Sábado, 18 de septiembre de 2021

Religión en Libertad

Nicole y Zoe cuentan sus testimonios sobre la vida y el aborto

Violada en el instituto, quedó embarazada y no abortó: «Le estoy muy agradecida», confiesa su hija

Violada en el instituto, quedó embarazada y no abortó: «Le estoy muy agradecida», confiesa su hija
Zoe es ahora también una joven madre, y se siente orgullosa de que su madre no la abortara

ReL

Zoe es hoy una joven esposa y madre feliz, y lo es gracias a que su madre no abortó cuando fue violada en la escuela secundaria, cuando abortar hubiera sido lo más fácil. Madre e hija cuentan sus historias y por qué la vida siempre merece la pena ser vivida. A continuación ofrecemos el testimonio de estas dos valientes mujeres que recoge Salvar el 1:

 Violada a los 18 años decidió tener a su hija en lugar de abortar

Nicole fue violada por un conocido de la escuela secundaria en 1998, en Florida. Nueve meses después, dio a luz a Zoe, que tiene ahora 22 años.

 “No fue su culpa”, dice Nicole. “Creo que mucha gente piensa que el aborto es fácil porque elimina el 'problema', pero el problema no es el niño. El niño no hizo nada. El problema es que tienes que lidiar con el dolor de lo que te sucedió y perdonar a alguien que te ha hecho daño. Pero esa persona no es este bebé inocente".

Zoe, ahora esposa y madre, trabaja en un centro de  preescolares de la iglesia que atiende a niños de 2 años y está agradecida por la valiente decisión de su madre.

“Estoy muy contenta de que decidiera tenerme y estoy realmente agradecida de que mis abuelos estuvieran allí y la apoyasen”, dice Zoe.

Nicole se casó cuando Zoe tenía unos 4 años, y ella y su esposo, que adoptó a Zoe, han tenido cuatro hijos más. Con la ayuda de recursos como los estudios bíblicos, Nicole ha podido superar el dolor de la violación. Pero le ha llevado años.

El ataque de Nicole ocurrió cuando un chico fue a su casa a recoger un accesorio para una obra de teatro escolar en la que ambos estaban actuando.

"Empezó a acercarse a mí", dice Nicole. “Yo dije: 'No, no, no. Tienes novia y no quiero hacer eso'. Siguió insistiendo y poniéndose enérgico y luego me violó. Luego actuó como si nada… yo estaba sentada allí aguantando. Para él no fue gran cosa".

Pero fue un gran problema para Nicole, que no pudo contarle a nadie más que a sus padres lo que había sucedido hasta un par de años después del nacimiento de Zoe. Después de anular sus planes universitarios debido al bebé, regresó con sus padres.

“Estuve demasiado avergonzada para decir algo durante mucho tiempo”, recuerda Nicole. "Eso también fue difícil porque llevas ese secreto contigo porque es simplemente vergonzoso".

Nicole incluso deseó un aborto espontáneo, "porque entonces no tendría que lidiar con eso".

"Sé que suena terrible, pero fue por miedo", dice Nicole.

La idea de tener un aborto fue fugaz.

“Pensaba que si tuviera un aborto, nadie lo sabría", dice Nicole. “Creo que en realidad fue Satanás tratando de poner ese pensamiento en mi cabeza, porque no estoy en absoluto a favor del aborto y tampoco en ese entonces. Creo que Satanás estaba tratando de atraparme  cuando era más vulnerable. No creo que pudiera vivir conmigo misma si realmente hubiese abortado".

"Creo que Dios resolvió esto"

Nicole dice que sus padres, ambos cristianos devotos, fueron “muy solidarios” con su decisión de criar al bebé. Además de sus padres, el apoyo financiero vino más tarde de un trabajo en una tienda, así como por la indemnización por un accidente automovilístico que sucedió cuando ella era una niña.

Creo que Dios resolvió esto”, dice Nicole, quien finalmente también obtuvo un título de asociado en justicia penal.

Sin embargo, Dios no había terminado de trabajar en su vida. Cuando Zoe tenía 3 años y la mamá y el bebé habían encontrado su propio apartamento, Nicole conoció a un hombre cristiano que era muy amable con Zoe. Él y Nicole se casaron ​​y la familia de tres comenzó a crecer. Finalmente, Zoe quiso saber más sobre su historia.

“En realidad, nunca lo mantuvimos en secreto”, dice Nicole. “Solo le dije, 'Alguien le hizo algo malo a mamá. Pero siempre te he amado. Nunca me arrepentí de tenerte. Siempre has sido una bendición para mí ".

Zoe hizo un intento fallido de comunicarse con su padre biológico en su adolescencia, pero no obtuvo respuesta.

“Fue un gran dolor en mi vida durante tanto tiempo que todavía no lo he superado realmente”, dice. “La violación también lastima al niño, y no solo a la mujer. Pero aún así  es posible superarlo".

El rechazo se sumó a los problemas típicos de los adolescentes, pero Zoe sobrevivió. Su padre adoptivo la ayudó. Zoe dice que siempre la ha tratado en pie de igualdad con sus hermanos.

“Siempre me ha tratado como a su hija biológica”, dice. “Fuimos a los bailes de papá e hija y al Girl Scouts. Nunca me ha tratado de manera diferente. Realmente, lo felicito por eso".

Zoe y su madre son activamente provida y animan a las madres embarazadas en circunstancias difíciles a perseverar.

“Tener un bebé solo da mucho miedo, pero es tan poco tiempo en tu vida que no vale la pena hacer algo tan drástico como abortar, algo con lo que tienes que vivir para siempre”, dice Nicole. “No puedes retractarte de un aborto. Nunca. Es tan especial tener a Zoe en mi vida, y ella es una bendición. No me arrepiento No me he arrepentido ni un solo día".

Zoe usa su historia para alentar a las mujeres a tener a sus bebés en todas las situaciones.

“Puedo decir que soy producto de (violación)”, dice. “No soy menos persona porque mi padre biológico hizo algo horrible. Eso no significa que deba morir por eso. No creo que se deba matar al bebé solo porque el padre era una persona horrible".

El aborto no resuelve el problema del embarazo de una mujer, dicen la madre y la hija, incluso en el caso de una violación. De hecho, lo empeora.

“Un mal no corrige el mal que te han hecho”, dice Nicole. “Tener un aborto no soluciona el dolor y la humillación que sientes por la violación. Simplemente lo magnifica".

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda