Sábado, 25 de mayo de 2024

Religión en Libertad

La vida de oración y ánimo de superación del pequeño de la familia Postigo Pich

Propuestas de Rafa Postigo para otros chavales enfermos: acogerse a Dios y rezar el «Nada te turbe»

Rafa Postigo Pich, de 14 años, explica cómo afronta su quimioterapia con su fe y su familia
Rafa Postigo Pich, de 14 años, explica cómo afronta su quimioterapia con su fe y su familia

Pablo J. Ginés

Rafa Postigo ha cumplido 14 años el 5 de mayo. Es el más pequeño de la familia Postigo Pich, una familia popular por haber sido la mayor en Europa (Chema Postigo y Rosa Pich tuvieron 18 hijos). Rosa escribió dos libros sobre su intensa vida familiar, una vida llena de alegrías pero también de momentos duros. Chema murió en 2017 de un cáncer rápido.

Desde enero, Rafa, el pequeño de los hermanos, se está tratando de un linfoma de Hodgkin, un cáncer del sistema linfático. El tratamiento de quimioterapia es duro, pero él ha conversado con ReligionEnLibertad sobre cómo lo afronta, desde la familia y desde la fe.

- ¡Eres el más pequeño de un montón de hermanos! ¿Te miman o te mandan?

- Ambas cosas. Pero he aprendido a sobrevivir, jajaja...

- ¿Qué es lo que más te fastidia de la enfermedad y el tratamiento?

- No poder ver a mis amigos, no poder ir a la escuela, y no poder jugar a fútbol ni hacer deporte como antes. Algo sí puedo, pero poco. Hay días que estoy más chafado. Mis amigos a veces me visitan, pero es fastidioso no poder ir cada día al colegio y verles. Ahora recibo clases por las tardes, tres tardes a la semana.

- ¿Qué ha cambiado en tu forma de ver las cosas?

- Antes, si faltaba un par de días al cole era: '¡uau, qué guay!'. En cambio, ahora sí que querría ir al colegio. Antes, lo que más me interesaba era pasármelo bien yo. Pero ahora me interesa más que lo pasen bien otros, y eso me alegra a mí también. He pensado mucho. Si quedo mal por hacer una cosa buena, me quedo satisfecho. Pero si estuviera bien por hacer una cosa mala, no me lo perdonaría.

Rosa Pich con su hijo pequeño Rafa

Rosa Pich con su hijo pequeño Rafa; ella, y su familia, son muy conocidos por sus libros Cómo ser feliz con 1,2,3... hijos y La vida es bella y más si se vive en familia.

- ¿Qué te gusta hacer?

- Me gusta hacer los deberes. Y leer: estoy leyendo una novela de batallas sobre Blas de Lezo, que estaba tuerto, manco y cojo...

- Pobre, estaba peor que tú. Tú sólo estás con la quimio...

- Jajaja, sí. Pues, aún así, les ganó a los ingleses en Cartagena de Indias.

- ¿Y qué más aficiones tienes?

- Toco la guitarra, y el ukelele, y el piano, con tutoriales. Y juego al ordenador, al Shell Shockers. Es online, juegas contra otros jugadores, lleváis unos huevos que tienen armas y os disparáis. Es divertido.

- Los que hemos leído los libros de tu madre sabemos que a todos os toca hacer tareas en el hogar...

- Bueno, cuando estoy bien me toca hacer algunas tareas. Poner platos, sobre todo.

En casa de la familia Postigo Pich siempre hay algunas tareas... y Rafa tiene las suyas

En casa de la familia Postigo Pich siempre hay algunas tareas... A Rafa le tocan los platos.

- Cuéntanos un poco de tu vida de oración...

- Por la mañana, le ofrezco el día a la Virgen con el 'Oh Señora mía' y el 'Bendita sea tu pureza'. Al mediodía rezo el Ángelus, o ahora el Regina Coeli, que lo canto. Voy a misa, y allí le pido a Dios por todas las cosas que recuerdo. Al pedir, trato de ser muy específico...

- Eso de ser específico al pedir, ¿te lo han recomendado o es algo que ves que te va bien?

- Las dos cosas. Pues pido, y también doy gracias a Dios, por lo que tengo y lo que no. También pido perdón por lo que haya podido ofender a Dios. Por la tarde, rezo el Rosario con la familia. Siempre estamos 4 o 5 por aquí para rezarlo. Alguna vez lo rezo por mi cuenta, pero no es frecuente.

» Luego, por la noche, doy gracias a Dios por el día, repaso lo que haya podido hacer mal y pido perdón. Después rezo 3 avemarías, el 'Jesusito de mi vida', que rezo desde muy pequeño, y el Ángel de la Guarda. A veces también rezo el 'Señor Mío Jesucristo'. Y luego ya me planifico el próximo día antes de acostarme.

- ¿Tienes algún santo favorito?

- Carlo Acutis, el Padre Pío de Pietrelcina y Santa Teresa de Ávila. Me gusta mucho el poema 'Nada te Turbe' de Santa Teresa. A veces lo uso para rezar.

- ¿Hay algún pasaje del Evangelio que te guste especialmente?

- Las Bienaventuranzas. Me reconfortan.

- ¿Te imaginas que no tuvieras hermanos? Estar enfermo y no tener hermanos, por ejemplo...

- Sería muchísimo más aburrido. Te lo pasas mucho mejor cuando tienes hermanos. Cada instante es un ratito de gloria, reírse y no parar de reírse...

Varios hermanos Postigo Pich a la mesa, con Rafa

- ¿Qué le dirías a un chico cristiano, que crea en Dios pero no sea muy religioso, al que le acaban de decir que tiene una enfermedad fastidiosa como la tuya?

- Que sea lo más optimista posible. Si antes no se acogía mucho a Dios, que lo haga ahora, que Él está muy a su lado. Y que ofrezca sus sufrimientos por muchas cosas. Y que, cuando lleve un tiempo con su enfermedad, que reflexione sobre su día a día. Que cuando vuelva de la enfermedad sea mejor persona. ¡Y que lea el 'Nada te Turbe'!

- ¿Y si el chaval no fuera cristiano?

- Que intente encontrar a Dios, y que cuando lo encuentre lo abrace con todas sus fuerza y dé gracias, porque yo creo que la fe es un regalo. A mí me sirvió mucho el libro de Carlo Acutis. Pero, claro, yo ya era cristiano, no sé si a ese chico le ayudaría. O quizá las Confesiones de San Agustín.

- Yo tengo un hijo de 14 años, como tú, que no se peina nunca y sale con pelos locos a la calle...

- Jajaja. ¡Que se peine! Yo ahora, con la quimio, no tengo pelo.

- Imagínate que dentro de cuatro años tienes un pariente rico y te regalan un viaje de una semana a cualquier país del mundo. ¿Dónde irías?

- A Italia, a la tumba de Carlo Acutis; a San Giovanni Rotondo, a la del Padre Pío; a Roma, a la de Juan Pablo II y los mártires antiguos...

- ¿Quieres decir algo más a los lectores de ReligionEnLibertad?

- Que sean agradecidos y libres. Que intenten reflejar a Dios en ellos, y que hagan las cosas por la Gloria de Dios.

Rafa Postigo contaba en abril, en un vídeo de dos minutos en el canal de la familia, algunas cosas que ha aprendido recientemente...

Nada te turbe, de Santa Teresa de Ávila

Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda,

La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento,
al cielo sube,
por nada te acongojes,
Nada te turbe.

A Jesucristo sigue
con pecho grande,
y, venga lo que venga,
Nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
nada tiene de estable,
Todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
que siempre dura;
fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.

Ámala cual merece
Bondad inmensa;
pero no hay amor fino
Sin la paciencia.

Confianza y fe viva
mantenga el alma,
que quien cree y espera
Todo lo alcanza.

Del infierno acosado
aunque se viere,
burlará sus furores
Quien a Dios tiene.

Vénganle desamparos,
cruces, desgracias;
siendo Dios su tesoro,
Nada le falta.

Id, pues, bienes del mundo;
id, dichas vanas,
aunque todo lo pierda,
Sólo Dios basta.

Comentarios
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda