Sábado, 07 de diciembre de 2019

Religión en Libertad

Blog

Divorciados y falsa misericordia

por Oro Fino

Estoy triste, muy triste, porque un amigo está en pecado mortal pero no quiere admitirlo. Este amigo está divorciado y convive maritalmente con otra mujer que no es la suya ante Dios, pese a lo cual comulga con frecuencia y presume incluso de hacerlo.
 
Sí, aunque parezca mentira, en una parroquia madrileña le administran la Sagrada Comunión apelando a la misericordia. La misma misericordia que esgrime ahora, incansable, el cardenal alemán Walter Kasper, quien durante estos días participa en el Consistorio extraordinario convocado por el Papa Francisco para abordar la cuestión de la familia.

Mi amigo tenía las ideas claras sobre la fe y los sacramentos, pero ahora ha cambiado de opinión porque un sacerdote de esa parroquia le anima una y otra vez a recibir a Nuestro Señor Jesucristo en pecado mortal, cometiendo sacrilegio en nombre de una falsa misericordia convertida en cajón de sastre para ofender gravemente a Dios.

Dios es, en efecto, infinitamente misericordioso y perdona todas las ofensas, por graves que éstas sean, pero siempre y cuando exista verdadero arrepentimiento y propósito de enmienda.  

Enlazo aquí justamente con las recientes palabras pronunciadas por el cardenal Kasper en un seminario sobre diálogo interreligioso y violencia promovido por la Comunidad de Sant Egidio: “Para mí –asegura- no es concebible que si uno cae en un agujero, no haya salida para él. Esta imagen no es compatible con la misericordia. Hay una salida para los que se arrepienten y se convierten… Hay una segunda oportunidad si la persona está abierto a ello”.

“Si la persona está abierto a ello”… Se establece así una clara relación condicional. Es decir,  si el divorciado o divorciada, en este caso, aceptan su situación y ponen los remedios divinos y humanos para salir de ella recurriendo a la única salida que la Iglesia reconoce: la nulidad matrimonial.

Los divorciados vueltos a casar tienen siempre abiertas las puertas del confesonario, pero no deben comulgar mientras exista el vínculo matrimonial con la única persona que es su esposo o esposa ante Dios.

Conozco también, por fortuna, varios casos de personas divorciadas que convivieron en adulterio pero se abstuvieron de comulgar durante todo ese tiempo y ahora están felizmente casadas a los ojos de Dios.

Por eso, nunca me cansaré de recomendar la nulidad matrimonial a todas esas personas que sufren y necesitan esa “segunda oportunidad” que reclama el cardenal Casper. Les animo a que lo intenten. No hace falta ser millonario, como  falsamente se dice, para promover un proceso eclesiástico, pues en muchos casos el abogado es gratuito.

¡Pero, ojo! Nadie debe escudarse en una falsa misericordia para recibir al Señor en pecado mortal. Eso jamás.

Más información en: https://www.facebook.com/josemariazavalaoficial
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA