Domingo, 25 de febrero de 2024

Religión en Libertad

Blog

Tu Matrimonio como Dios lo pensó.

Sensatamente. Comentario para Matrimonios: Marcos 12, 28b-34

por ProyectoAmorConyugal.es

EVANGELIO

El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y lo amarás.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 12, 28b-34

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:
«¿Qué mandamiento es el primero de todos?».
Respondió Jesús:
«El primero es: "Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. " El segundo es este: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." No hay mandamiento mayor que éstos».
El escriba replicó:
«Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».
Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:
«No estás lejos del reino de Dios».
Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

Palabra del Señor.

 

Para ver los próximos RETIROS Y MISIONES haz click AQUÍ

Sensatamente.

A veces nos puede costar ver en el amor a Dios y el amor a nuestro esposo, una sola cosa. Dependiendo quién, le parecería que puede amar a uno o al otro sin amar a los dos simultáneamente. Pero este escriba respondió, dice el Evangelio “sensatamente”, porque dice que no hay nada fuera de Dios, por tanto, amarlo a Él con todo el ser y amar al prójimo, vale más que todos los sacrificios. Así que, de nada me sirven todos mis sacrificios y todas mis ofrendas a Dios si no amo a mi esposo.
Y es que, amando a mi esposo amo a Dios y amando a Dios necesariamente amaré a mi esposo. Y si no es así, es porque me he creado un Dios a mi medida o un matrimonio a mi gusto.

Aterrizado a la vida matrimonial:

Lola: No puedo. Lo he intentado. No puedo amar a Dios y no amarte a ti. No me siento bien, no estoy en paz, no hay alegría en mi interior.
Jose: No puedo. Lo he intentado. No puedo amarte a ti si no amo a Dios. Te amo a mi manera y no funciona nuestra unidad, y mis desórdenes te provocan heridas, aunque yo no quiera.
Lola: ¿Me ayudas a enamorarme de mi vocación al matrimonio?
Jose: Encantado. ¿Me ayudas tú a enamorarme de Dios?
Lola: Encantada.
(Y ambos se ayudaron a llegar a la santidad)

Madre,

Todo está en Dios y sobre todo sus hijos, y en concreto, ese hijo o hija que Él me ha dado para hacerme uno con él o ella. Forma parte de Cristo, de las entrañas de Dios. Que lo tenga siempre presente, Madre, que mi esposo es un don maravilloso de Dios para amarle a Él. Alabado sea el Señor.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda