Jueves, 17 de octubre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Los cesantes de Rajoy

Unos tertulianos de COPE con el piso pagado se burlan de los miles de cesantes que deja el cambio de Gobierno en España. Burlarse de los cesantes es, en cierto modo, como hacerlo de los niños a los que Manos Unidos construye una escuela en Namibia. O peor aún, porque un adulto que se queda de repente sin trabajo sabe que, así salte la valla de Melilla, tiene difícil optar al trienio. De ahí que la burla radiofónica, aunque no esconde mala intención, sea una crueldad innecesaria, un ensañamiento nada cristiano, algo así como asestar la novena puñalada a quien falleció tras el primer tajo.  

He sido en dos ocasiones jefe de prensa de sendos ayuntamientos y, en consecuencia, cesante otras tantas veces. La primera no me esperaba el resultado adverso de las urnas, así que se me quedó la cara de Bale en Kiev antes del gol de tijera, que a su vez es la cara que se le queda al crítico de boxeo al que Pacquiao le pide explicaciones por una crónica, que es la misma que la de Rajoy en la moción de censura, que a su vez, por mimetismo ideológico, es la de sus conmilitones, quienes tras la aprobación de los presupuestos creían haber amarrado el puesto del trabajo para un par de años más sin tener en cuenta que en España no hay nómina que no desemboque en finiquito.

Cuenta el periodismo parlamentario que algún diputado popular lloró tras el desalojo. Obviamente, no era un epígono de Álvarez Cascos. El llanto es un húmedo signo de debilidad. Llorar es mostrar el talón a quien sujeta el arco, salvo que el lloro acontezca en las bodas. Llorar en una boda, que es una ceremonia alegre, es un sinsentido de tal calibre que viene a ser como hacerlo en una verbena cuando el conjunto musico vocal interpreta Paquito el Chocolatero. Así que ni debe llorar el padrino en la boda ni el asesor del PP en el trasvase de poder. Digo del PP porque al del PSOE todavía no se la ha visto llorar en Andalucía. Ni se le verá si se tiene en cuenta que en las elecciones autonómicas los andaluces no eligen a un presidente, sino a un cacique.
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Sin tu ayuda no podremos seguir haciendo noticias como ésta

DONA AHORA