Jueves, 22 de agosto de 2019

Religión en Libertad

Blog

De dos obispos chinos que han pasado en la cárcel más de medio siglo

por Luis Antequera

 
            Se trata de Mons. Giacomo Su Zhimin, obispo de Baoding, de 80 años de edad, de los cuales 40 en prisión, y de Mons. Cosma Shi Enxiang, obispo de Yixian, de 90 años de edad, de los cuales 51 en prisión.
 
            Según informa Bernardo Cervellera en la publicación Asia News, poco o nada es lo que se sabe de estos dos prelados, por supuesto nada sobre la causa de su arresto, el Gobierno no da la menor pista sobre su paradero y hasta responde no saber nada cuando es requerido sobre la cuestión. Por no ser, ni siquiera es descartable que alguno de ellos, o los dos, hayan sido sometidos a tortura para obtener información, para conseguir su sumisión a las autoridades comunistas o incluso para lograr, en el mejor de los casos, una declaración de apostasía. Y esos si no han sido asesinados, como de hecho ha ocurrido ya en China con otros obispos como Mons. Giuseppe Fan Xueyan en 1992, Mons. Giovanni Gao Kexian en el 2006 o Mons. Giovanni Han Dingxiang en el 2007.
 
Mons. Giacomo Su Zhimin.
            Entre lo poco que se sabe lo siguiente: Mons. Zhimin fue arrestado por última vez el 18 de octubre de 1997. Por casualidad fue visto en un hospital de Baoding por un sacerdote en noviembre de 2003, y por supuesto, bien escoltado por la policía. El hecho de asociarse a finales de los 50 al grupo Asociación Patriótica para crear una iglesia china afecta a Roma, le costó en su momento al menos 26 años de cárcel. En 1996 consiguió difundir una carta abierta al Gobierno chino demandándole el respeto de los derechos humanos.
 
Mons. Cosma Shi Enxiang.
            En cuanto a Mons. Shi Enxiang, la última vez que fue arrestado fue el 13 de abril de 2001 y aunque su familia ha preguntado repetidas veces por su paradero, nada es lo que se sabe de él. Estuvo en prisión desde 1957 hasta 1980. Sufre un nuevo arresto de tres años, esta vez domiciliario, en 1983. En 1989, con ocasión de la constitución de la Conferencia episcopal de obispo subterráneos, según se llamó, es de nuevo detenido, y no es liberado hasta 1993.
 
            La de Mons. Zhimin y la de Mons. Shi Enxiang es la triste realidad con la que conviven a diario todos los miembros de una de las comunidades cristianas más importantes del mundo, que bien podría ascender a los 110 millones de fieles. Y eso, aun cuando, en su lugar de origen, no pase de ser una comunidad minoritaria nunca superior al 8% de la población, que tal es lo que es capaz de dar de sí un gigante demográfico como la China, con una población que supera los 1.300 millones de personas.
 
 
            ©L.A.
            encuerpoyalma@movistar.es
 
 
 
 
Otros artículos del autor relacionados con el tema
 
 
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Por favor ayúdanos a promover noticias como ésta

DONA AHORA