Lunes, 24 de febrero de 2020

Religión en Libertad

Unos dolores constantes e insoportables... y una reliquia de la religiosa

El milagro que ha permitido canonizar a Madre Teresa: Marcilio, curado por su intercesión, lo cuenta

Marcilio Haddad Andrino junto a la hermana Serena (Misionera de la Caridad) y  Brian Kolodiejchuk  (Postulador de la causa de canonización de la Madre Teresa) en el Meeting de Rimini
Marcilio Haddad Andrino junto a la hermana Serena (Misionera de la Caridad) y Brian Kolodiejchuk (Postulador de la causa de canonización de la Madre Teresa) en el Meeting de Rimini

Aciprensa

La canonización de Madre Teresa este domingo 4 de septiembre es posible al considerar la Iglesia que la curación de Marcilio Haddad Andrino fue milagrosa, causada por la intercesión celestial de la religiosa.

Marcilio es un ingeniero brasileño del municipio de Santos (São Paulo). En 2008, teniendo 35 años, sufría una infección bacteriana, una enfermedad neurológica que le producía constantes e insoportables dolores de cabeza.  Vivió esta situación durante dos años. Durante ese tiempo Marcilio acudió a varios médicos, pero ninguno le dio un diagnóstico esperanzador de cura. 

El 9 de diciembre del 2008 ocurrió la curación milagrosa. AciPrensa la explica así, y detalla el papel de la Madre Teresa y de una reliquia suya. 

***

Por obra de la Madre Teresa
El brasileño Marcilio Haddad Andrino, la persona que recibió el milagro que llevará a la canonización de la Madre Teresa el 4 de septiembre, compartió su increíble historia a la prensa de Italia y comentó que él y su esposa son solo unos “creyentes normales que recibieron un extraordinario signo de la Misericordia de Dios”.

Marcilio, que proviene del municipio de Santos en Brasil, fue curado inexplicablemente en diciembre del 2008 cuando tenía problemas con una infección bacteriana en el cerebro que le generó ocho abscesos cerebrales graves y un dolor de cabeza insoportable.

"Desde el principio el diagnóstico no era bueno y solo parecía empeorar. Pero en el interior de este gran sufrimiento comprendimos que algo había ocurrido. Estaba seguro de que fue la Madre Teresa quien me sanó", explicó Marcilio al canal de televisión italiano Rai1 durante el Encuentro para las Amistades de los Pueblos, conocido como el Meeting de Rimini, que se llevó a cabo en Italia entre el 19 y 25 de agosto.

La historia del milagro comenzó cuando un sacerdote amigo, el P. Elmiram Ferreira, animó al joven recién casado y a su esposa, Fernanda Nascimento Rocha, a orar pidiendo la intercesión de la Madre Teresa.

Fernanda explicó que Marcilio estuvo enfermo durante dos años y que acudieron a innumerables médicos pero sin recibir un diagnóstico certero. "Fue una espera llena de angustia y no sabíamos qué era lo que estaba mal. El primer intento de tratamiento no tuvo éxito. Así que el médico cambió la terapia, pero Marcilio continuó emperando".



Con la oración ocurrió el milagro... Y se evitó la cirugía
Tras el fracaso del tratamiento, Andrino se despertó un 9 de diciembre del 2008 con un dolor de cabeza "insoportable" que lo dejó incapaz de hablar. Mientras su esposa oraba, fue llevado para una cirugía como último recurso.

Después de ejecutar una serie de pruebas "el médico miró el examen, e iluminado por el Espíritu Santo, entendió que mi esposo tenía ocho abscesos cerebrales”, agregó Fernanda.

Asimismo, la esposa aseguró que ambos siempre habían orado a la Madre Teresa, y que inclusive, su párroco les obsequió una reliquia de la Beata antes de su boda. "Puse la reliquia en la cabeza de Marcilio, donde tenía los abscesos. Recité la oración de beatificación y también lo que venía de mi corazón. No fue fácil, pero este período me enriqueció mucho, enriqueció nuestro amor, nuestra fe... Hoy puedo decir que valió la pena".

Cuando el cirujano entró en la sala de operaciones se encontró con Marcilio despierto. “Sentí una gran paz dentro de mí y ya no tenía dolor de cabeza. No entendía lo que me estaba pasando", expresó.

Al ver la mejora, los médicos decidieron trasladarlo a cuidados intensivos y aplazar la cirugía hasta el día siguiente. Marcilio durmió toda la noche sin ningún problema, y al día siguiente tras reunirse con su médico, éste le dijo que volvería a su habitación.

«La Madre Teresa lo había sanado»
“Vi que los abscesos se redujeron en gran medida, al igual que la hidrocefalia", dijo Marcilio refiriéndose al término médico para la acumulación anormal de líquido en el cráneo.
"Los abscesos se redujeron en un 70% y la hidrocefalia había desaparecido, ni siquiera las cicatrices de los abscesos eran visibles. En ese momento descubrí que estaba curado", añadió.

Su esposa Fernanda afirmó que si bien el médico no confirmó que Marcilio estaba curado, ella “ya lo sabía enérgicamente” porque “había orado a Dios por medio de la intercesión de la Madre Teresa", y añadió que cuando fue a la habitación de su esposo y lo vio sentado y hablando, entendió que “la Madre Teresa lo había sanado".

"Mi caso fue muy difícil clínicamente. Pero estoy seguro de que ocurrió un milagro... Yo estaba seguro de que la Madre Teresa me había sanado”, agregó Marcilio.


Marcilio junto a su esposa Fernanda

Tiempo después la pareja tuvo dos hijos, a pesar de que los médicos les dieron la mala noticia a Marcilio de que nunca sería capaz de tener hijos debido a los tratamientos. Aunque estaban devastados, la pareja aceptó, diciéndose a sí mismos que "si Dios quiere, vamos a tener hijos".

Ahora Marcilio lleva una vida normal
Seis meses después de su curación, la pareja se trasladó a Río de Janeiro y Marcilio volvió al trabajo. Fernanda comenzó a experimentar náuseas y el médico les confirmó que estaba embarazada.

"Mi fe ha crecido mucho, veo la gracia. Yo estaba enfermo, no podía caminar, siempre tenían que ayudarme. Hoy camino, tengo una familia y estoy muy agradecido", cuenta Marcilio.
Ahora, ocho años después del milagro la pareja de esposos siguen llevando la reliquia de la Madre Teresa a donde quiera que vayan, y oran junto a sus hijos.

Cuando veo a mis hijos, veo a la Madre Teresa. Este milagro hizo a mi familia más fuerte y unida. Ellos saben todo acerca de mi enfermedad y la curación. Siempre nos acompañan, y cuando vamos con las hermanas a rezar, entienden todo y rezan con nosotros", explicó Marcilio.

"Dios elige a los que dan a conocer su Misericordia a todos, como en el caso de la Madre Teresa, que curó a todos sin distinción. Ella enseña a todos los pueblos a tener compasión del otro".

En septiembre de 2015, la Congregación para las Causas de los Santos aceptó las conclusiones de la comisión médica y presentó el informe al Papa Francisco para su aprobación final.

El 18 de diciembre, el Santo Padre reconoció oficialmente el milagro que se necesitaba para que la Madre Teresa sea canonizada.

(A continuación se ofrece el vídeo del Meeting de Rimini, emitido en el canal de televisión italiano Rai1 en donde Marcilio da testimonio de su curación milagrosa por intercesión de la Madre Teresa)
5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Noticias como esta llegan al corazón de miles de personas. Por favor ayúdanos a continuar

DONA AHORA