Martes, 28 de junio de 2022

Religión en Libertad

La Santa Sede suspende las ordenaciones del seminario de Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon

El obispo de Fréjus-Toulon, Dominique Rey.
El obispo de Fréjus-Toulon, Dominique Rey, recibe con sorpresa y dolor la suspensión de Roma de las ordenaciones previstas para este mes de junio.

José María Carrera

TAGS:

"Con dolor y confianza a la vez", pero "consciente de la prueba que representa", el obispo de Fréjus-Toulon mons. Dominique Rey ha anunciado este jueves la orden emitida por el dicasterio para los Obispos para que "se pospongan las ordenaciones"  sacerdotales que iban a tener lugar a finales de junio en la diócesis.

En el comunicado, Rey informaba sobre la "visita fraternal" de mons. Aveline -arzobispo de Marsella- a su diócesis "a petición de Roma", así como la del prefecto de la Congegación de los Obispos, el cardenal Ouellet.

"Se pudieron abordar las cuestiones que algunos dicasterios romanos se plantean sobre la reestructuración del seminario y la política de acogida de la diócesis. Un encuentro sobre estos temas, también recientemente, con el cardenal Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, proporcionó información útil", explicó Dominique Rey.

El mismo obispo comentó que, a la espera de las conclusiones de estas visitas y conversaciones con los dicasterios romanos, "se ha pedido que se pospongan las ordenaciones diaconal y sacerdotal previstas para finales de junio".

Una orden que ha sido acogida "con dolor y confianza a la vez" por el obispo, que expresó su conocimiento de "la prueba que representa, sobre todo para los que se preparaban para recibir la ordenación".

"Nos comprometemos a apoyarles en la oración y a seguir acompañándoles en su camino. Os animo a cada uno de vosotros a rezar también por nuestra diócesis, hasta que la situación se aclare por el bien de todos. Que el Espíritu de Pentecostés mantenga nuestros corazones en paz, felices de servir y amar", concluyó el obispo de Fréjus-Toulon.

Una diócesis floreciente en el "podio" francés

Rey, de 69 años, preside la diócesis de Fréjus-Toulon desde el año 2000. Desde entonces, su diócesis ha experimentado un boom vocacional sin precedentes, lo que es especialmente representativo en Francia, golpeada duramente por la crisis de vocaciones y de práctica religiosa desde hace décadas.

De hecho, 15 años después de su nombramiento, Fréjus-Toulon ya era la diócesis con más ordenaciones sacerdotales por habitante al disponer de 252 sacerdotes ejerciendo en ella y 93 como misioneros más allá de sus fronteras.

Actualmente, la diócesis de Rey tiene el tercer seminario con más vocaciones de Francia. En 2021 se ordenaron seis sacerdotes, dos menos que el año 2020 marcado por la pandemia.  En 2019, el centro tenía 66 seminaristas, cifra solo superada por el seminario de la capital francesa y la comunidad de Saint-Martin.

Como afirmó el rector del seminario de la diócesis, Jean-Noël Dol, una posible explicación de este boom vocacional es que "el principio de monseñor Rey es dar una oportunidad a cualquier comunidad que pida la acogida" en la diócesis, ya que entre un tercio y la mitad de los candidatos al sacerdocio provenían de estas comunidades religiosas.

En 2014, de los 222 sacerdotes activos en la diócesis, 96 estaban vinculadas a institutos religiosos, asociaciones sacerdotales y comunidades nuevas de laicos. La tendencia no ha hecho sino mantenerse, lo que permite al obispo "abarcar más terreno y desarrollar una pastoral de presencia y proximidad": "Además, este número relativamente importante de sacerdotes en la diócesis favorece la formación de polos misioneros, en particular en los grandes municipios. De esta forma los sacerdotes se unen en torno a una misión común con una cierta comunidad de vida y oración que evita el aislamiento y el desánimo".

Otro aspecto que sin duda contribuye al éxito de la diócesis es la mencionada acogida por parte de Rey de toda iniciativa que desee evangelizar de forma activa, conjunta y continuada.

Monseñor Dominique Rey, miembro de la comunidad Emmanuel, sobre la santidad como respuesta a los desafíos de la Posmodernidad. 

"El espíritu tradismático", motor del boom vocacional

Muestra de ello es el curioso fenómeno de los "tradismáticos", término que hace referencia a la confluencia creciente de los movimientos y tendencias carismáticas y tradicionalistas de la Iglesia.  

En este sentido, el politólogo Gaëñ Brustier -como el propio desarrollo de la Iglesia en Francia- ha recordado en varias ocasiones que el origen carismático de monseñor Rey -perteneciente a la Comunidad de Emmanuel- no ha impedido el desarrollo de esta confluencia ni de que las comunidades tradicionales florezcan en su diócesis.

"Como intelectual, misionero y organizador, y también político, presintió y comprendió, probablemente mejor que nadie en el episcopado francés, lo que suponía como fuerza y poder un espíritu difuso y expandido: el espíritu tradismático", explicó Brustier.

Desde su nombramiento como obispo, Rey también ha buscado activamente normalizar la celebración de sacramentos por el rito tradicional de la Iglesia, que ha florecido en su diócesis. Desde entonces, no pocos sacerdotes y seminaristas ordenados por él mismo han manifestado su intención de celebrar la misa según este rito. 

Muestra de ello fueron las ordenaciones sacerdotales de la localidad de Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, que él mismo presidió. Un seminarista del Instituto del Buen Pastor, Etienne Lecarne, recibió la ordenación sacerdotal y otros cinco recibieron las órdenes menores, cuatro diocesanos (D. Martial Merlin, D. Andrea Giovanardi, D. Reinaldo Marecos y D. Jorge Corvalan), y uno de la Fraternidad de San José Custodio: el hermano Danka Pereira. Dom Alcuin Reid fue Maestro de Ceremonias.

Dominique Rey, en unas ordenaciones sacerdotales.

Rey, durante las ordenaciones tradicionales de de Saint-Maximin-la-Sainte-Baume, en 2016.

En Rey también pesa su experiencia de evangelización directa, "a puerta fría", obtenida desde su joven participación en la Comunidad de Emmanuel antes de ser sacerdote.

"Yo acudía a grupos de oración en el Barrio Latino del corazón de París. Recuerdo mi primera vez evangelizando en la calle. No es que me apeteciera mucho. El grupo estaba cerca de mi lugar de trabajo. ¡Y nos pusimos junto a mi trabajo, el Ministerio de Economía! Y yo con mi cuaderno de canciones, rezando intensamente. ¡No para encontrar a la gente, sino para no encontrarme a nadie! Pero fue una experiencia fabulosa. Una gente me dijo: 'sois la secta más simpática que he encontrado jamás'. Aquello cambió mi vida", expresó en 2019.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda