Lunes, 10 de mayo de 2021

Religión en Libertad

Blog

Hoy en cuerpo y alma... la sindonóloga Matesa Rute nos habla de la Sábana Santa

por Luis Antequera

 
            María Teresa (Matesa) Rute Carrillo de Albornoz, amén de buena amiga, es, aunque a ella no le gusta que se lo digan, una de las grandes eminencias españolas en el campo de la sindonología, ya saben Vds. la ciencia que se dedica al estudio de la Sindone o Sábana Santa que se venera en Turín.

            Es delegada del CESCAM, el Centro español de sindonología de la Comunidad de Madrid, y ha dedicado media vida, quien sabe si no su vida entera, al estudio de la más importante reliquia del cristianismo. Imparte conferencias sobre el tema por medio mundo, ha escrito el libro “El rostro de Cristo”, editado por Sekotia,  cuya lectura recomiendo vivamente a Vds. tanto por su interés como por su fácil lectura. Todo lo cual convierte a Matesa en la responsable de que muchos miles de personas se hayan acercado al conocimiento de la Sábana Santa.

            - Matesa, la primera pregunta bien directa: ¿es la Sábana Santa dogma de fe? ¿Qué validez tiene para los cristianos?
 
            - No, no es dogma de fe, la Iglesia Católica deja que cada uno piense lo que quiera, los dogmas de fe son algo muy diferente. Para los cristianos tiene el valor documental de la Pasión de Cristo, el hombre que fue envuelto en la Síndone sufrió un tormento y una muerte similar a la que conocemos en los Evangelios que sufrió Cristo en su Pasión; por esto, para los creyentes significa una profunda reflexión sobre el sufrimiento de Jesús que le lleva a nuestra redención.
 
            - ¿Quién es el propietario de la Sábana Santa?
 
            - Desde 1983 pertenece a la Santa Sede. Ese año murió (en el exilio) Humberto II, el último rey de Italia, de la casa de Saboya, propietaria de la Síndone desde el siglo XV. Humberto II legó la Síndone en su testamento a Juan Pablo II, quien dispuso que se entregara a la Iglesia Católica, su actual propietaria. 

            - En tu opinión, ¿se halla correctamente custodiada la Sindone en la actualidad?
 
            - Pienso que sí, se ha construido una urna para su custodia con todas las medidas de seguridad, no sólo ante posibles robos o desperfectos intencionados, sino para su conservación. Ahora mismo se encuentra en un ambiente inerte e ignífugo con temperatura y humedad constantes, ya no se ve atacada por agentes externos y extraños como son las bacterias, los hongos y contaminación en general.
 
            - En 1988 la Sindone sufrió la prueba del carbono 14, prueba que dio una datación que situaría su origen alrededor del año 1300. ¿Tiene a tu entender validez la prueba del carbono 14 que fue realizada sobre la Sábana Santa?
 
            - Este lienzo tiene unas características muy particulares que la hacen refractaria a algunos análisis. Es el caso, pensamos, del C14, pues para que este tipo de análisis sea fiable, la muestra a analizar debe estar muy limpia e incluso estéril, de forma que nada cambie o enmascare los resultados. Los análisis fueron seguramente bien realizados, pero su resultado tuvo un nivel de significación inferior al 5%. No es por tanto válido, con menos de ese 5% no se considera el análisis fiable. Para colmo, esa cantidad, el 5%, se redondeó al alza. Por tanto el resultado final no es aceptable. No hubo mala fe, simplemente la muestra no era idónea. Precisamente la naturaleza de la impronta que está impresa en la tela, y que es de origen desconocido, fue lo que al inventor del sistema del análisis por medio del radiocarbono, W. F. Libby, le llevó a aconsejar que no se llevase a cabo.
 
            - Debo entender entonces que nos es viable la realización de una nueva prueba del carbono 14.
 
            - De momento no, pues hay que buscar alguna forma de que el análisis no sea agresivo para el lienzo. Hay que esperar a que se pueda realizar con otro tipo de técnica que no dañe la tela.
 
            - ¿Y otro tipo de pruebas? ¿Hay prevista la realización de algún tipo de pruebas sobre la Sábana Santa?
 
            - De momento se están estudiando diferentes protocolos, pero no hay fechas para realizar ninguna prueba sobre la tela directamente. Es el deseo de nuestro equipo de investigación, el EDICES, poder llegar a realizar distintos análisis. Esperemos que así pueda ser en un futuro.
 
            - Y unas pruebas de ADN sobre las partes orgánicas de la tela, sangre por ejemplo, ¿son viables? ¿Qué cabe esperar de una prueba de ADN aplicada sobre la Sábana Santa?
 
            - Son viables pero con muchas dificultades dada la antigüedad de la sangre. De todas formas, analizar el ADN serviría, en todo caso, para poder hacer una comparación, por ejemplo con la analizada en el Santo Sudario de Oviedo, y así demostrar que ambos lienzos pertenecieron a la misma persona. Si no es para una comparación de estas características, no veo para qué puede servir, ya que no conocemos a la persona que fue envuelta en la tela, y difícilmente podemos llegar a saber por medio del ADN quién era.
 
            - ¿Cuál es el rasgo de los muchos de la Sábana Santa que más te impresiona a ti?
 
            - No me puedo quedar con uno solo. La Síndone toda ella es un lienzo enigmático e impresionante, pero si me fuerzas a dar una sola respuesta, me quedo con un rostro lleno de paz, y con una profunda y armoniosa belleza. Un rostro que no me canso de mirar y en el que cada vez encuentro matices diferentes y nuevos.
 
            - Son muchos los descubrimientos arqueológicos producidos últimamente que pueden aportar alguna luz sobre la autenticidad de la Sábana Santa. Hablemos de ellos. El primero, el lienzo recientemente descubierto en Jerusalén en una tumba contemporánea de Jesús. Algunos expertos afirman que dicho descubrimiento atestigua la falsedad de la Sindone por tratarse de una tela de diferente estructura de la de la Sábana.
 
            - Personalmente creo todo lo contrario. Haber encontrado un lienzo funerario en un enterramiento de la época de Jesús, demuestra la veracidad del hecho de ser costumbre judía utilizar lienzos en los enterramientos, como se avala en los Evangelios. San Juan nos dice textualmente (Juan 19.40): “Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con aromas como acostumbran los judíos a enterrar”. Este hallazgo, pues, no hace más que confirmar la autenticidad de la Síndone. Por otra parte la diferencia en la estructura de la tela se debe a que había distintos tejidos, fabricados de diversos modos, como también se demuestra en la diferente textura tanto de la Síndone como del Sudario de Oviedo, y por supuesto tantas telas antiguas que se conservan.
 
            - Hablemos del segundo. Una experta del archivo secreto del Vaticano, Bárbara Frale, habla de unas letras impresas en la Sindone, y no sólo de su existencia, sino del desciframiento de su contenido que según ella se referiría a un personaje de nombre Iesoys Nnazarennos.
 
            - Con respecto a este dato yo prefiero ser cauta y esperar a que se reafirme y documente todo el hallazgo de la Sra. Frale. Mientras tanto, esperemos a ver en qué quedan las conclusiones de la investigación.
 
            - Pongamos la Sábana Santa en relación con otras importantes reliquias del cristianismo, por ejemplo el sudario que se guarda en Oviedo. ¿Cuál es la relación existente entre una y otra desde le punto de vista histórico?
 
            - Ambos lienzos tienen muchas posibilidades de haber pertenecido a la misma persona, es más, es mucho más probable que cubrieran el mismo cadáver a que no lo hicieran; las coincidencias son asombrosas, aunque largas de exponer en unas líneas, pero tanto desde el estudio histórico como al científico la relación entre ambas es absoluta.
 
            - Permíteme insistir, el tema me parece apasionante: ¿qué dato o rasgo permite establecer que una y otra reliquia estuvieron en contacto con la misma persona o en las mismas circunstancias?
 
            - Ambas telas han cubierto la cabeza de una persona que ha muerto en posición vertical, que presenta profundas heridas por toda la cabeza producidas por objetos punzantes, asimismo las dos telas nos muestran que la persona que fue cubierta por ellas sufrió un edema agudo de pulmón y además tienen el mismo grupo sanguíneo. Las coincidencias son asombrosas, estas que nombro son sólo algunas de ellas.
 
            - Hablemos, si te parece, del Centro Español de Sindonología al que perteneces. ¿Quién lo compone? ¿Son todo personas creyentes? ¿Tiene algún tipo de apoyo por parte de la Iglesia?
 
            - El Centro Español de Sindonología es una asociación civil, no confesional y sin ánimo de lucro. Su dedicación es el estudio y divulgación de las investigaciones propias y las ajenas que se refieren tanto a la Sábana Santa como al Sudario de Oviedo, sobre el cual nuestro equipo de investigación, el EDICES, lleva más de 20 años investigando. Últimamente el interés se centra también sobre el Santo Cáliz de Valencia, ciudad en la que está nuestra sede central. Tenemos delegaciones por toda España. En cuanto a los socios, somos personas interesadas en estos temas de estudio y no todos creyentes: hay personas que se acercan a nuestra asociación con un ánimo científico, de cualquier rama de la ciencia o incluso por curiosidad, y desde luego hay también quién lo hace por piedad. En el CES, la mayoría somos creyentes, diría que en una proporción similar a la del resto de los españoles. No tenemos ninguna ayuda formal de nadie, somos una asociación independiente y como digo más arriba no confesional.
 
            - ¿Existen otros centros sindonológicos en el mundo? Frente a ellos ¿qué importancia tiene el CES?
 
            - Sí, hay otros centros sindonológicos, sobre todo en Italia y en Francia, pero también en Estados Unidos e incluso en Australia. El CES español ahora mismo es, sin duda, pionero y único en el estudio y en la investigación del Sudario de Oviedo. Nuestro equipo de investigación es actualmente el más activo y goza de gran prestigio internacional. Incluso científicos norteamericanos de gran renombre están trabajando con nuestro EDICES. Y siempre sin ánimo de lucro, con el solo interés de saber la verdad.
 
            - ¿Hay algún hallazgo de los muchos importantes realizados últimamente en torno a la Sábana Santa particularmente vinculado a los investigadores españoles del CES?
 
            - Por desgracia no hemos tenido aun acceso directo sobre la tela, esperamos algún día poder hacerlo. Mientras tanto hay que esperar y seguir estudiando. Sin embargo, el estudio del Sudario de Oviedo y su muy probable vinculación con la Síndone, no deja de ser un trabajo aportado por el CES a la investigación de la Síndone. Los hallazgos de nuestro equipo están por publicar, por eso no los cito de forma “oficial”.
 
            - Matesa, se produce una nueva ostensión en breve de la Sábana Santa. ¿Cada cuanto se producen? ¿Cuando será exactamente la próxima?
 
            - Del 10 de abril al 23 de mayo hay una ocasión de contemplar la Síndone “en vivo y en directo”; es una oportunidad muy especial, pues no estaba previsto que hubiera una nueva ostensión pública hasta 2025, pero el Papa ha querido que así fuera. Normalmente se muestra al público una vez por generación, más o menos cada 25 años, pero siempre hay una buena excusa…
 
- Por último, una pregunta personal que como todas las preguntas personales, contestas si quieres y si no, no: ¿Eres una persona de fe? En caso afirmativo y después de haber estudiado como lo has hecho la Sindone, ¿dichos estudios han servido para afianzar tu fe o han sido indiferentes en tal sentido?
 
            - No tengo ningún inconveniente en responderte, al contrario, estoy muy orgullosa de mi fe, sí soy persona de fe, católica hasta la médula y practicante. 

            - Y después de haber estudiado como lo has hecho la Síndone, ¿ello ha servido para afianzar tu fe o ha sido indiferente?

            - El estudio de la Síndone me ha afirmado en la generosidad de nuestro Dios para llevarnos a la redención. La similitud de lo descrito en la Síndone con respecto a la Pasión de Cristo solo me puede proporcionar más y más agradecimiento a un Dios que se ha hecho torturar por amor, y además por cada uno en particular. Y por si fuera poco, la Síndone me ha dado mucho más de lo que yo en el resto de mi vida podré ofrecerle.

            Con estas palabras pongo fin a la conversación con Matesa. No me queda sino recomendarles que si alguna vez tienen la oportunidad de escucharla hablar de la Sábana Santa, no la desaprovechen. Aunque no sean creyentes, aunque sean escépticos sobre la autenticidad de la tela, escuchando a Matesa no les costará aceptar que fuera o no la que efectivamente envolvió a Jesucristo, se trata de una pieza arqueológica de primera importancia, y desde luego, llena de enigmas, algunos de los cuales ya nos ha revelado. ¡Vaya Vd. a saber cuantos le quedan aún por revelar!




 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 

 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda