Sábado, 04 de febrero de 2023

Religión en Libertad

Blog

¿Por qué creemos que Maria no tuvo pecado?

¿Por qué creemos que Maria no tuvo pecado?

¿Por qué creemos que Maria no tuvo pecado?

por Convertidos Católicos

Estamos celebrando la festividad de la Inmaculada Concepción de María, en este blog a lo largo de los años anteriores he escrito muchos artículos sobre este tema, los cuales recomiendo ampliamente su lectura para recordar y profundizar más en el dogma. Ahora, toca afrontar la “santidad absoluta de María” o “su inmunidad de todo pecado” desde la tipología de la Iglesia.

 

¿Es María tipo de la Iglesia?

La palabra tipo es de origen bíblico sus sinónimos podrían ser, símbolo , misterio, figura, imagen, sombra etc. Por lo tanto cuando decimos que María es tipo de la Iglesia estamos enseñando que es “imagen o figura de la Iglesia”.  Esto quiere decir que un tipo es un acontecimiento, cosa o persona que anticipa otro,  un ejemplo, el Arca de Noé es tipo o figura de la Iglesia ( 1Pe 4,20-21). Ahora bien un tipo del Antiguo Testamente es imperfecto, hay que esperar al NT para ver toda su perfección, sin embargo cuando hablamos de María y la Iglesia ambas son del NT y por tanto en esa tipología no existe ninguna imperfección.

¿Qué tiene que ver María tipo de la Iglesia con su Inmaculada Concepción? Pues tiene mucho que ver, ahora lo demostraremos:

La Escritura define a la Iglesia como:

Virgen espiritual:

Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. 2Cor 11,2

Madre de todos los cristianos:

Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre Gal 4,26

Completamente Inmaculada:

a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.  Ef 5,27

Pues bien aquí esta la clave, si la Iglesia es completamente inmaculada, también debe serlo María. Si María es inmaculada, lo es mucho antes de que a la Iglesia se le pueda aplicar en toda su verdad esa expresión.  Por lo tanto cuando San Pablo presenta a la Iglesia como inmaculada, al ser María tipo de la Iglesia, entonces la misma Madre de Dios debe ser inmaculada, toda santa.  Toda esta presentación que hace san Pablo de la Iglesia, coincide con María: María es virgen corporal (cf. Lc 1, 34), madre de los cristianos (cf. Jn 19, 26-27) y completamente sin mancha (cf. Gn 3, 15, Luc 1,28).

¿Qué han dicho los santos Padre de está tipología?

San Ambrosio nos enseña:

“Sí, ella (María) está desposada, pero virgen, porque es figura de la Iglesia, que es inmaculada, pero es esposa: una virgen nos concibió por obra del Espíritu, una virgen nos dio a luz sin dolor» (San Ambrosio, In Ev. sec. Luc., II, 7, CCL 14, 33, 102-106). 

San Ireneo contra las herejías Libro III cap 10:

Por eso María exclamó gozosa, profetizando por la Iglesia[237]: «Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. Porque acogió a Israel su siervo acordándose de su misericordia, como había hablado a nuestros Padres, a Abraham y a su descendencia para siempre» (Lc 1,46-47.54-55). Mediante estas palabras tan grandes, el Evangelio muestra que el Dios que había hablado a nuestros padres, esto es, el mismo que legisló por Moisés, por cuya Ley conocimos que había hablado a los padres, es el mismo Dios que según su gran bondad derramó su misericordia sobre nosotros.

San Efrén escribió: «Caminó sobre el mar (cf. Mt 14, 25-31), apareció en la nube (Mt 17, 5), liberó a su Iglesia de la circuncisión y sustituyó a Josué, hijo de Nun, por Juan , que era virgen y encomendó su Iglesia a María, como Moisés encomendó su rebaño a Josué (cf. Dt 31, 7-8)”. (San Efrén de Siria,  Comentario sobre Diatessaron  12.5; SC 121.216).

Y también:

 La piedra de su sepulcro, que el ángel de lo alto hizo rodar, * es como el siervo que abre la puerta con respeto a su señor. * Tres ángeles vieron delante de su sepulcro: que resucitaría * al tercer día, esto lo proclamaron los tres.37 * María, que lo vio, es el símbolo de la iglesia, pues la primera * sería ella para ver la señal de su (segunda) venida. (San Efren de Siria himno de la Crucifixion 4,17)

Pero estos no son los únicos padres que enseñan la tipología de María-Iglesia, también tenemos otras referencias de la patrística:  San Gregorio de Nissa “De virg 2” PG 46,324B, San Epifanio de Salamina “Panarion 78,19,3-6”, San Cirilo de Alexandria “Hom Div 4”

¿Qué ha enseñado la Iglesia?

La Iglesia siguiendo la enseñanza de los Santos Padres ha incluido esta tipología en el Catecismo y en documentos magisteriales, citaré solamente 3 referencias:

La Virgen Santísima, por el don y la prerrogativa de la maternidad divina, que la une con el Hijo Redentor, y por sus gracias y dones singulares, está también íntimamente unida con la Iglesia. Como ya enseñó San Ambrosio, la Madre de Dios es tipo de la Iglesia en el orden de la fe, de la caridad y de la unión perfecta con Cristo [189]. Pues en el misterio de la Iglesia, que con razón es llamada también madre y virgen, precedió la Santísima Virgen, presentándose de forma eminente y singular como modelo tanto de la virgen como de la madre [190]. Creyendo y obedeciendo, engendró en la tierra al mismo Hijo del Padre, y sin conocer varón, cubierta con la sombra del Espíritu Santo, como una nueva Eva, que presta su fe exenta de toda duda, no a la antigua serpiente, sino al mensajero de Dios, dio a luz al Hijo, a quien Dios constituyó primogénito entre muchos hermanos (cf. Rm 8,29), esto es, los fieles, a cuya generación y educación coopera con amor materno. (Lumen Gentium 63)

Catecismo Iglesia Católica:

 967 Por su total adhesión a la voluntad del Padre, a la obra redentora de su Hijo, a toda moción del Espíritu Santo, la Virgen María es para la Iglesia el modelo de la fe y de la caridad. Por eso es "miembro supereminente y del todo singular de la Iglesia" (LG 53), incluso constituye "la figura" [typus] de la Iglesia (LG 63).

Finalmente una audiencia de San Juan Pablo II donde relaciona la santidad de la Virgen y como ella es inmaculada al igual que la Iglesia:

Los padres conciliares atribuyen a María la función de «tipo», es decir, de figura «de la Iglesia», tomando el término de san Ambrosio, quien, en el comentario a la Anunciación, se expresa así: «Sí, ella [María] es novia, pero virgen, porque es tipo de la Iglesia, que es inmaculada, pero es esposa: permaneciendo virgen nos concibió por el Espíritu, permaneciendo virgen nos dio a luz sin dolor» (In Ev. sec. Luc., II, 7: CCL 14, 33, 102-106). Por tanto, María es figura de la Iglesia por su santidad inmaculada, su virginidad, su «esponsalidad» y su maternidad. (Juan Pablo II Audiencia general 1997)

Por lo tanto no podemos concebir una Iglesia “inmaculada” sin una Madre también inmaculada. Esta tipología se convierte entonces en un argumento más para defender la “concepción inmaculada” y  también resulta un argumento convincente para demostrar como “María vivió toda su vida sin cometer pecado”.

Jesus Urones- Evangelizador Católico.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda