Lunes, 23 de septiembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

El Papa Francisco y el Movimiento Schoenstatt

por Creo, Señor, aumenta mi fe

   He tenido el don de conocer al P. Kentenich desde muy joven. Lo conocí mediante una vida que no echaba tupidos velos cuando surgían los problemas. Cosa fácil y frecuente en la vida de los santos o de los cristianos en camino.

    Desde entonces siempre  en los Ejercicios Espirituales he propuesto su vida como la de un verdadero seguidor de Jesucristo. No solo trabajó por Él sino que sufrió por Él. Luego he tratado a bastantes de sus discípulos. No es un Movimiento con muchos miembros, sí con gente muy entregada.  Con una espiritualidad delicada que les proporciona su compromiso de amor mariano.

      Hace 100 años el P. Kentenich  iniciaba en Schoenstatt un recorrido hermoso en la Capilla del Cementerio de la Comunidad paolina. Él era formador del Colegio apostólico. Allí realizaron su consagración a la Virgen sus primeros discípulos. Algunos de ellos se incorporaron muy pronto al ejército alemán. Estamos en el inicio de la primera guerra mundial. Varios murieron. De todas partes le llegaban al P. Kentenich testimonios admirables en aquellas circunstancias tan difíciles. Era la confirmación de que aquella consagración  era una gracia para la Iglesia.

   Después de una gran celebración en el lugar nativo del carisma, un numeroso grupo peregrinó a Roma. En una catequesis familiar el papa Francisco les ha instruido sobre cinco asuntos importantes. Nos conviene a todos tenerlos presentes en nuestro caminar cristiano.

 

    Familia y Sacramento del matrimonio: “Pienso que la familia cristiana, la familia, el matrimonio, nunca fue atacado como ahora. Atacado directamente o atacado de hecho… Evidentemente se ha devaluado el sacramento del matrimonio y del sacramento inconscientemente se ha pasado al rito. La reducción del sacramento al rito. Entonces se da que el sacramento bueno es un hecho social… La preparación al matrimonio tiene que venir de muy lejos. Acompañar novios. Acompañar novios. Acompañar, pero siempre cuerpo a cuerpo y preparar. Saber qué es lo que van a hacer. Muchos no saben lo que hacen y se casan sin saber qué significa.

   En el Sínodo un obispo se hizo esta pregunta: ¿somos conscientes nosotros los pastores de lo que sufre un chico cuando sus padres se separan?

 

   María educadora: “La verdad es que María es la que sabe transformar una cueva de animales en casa de Jesús con unos pocos trapos y una montaña de ternura… Ella es Madre porque engendra a Jesús y nos ayuda con la fuerza del Espíritu Santo a que Jesús nazca y crezca en nosotros Es la que continuamente nos está dando la vida. Es Madre de la Iglesia. Es maternidad. No tenemos derecho, y si lo hacemos estamos equivocados, atener psicología de huérfanos. O sea, el cristiano no tiene derecho <>. Tiene Madre. Tenemos Madre… Madre. Es Madre no solo porque nos da la vida sino porque nos educa en la fe. Es distinto buscar crecer en la fe sin la ayuda de María. Es otra cosa. Es como crecer en la fe sí, pero en la Iglesia orfanato. Una Iglesia sin María es un orfanato. Entonces ella educa, nos hace crecer, nos acompaña, toca las conciencias. Cómo sabe tocar las conciencias para el arrepentimiento.

   Acordémonos del Apocalipsis, la que sale con el chico en brazos corriendo para que el dragón no devore  al muchacho. Por más que conozcamos a Jesús, nadie puede decir que es tan maduro como para prescindir de María. Nadie puede prescindir de su madre.

 

   Los Jóvenes y la Misión: “Parto de una frase del papa Benedicto XVI. La Iglesia no crece por proselitismo sino por atracción… La atracción la da el testimonio. Consejo primero: testimonio. O sea, vivir detal manera que los otros tengan ganas de vivir así. Como nosotros. Testimonio. No hay otro. No hay otro… Sin testimonio no podéis ayudar a ningún joven ni a ningún viejo. ¡A nadie!

   Y ahí sí, con la misión, la oración. Nadie puede decir <> si el Espíritu Santo no te lo inspira. Y para esto tenéis que rezar. Tenéis que reconocer que tenéis el Espíritu Santo adentro que y que es el mismo Espíritu Santo el que da fuerza para ir adelante.

   Oración no dejar la oración. Y la oración a la Virgen es una  de las cosas que en la confesión suelo preguntar: <<¿Cómo va tu relación con la Virgen>> Rosario Pero la oración… Para que la Madre me acompañe, me busque, me diga dónde falta el vino, etc. esas cosas que hace ella. Oración, misión, salir”.

 

   Problemas sociales de hoy: “La audacia. La audacia es una gracia. El coraje. San Pablo decía dos grandes actitudes que tiene que tener el cristiano para predicar a Jesucristo: el coraje y el aguante. Coraje para ir adelante y el aguante para soportar el peso del trabajo.

   En el encuentro de penalistas me decía uno de ellos en privado:<llorar  junto con un preso. Ahí tenéis un ejemplo. Él ve la realidad del derecho, de lo que tiene que juzgar, como juez penalista, pero desde la llaga que está allí y esta verdad la ve allí, la ve mejor.

   Entonces yo te diría: Una sana inconsciencia, o sea que Dios hace las cosas, rezar y abandonarse. Coraje y aguante y salir a la periferia. No sé si ese es mi secreto”.

 

   La Iglesia: “Renovación de la Iglesia. Alguno dice por ahí: <>… La Iglesia tiene que renovarse continuamente. Esto desde los primeros siglos de la Iglesia… Los Padres latinos luchaban por eso, los santos hicieron lo mismo, o sea los que llevan adelante la Iglesia son los santos. Que son aquellos que fueron capaces de renovar su santidad y a través de su santidad, renovar a la Iglesia.

   Acá mismo, es público, por eso me atrevo a decirlo, hay que renovar la Curia, se está renovando la Curia, se está renovando la Curia, el Banco Vaticano, hay que renovarlo. Todas son renovaciones de fuera Esas que dicen los diarios. Es curioso. Ninguno habla de la renovación del corazón. No entienden nada de lo que es renovar la Iglesia. Es la santidad. Renovar el corazón de cada uno.

    Libertad de espíritu. Que no es lo mismo que relajo, no. No… Libertad de espíritu supone fidelidad y supone oración. Cuando uno no ora no tiene esa libertad.

   A veces yo veo en algunas Conferencias Episcopales o en algunos Obispados que tienen encargados para cualquier cosa. Para todo. No se escapa nada. Y todo funcional, todo bien arreglado. Pero faltan a veces cosas o hacen la mitad de lo que podrían hacer con menos funcionalismo y más celo apostólico, más libertad interior, más oración, ese coraje de Salir adelante.

   Tenemos que trabajar por la cultura del encuentro. Una cultura que nos ayude a encontrarnos como familia, como movimiento, como Iglesia, como parroquia. Siempre buscar cómo encontrarse”.

 

 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA