_vez_un_monje_segarra_altisent

Pida aquí en OcioHispano "Había una vez un monje"

El genio de Altisent

"Hacia el 90 o 93 le escribí a Altisent y me contestó inmediatamente diciendo: 'no se preocupe, no se adelante', 'deje que Dios sea Dios'. Los santos suelen pedir lo que les falta: si Santa Teresa dice 'nada te turbe, nada te espante, es que debía estar absolutamente turbada y espantada", señaló el autor.

Paco_3

PACO_1_1

Segarra alabó autores que le dan sentido de la curiosidad "como Chesterton, Belloc, Tolkien, los escritores católicos españoles y extranjeros olvidados por el sistema". En cambio, Altisent, dijo, te abre una puerta "a un más allá que está en esta realidad. "Yo he leído a Altisent borracho, con resaca, con los niños incordiando... ¡siempre consigue traspasar la circunstancia mundana para llevarte a un lugar donde hay paz! Yo antes leía a Altisent con ansia, para devorarlo, pero eso está mal, porque es más bien para saborearlo, meditarlo. Lo mejor es ver cómo él desdramatiza. Dios tiene que destruir los ídolos que nos hacemos, con los que buscamos parecer menos frágiles". "Yo soy el ejemplo que leer a Altisent ayuda", insistió.

La depresión es difícil de entender, y Segarra trata de explicarla. "El depresivo ve el vacío de todo. Y no hay forma humana de convivir con el vacío. La gente lo llena con una cosa u otra. Un depresivo que ve que el vacío es cósmico y le supera, ve que es infinito... pero en ese vacío Dios puede actuar, Dios puede llenarlo. 'Pedid y se os dará', dice el Señor, pero nadie va a pedir si no se ve débil y no ha caído. Intentar racionalizar lo divino y el Misterio es como tratar de analizar a Mozart por la caligrafía de sus partituras.

Paco_2

La señora Valls, firme seguidora del autor

¿Cómo anunciar la verdad? Desde la indefensión

Segarra leyó en voz alta un fragmento del monje titulado "Amar y tomar el sol", y lo fue comentando.

"Pensar y sentir en cristiano en este mundo, totalmente, solo lo ha hecho Jesucristo", advierte el texto del monje. Aunque tenemos algo de eso, falta la plenitud. ¿Cómo anunciar la verdad?, plantea Altisent. Quizá captura a Segarra esta pregunta tan de publicista: ¿cómo anunciar?

"En cristiano, la verdad, cuanto más alta, más indefensa es, menos se ofrece a la inteligencia como convincente, y más se ofrece sólo al amor. La verdad no triunfa, no se impone, si es muy elevada es pisoteable, no se defiende, se deja aplastar. De la verdad, como del cuerpo de Cristo, los hombres no respetamos ni el cadáver, la rematamos con una lanza. Si algo nos molesta es el amor gratuito, nos molesta que alguien, y menos Dios, nos haya regalado algo, o todo, ¡que todo sea un regalo! Queremos conquistar por nosotros mismos, queremos ser autónomos, entendiendo por Dios la autonomía... ¡cuando en realidad Dios es el don!"

Si esto es así en el hombre sano, más complicado es en quien sufre depresión. "Convivir con un deprimido en sus fases más críticas es muy complicado. El deprimido clama por ayuda, pero luego no quiere aceptarla. Al ganar alguna fuerza por la medicación, es más peligroso, porque puede intentar suicidarse. Otras veces el deprimido intenta dejar las pastillas, o por orgullo, o en mi caso, para volver a beber. Luego está la fase más fuerte, hasta que ves dos vacíos: el de fuera, y el tuyo, cuando estás muy débil".

gollum_feo

Gollum, en El Señor de los Anillos, puede expresar cómo el pecado deforma al hombre

Tanto el sano como el deprimido tiene un problema: tomar conciencia del pecado. "Ves el hedor del pecado en el alma. Se muestra bien en Gollum, en El Señor de los Anillos, con el Anillo como el pecado, que le domina. Yo le digo a mis hijos que con el pecado estás gollumizado", explicó Segarra en tertulia con los lectores.

Paco_4

Álex Rosal, a la derecha, habla con los hijos de Paco Segarra: "yo les digo que el pecado gollumiza", explicó Segarra

"Todo lo que sufrió Cristo, sentirse tentado hasta necesitar la ayuda de ángeles para sobreponerse... Jesucristo no pudo afrontar como hombre las tentaciones y Getsemaní, la parte peor de la Pasión, quedó destruido totalmente como hombre, igual que Frodo en el Monte del Destino. A Cristo, los ángeles le reconstruyen para afrontar una pasión inhumana. Jesús hombre quedará destrozado, y hasta el último instante Jesús plantea, 'aparta de mí este cáliz'", añadió.

Pero de esa fragilidad, y de la aparente derrota de la Cruz, llega la Resurrección. Al final, es Dios quien actúa. Él lo hace mejor.

Pida aquí en OcioHispano "Había una vez un monje"

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sólo con tu ayuda podremos seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA