Sábado, 04 de abril de 2020

Religión en Libertad

José Luis Gadea y Magüi Gálvez explican el origen de esta obra inspirada por la Virgen

«El retiro de Amor Conyugal está salvando cientos de matrimonios por los que nadie daría un duro»

Los retiros del Proyecto Amor Conyugal comenzaron en 2016 en Málaga y en apenas tres años se han extendido por toda España
Los retiros del Proyecto Amor Conyugal comenzaron en 2016 en Málaga y en apenas tres años se han extendido por toda España

J. Lozano / ReL

El Proyecto Amor Conyugal, Premio ReL 2019, se ha convertido en un auténtico fenómeno que está ayudando a cientos de matrimonios en crisis y a otros tanto a profundizar en el sacramento. Y todo ello con apenas tres años de historia desde que José Luis Gadea y Magüi Gálvez empezaron estos retiros con cinco matrimonios en Málaga. En estos momentos ya hay grupos en Jerez, Sevilla, Córdoba, Granada, Toledo, Mérida, Madrid, Valencia, Alicante, Barcelona, Gerona, Valladolid, Salamanca, Pamplona San Sebastián y Bilbao. Y el número sigue creciendo.

Los iniciadores de estos retiros cuentan que a ellos acuden matrimonios de todo tipo, con mucha formación cristiana pero también con apenas conocimientos. “Vienen también matrimonios ya separados o divorciados. Salen del retiro con una gracia, una ilusión, una fuerza y esperanzas maravillosas. Y a partir de ahí cogen impulso suficiente para empezar un itinerario que ofrece el proyecto o un acompañamiento personalizado, que es otro servicio que ofrece el proyecto”.

"La Virgen ha saltado a nuestro corazón"

Y es que según explica este matrimonio “el retiro está salvando cientos y cientos de matrimonios que nadie daría un duro por ellos. Los esposos viven unas experiencias allí que al salir las comunican y esto hace que vaya corriéndose la voz”. De hecho, tanto este itinerario como algunos de estos impresionantes testimonios de varios matrimonios aparecen en el libro El Inmaculado corazón de María triunfará en mi matrimonio (Libros Libres), publicado recientemente y que se puede adquirir aquí.

José Luis explica que aunque los retiros comenzaron en 2016, todo se remonta al año 2002, momento de la conversión de este matrimonio. Y en todos esos años hasta esta explosión “fue de crecimiento nuestro en la fe y en formación en temas de matrimonio”.

La Virgen había saltado a nuestro corazón”, confiesa Magüi, y puso en el corazón del matrimonio realizar un retiro “como un compendio de todo lo que habíamos vivido”. Su sorpresa fue al prepararlo “todo fluía de forma sencilla” y al realizarlo vieron que “era un reflejo de lo que es el matrimonio”.

Itinerario basado en las catequesis de San Juan Pablo II

“Para mí fue el asombro de algo grande que no se puede ver, no se puede palpar, pero se experimenta en el corazón”, explica esta mujer. Y todo ello a pesar de las imperfecciones quee había, del cansancio. Pero pese a todo, el retiro se convirtió en una “cascada de gracia”.

Por su parte, José Luis explica que el Proyecto Amor Conyugal se ha constituido como un itinerario para matrimonios basado en las catequesis de San Juan Pablo II. De hecho, el primero de estos retiros y germen de lo que tres años después es ya una realidad, se centró en el primer ciclo de catequesis del Papa polaco. El eslogan era: “tu matrimonio como Dios lo pensó”.

libro-amor-conyugal

Sin saber cómo aquel primer retiro en Málaga se llenó y este esposo asegura que “todos recibimos gracias maravillosas”. En todo este proceso –aseguran- “la Virgen va siempre delante de nosotros. No sabíamos lo que estaba preparando, ni esta explosión para expandir el proyecto a tantas ciudades como ya está”.

“Los retiros son muy experienciales y donde está la clave es en las experiencias que los matrimonios viven, son experiencias conyugales. Sí hay teoría, hay revelación, sobre cómo es el matrimonio y Dios lo había pensado. Después hay una experiencia matrimonial y es en esas experiencias donde los matrimonios viven algo muy grande, donde realmente se derrama la gracia y están ocurriendo auténticos milagros. Nos sentimos como en primera fila de un milagro en masa de la Virgen”.

Cinco claves para un matrimonio feliz

Como un proyecto maravilloso de Dios, pero para vivirlo bien en un mundo hostil y con nuestros defectos humanos, José Luis y Magüi proponen también 5 ideas que hay que conocer y aceptar en la vida matrimonial:

1. Saber que el matrimonio es una llamada de Dios

"San Juan Pablo II dice que hemos sido creados uno para el otro como don de Dios; Dios ya nos pensaba para entregarnos el uno al otro; al mirarnos así, en circunstancias duras comprendemos que Dios nos quiere hablar a través del cónyuge. El catecismo dice que somos el auxilio de Dios el uno para el otro. El cónyuge, tal como es, nos va a acercar a Dios", explica él.

"El matrimonio cristiano es responder a una llamada de Dios. Es una vida plena, pero también con sus cruces", explica ella. "Si mi cónyuge me ayuda, es una bendición; si me mortifica, me ayuda a purificarme. El otro es un bien para mí".

2. Saber que ambos esposos somos diferentes

"Si no entendemos que somos muy diferentes habrá muchas discusiones. No hay que intentar que mi cónyuge sea como yo. Precisamente, son las diferencias las que permiten que lleguemos a ser uno, que nos ayudemos uno al otro. Yo veo que mi esposa, en una reunión, capta cosas relacionales, que yo no veo, yo me quedo en lo conceptual, por ejemplo. He de salir de mi dureza de corazón, de mi aferrarme a mi visión de las cosas. Ella es generosa, yo ahorrador; yo soy puntual, ella no... Esta diferencia sirve para que nos apoyemos, para que cuando uno tenga una carencia se apoye en el otro", dice él.

"Cuando veo algo diferente miro al Cielo y me pregunto '¿qué es esto?', pero eso nos hace crecer y ganar en puntos de unión, saliendo de mi cerrazón", dice Magüi.

3. Aprender a mirarnos como Dios mira

"Mirar como Dios mira incluye esa aceptación y ese asombro y ver lo bello y lo bueno que hay en el cónyuge. Nuestra naturaleza caída nos lleva a mirar precisamente el defecto, y eso genera desánimo. Es fundamental mirar lo bueno que Dios hace en el otro. Eso genera mucho bien en la relación entre los esposos", explica Magüi.

"A nosotros nos ha ayudado mucho la oración conyugal y la promovemos en Proyecto Amor Conyugal. Cuando rezamos juntos con el Señor, Él nos enseña a mirar al otro. Vamos viendo al otro como Dios le ve. Esa oración conyugal purifica nuestra visión y nos hace ver la belleza de Dios en el otro", dice José Luis.

"Esa belleza está en nuestra pequeñez y pobreza. Las personas miran los resultados pero Dios mira la voluntad, la pequeñez", concreta Magüi.

4. Ascética (nuestro esfuerzo) y mística (acoger la gracia de Dios)

"No nos podemos confiar en que la Gracia lo va a hacer todo sin nosotros. Dios Padre quiere que participemos en la Creación y Dios Hijo quiere que participemos en la Salvación, con nuestro sacrificio. Un matrimonio es una obra de Dios, quiere que participemos con nuestros esfuerzo. Dios lo hace casi todo y yo casi nada; Él se compromete a poner su casi-todo si yo pongo mi casi-nada. Hay entregas que podemos hacer, pero van acompañadas por la Gracia y las fecunda. Un pequeño sacrificio mío puede dar un fruto enorme, que nos sobrepasa, más allá de lo que imaginaríamos", dice José Luis.

"Si queremos entrar en una dimensión sobrenatural, con la paz, el gozo y la alegría de Dios, no podemos hacerlo sin Dios. La roca que lo edifica todo en gracia y ascética es el perdón. Es como levantar al niño pequeño si se cae: decir 'no pasa nada', aceptar la pequeñez, y levantarnos y perdonar", añade Magüi.

5. Poner a Cristo, en serio, entre nosotros dos

Hay personas que ponen a Cristo en el centro de su vida individual... pero no en el centro de su matrimonio. "Los cristianos sabemos que el amor es Cristo; deja de mirar fuera, aprende a conocer el Amor, y luego mírate a ti mismo", propone Magüi.

"En nuestra boda Cristo se hace presente y hace un milagro; hace que dos sean uno. Desde ese momento Cristo está entre nosotros. Y se hace presente cada vez que nos acogemos y nos entregamos mutuamente, Cristo se hace presente, y eso es la bomba atómica del amor, porque Cristo tiene una fuerza brutal, y esa onda expansiva llega a nuestros hijos, a los hijos de los hijos...", explica José Luis.

Puede adquirir aquí el libro de Amor Conyugal escrito por este matrimonio

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Necesitamos tu ayuda económica para seguir haciendo noticias como esta

DONA AHORA