Domingo, 05 de febrero de 2023

Religión en Libertad

Blog

«Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor».

Reflexión Domingo I de Adviento

por La alegría de la Buena Noticia

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,34-36
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

Queridos hermanos

Estamos en el primer Domingo de Adviento. Con este este domingo inicia el Año Litúrgico, comienza un nuevo año para los cristianos. ¿Qué nos dice el Señor?  “Caminemos pueblos todos, numerosos, subamos al monte del Señor a la casa del Dios de Jacob”, es decir, subamos a contemplar la fuerza de Dios al monte. También en un monte Jesús, crucificado, ha mostrado su reino, ha mostrado su advenimiento. Subir a este monte es experimentar el poder de Dios. Siempre el demonio nos invita a bajarnos de la cruz, es decir, bajarnos del monte. Hermanos, Dios tiene poder de cambiar en nuestra familia, la violencia en paz, nuestras discordias y separaciones en un instrumento de amor, de misericordia y de perdón. Dios nos ofrece el perdón de los pecados en este monte. Subamos a este monte.

Por eso respondemos con el Salmo 121: “Vamos alegres a la casa del Señor. Qué alegría cuando me dijeron vamos a la casa del Señor. Desead la paz a Jerusalén.” Hoy más que nunca deseamos esta paz en nuestras familias, en Europa y en el mundo. Por eso San Pablo en la Segunda Carta a los Romanos dice: “Despertaros del sueño”. El Señor no ha venido a privarnos del sufrimiento, ni de las tentaciones, porque en ellas está Dios ayudándonos a levantarnos. Fijaros cómo Dios nos conoce. Esta sociedad consumista lo único que ofrece de felicidad son comilonas, borracheras, desenfreno, riñas, envidias. Hermanos, cambiemos de dirección, convirtámonos al Señor en este nuevo año litúrgico.

El Evangelio de San Mateo nos pone delante nuestra realidad. La pandemia, lo que hemos sufrido, nos llama a conversión. Convirtámonos porque el diluvio está encima, está lloviendo, está apareciendo la ruina sobre nosotros y estas palabras nos llaman a convertirnos al Señor. Contemplemos al hijo del hombre que tiene poder y que viene cargado de esperanza. Fijaros, unos se convertirán y otros abandonarán. El Señor nos invita a estar en vela. ¿Qué significa? Estad en vela es gritar al Señor desde el fondo de tu ser, rezar, porque ya está bien de vivir la vida cómodamente llena de burguesía, de instalación. Si el dueño de la casa supiera a qué hora vendría el ladrón, estaría esperando, no dejaría que le abriera un boquete en su casa. ¿Cómo cambiar nuestra vida para que cuando venga el ladrón estemos preparados? El ladrón puede ser un cáncer, alguien que intenta destruir tu yo, la enfermedad, etc. Pues bien, estaros preparados, porque la hora en que menos penséis vendrá el hijo del hombre. Convirtámonos, despertemos del sueño, salgamos de nuestra borrachera interna, de nuestra drogadicción interna, de nuestra “honradez”, que nos hemos drogado con ella, y convirtámonos al Señor.

Os deseo un feliz Adviento y rezo para que podamos ponernos de cara a Jesucristo, el Señor de la vida, el Señor del año que inicia y que nos ofrece el reino de los cielos. Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo este con todos vosotros. Que la Virgen del Adviento, que ha creído en la buena noticia que le ha anunciado el ángel de parte de Dios y que viene embarazada, dé a luz dentro de nuestro corazón a Jesús y este Jesús pueda ser el único Señor de nuestra vida.

Rezad por mí.

 

Mons. José Luis del Palacio
Obispo E. del Callao

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda