Sábado, 13 de agosto de 2022

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Se adentra y se conmueve. Comentario para Matrimonios: Mateo 9, 9-13

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

No tienen necesidad de médico los sanos; misericordia quiero y no sacrificio.
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 9, 9-13

En aquel tiempo, al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo:
«Sígueme».
Él se levantó y lo siguió.
Y estando en la casa, sentado en la mesa, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaban con Jesús y sus discípulos.
Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos:
«¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?».
Jesús lo oyó y dijo:
«No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “misericordia quiero y no sacrificio”: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores».

Palabra del Señor.

Queda alguna plaza libre en el retiro para matrimonios jóvenes en Córdoba del 8 al 10 de julio. Inscríbete aquí: https://wp.me/p6AdRz-3uM

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES pincha aquí:  http://wp.me/P6AdRz-D1

Se adentra y se conmueve.

La mirada revela lo que hay en el interior del alma. Revela la inocencia, la frialdad, la dureza de corazón, el rencor, la alegría… Contemplo hoy la mirada de Jesús y me seduce, me conquista. ¿Qué hay de especial en Su mirada?
La mirada misericordiosa es esa que no se para en lo superficial, en lo sensible ni en las sensaciones, sino que profundiza y es capaz de adentrarse en el corazón del miserable. Ve la grandeza del pecador, ve su sufrimiento, su ceguera, y se conmueve. Sí, la mirada misericordiosa conmueve las entrañas del que mira así. Contemplo a Jesús, que me mira conmovido por mi pecado y, me convierte radicalmente.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Andrés: He aprendido a amarte, esposa. Contemplando a Jesús en la Pasión, contemplando Su mirada, he aprendido a mirarte más allá de lo externo, a superar mis juicios, a obviar las heridas que me causas y centrarme en lo profundo de tu corazón, en tu sufrimiento, en tu angustia, en tus miedos… He aprendido a amarte en tu miseria, y es lo más hermoso que he experimentado.
Ana: Lo he notado, Andrés. Lo he visto en tu mirada. Esa mirada sólo puede venir de Dios.
Andrés: Alabado se por siempre.

Madre,

Contemplo a Jesús a través de tus ojos, y descubro la grandeza de Su Sagrado Corazón. Gracias por mostrármelo. Alabado sea Dios que nos ama con un amor sobreabundante, que es más fuerte que el pecado y que la muerte.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda