Domingo, 11 de abril de 2021

Religión en Libertad

Guatemala beatificará a los 10 mártires del Quiché, incluyendo a 3 misioneros españoles

José María Gran Cirera, misionero catalán del Sagrado Corazón, mártir en el Quiché
José María Gran Cirera, misionero catalán del Sagrado Corazón, mártir en el Quiché

ReL

Guatemala celebrará el 23 de abril, día del mártir San Jorge, la beatificación de 10 mártires modernos, mártires de la época de la televisión a color, asesinados entre 1980 y 1991.

Son llamados "los mártires de Quiché" y la ceremonia se celebra en Santa Cruz del Quiché. El papa y la Iglesia reconocieron el martirio por un decreto firmado en enero de 2020.

Se trata de 3 sacerdotes y 7 laicos, entre ellos un niño de 12 años, asesinados por odio a la fe en los años 80.

Tres misioneros españoles del Sagrado Corazón

Los tres sacerdotes son Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús, todos nacidos en España.

El padre José María Gran Cirera, de Barcelona, fue enviado a Guatemala en 1975, donde trabajó con los pobres y los indígenas. Fue asesinado el 4 de junio de 1980 junto con el sacristán y catequista Domingo del Barrio Batz, también entre los nuevos beatos, cuando regresaban de una visita pastoral a unos pueblos.

En 1959 el padre Faustino Villanueva Villanueva fue enviado a Guatemala, donde desempeño responsabilidades pastorales en varias parroquias de la diócesis de Quiché. Fue asesinado el 10 de julio de 1980.

El padre Juan Alonso Fernández fue enviado a Guatemala en 1960, el mismo año de su ordenación. De 1963 a 1965 fue misionero en Indonesia. A su regreso a Guatemala, fundó la parroquia de S. María Regina en Lancetillo. Fue torturado y asesinado el 15 de febrero de 1981.

Juan Alonso Fernández en fotos de su juventud, en la prensa al ser asesinado en 1981

Juan Alonso Fernández en fotos de su juventud, en la prensa al ser asesinado en 1981

Siete laicos, varios de Acción católica

Junto a ellos, serán beatificados 7 laicos. Además de Domingo del Barrio Batz, casado, asesinado junto al padre Cirera, están Juan Barrera Méndez, de 12 años, miembro de la Acción Católica; Tomás Ramírez Caba, casado, sacristán; Nicolás Castro, catequista y ministro extraordinario de la Comunión; Reyes Us Hernández, casado, dedicado a actividades pastorales; Rosalío Benito, catequista y agente de pastoral; Miguel Tiu Imul, casado, director de Acción Católica y catequista.

En su mensaje del 21 de marzo, los obispos de Guatemala recuerdan que “a lo largo de la historia de la Iglesia, en diferentes épocas y circunstancias, hombres y mujeres, discípulos fieles del Señor, han derramado su sangre hasta la muerte. Con el sacrificio de la propia vida, sellaron las convicciones más profundas que animaron su vida: vivir como Jesús, entregar la existencia por los demás y participar en su destino, de persecución y muerte”.

En su mensaje, los obispos recuerdan que en la diócesis de Quiché la acción evangelizadora se intensificó en los años ‘40 del siglo pasado, involucrando a muchos hombres y mujeres con Dios, la Iglesia y la sociedad. Su vida estaba marcada por la fe , la caridad y la oración, la misma fe en la Resurrección que sostuvo su espíritu y les dio fortaleza para enfrentar el sufrimiento y la muerte. “Su testimonio y ejemplo nos ayuda a confirmar nuestra fe en la Resurrección de Cristo y nos ofrece la oportunidad de honrarlos porque ellos también dieron su vida por sus propios enemigos”.

Promotores de justicia y de paz

Los obispos alaban a estos mártires que fueron "promotores de la justicia, constructores de la paz, artesanos del bien común, defensores inclaudicables de la persona y sus derechos, heraldos valientes del Evangelio, aun en medio de las pruebas a las cuales fueron sometidos sin olvidar la historia de mentiras, humillaciones, acusaciones y calumnias".

"Ellos, con su testimonio, nos han mostrado lo que significa amar a Jesucristo … Bienaventurados los mártires de un pueblo indígena bendecido con la fe en Jesucristo, porque ellos nos han mostrado hasta dónde puede llegar la entrega de un catequista o un misionero… Dios ha estado grande con nosotros porque en medio de la violencia incontrolable de aquellos terribles años, brilló la luz, la esperanza, y hoy se cosechan frutos de fidelidad y santidad por su testimonio”, añaden. 

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda