Viernes, 22 de marzo de 2019

Religión en Libertad

Su hijo de cuatro años les enseñó el sentido de la vida y la fe durante 15 meses de enfermedad

«La fe te da paz, tranquilidad, fuerza»: el emocionante testimonio de Mayte, la esposa de Cañizares

Mayte, la esposa del futbolista Cañizares, explica cómo la fe le sostuvo, y la hizo crecer, durante la enfermedad de su hijo
Mayte, la esposa del futbolista Cañizares, explica cómo la fe le sostuvo, y la hizo crecer, durante la enfermedad de su hijo

ReL

Mayte García es la la esposa de Santiago Cañizares, futbolista famoso como portero del Celta, del Valencia y del Real Madrid y de la selección española.

El futbolista y su esposa vivieron la enfermedad y muerte de su hijo de cuatro años, Santi, como una experiencia de crecimiento en la fe y de aprendizaje vital. Han querido contar su testimonio en una entrevista en el canal de vídeos católicos MaterMundiTV

Una familia feliz, con muchos niños

"Siempre hemos sido una familia muy feliz, conocí a Santi hace doce años, nos casamos felizmente", explica Mayte. Pronto tuvieron dos hijos y después "la vida nos sorprendió y me quede embarazada de trillizos. Fue un cambio importante de vida, de organización, de todo. Tres primeros años de follón, de lío para organizarse, pero mucha ilusión".

canizares_familia

La tragedia llegó cuando el niño se puso enfermo, lo llevaron al hospital y les dijeron que era una meningitis vírica. "Un día le dieron unas convulsiones. Le entubaron. Era una cosa seria. Pedimos el traslado de hospital.  Y le dieron dos infartos cerebrales".

"Cambió nuestra vida radicalmente, entramos en estado de shock los dos. Pasamos de una enfermedad que se puede curar a que te llamen al hospital porque tu hijo se está muriendo. Y llegas a despedirte de tu hijo, se te viene el mundo abajo, no entiendes nada".

"Me agarré a nuestro Dios"

"Me agarré muchísimo a nuestro Dios y le pedí que lo salvara de esos dos infartos y que me lo dejara, sin saber que mi hijo tenía cáncer. Y así fue. Le salvaron la vida. Salió del quirófano con la sorpresita de que tenía un tumor cerebral diseminado por toda la cabeza y toda la médula espinal. Tenían que darle quimioterapia ya en la UCI. Él se aferró a la vida, y nosotros con él".

"Santi y yo siempre hemos sido cristianos, católicos, pero tampoco éramos practicantes. Dios nos mandó a los que nos tenía que mandar, dos personas que nos guiaron en el camino de la luz y la esperanza. Nos enseñaron. Yo no había rezado nunca un rosario, y ahora creo que he rezado más rosarios que todo el mundo en toda su vida. Cada día los he rezado mil veces abrazado a mi hijo".

Se fue el miedo, y llegó la paz y la tranquilidad

A ella le espantaba estar en la UCI viendo al niño "lleno de cables, con la cabeza abierta". Mayte incluso se desmayaba las primeras veces al entrar. "Lo único que me calmaba era entrar y rezar con él. Empecé a entrar en un estado de paz y de tranquilidad. Por mucho que yo hiciera no estaba en mis manos, sino en manos de Dios y de los médicos".

Poco a poco el niño fue mejorando, ya podía respirar. Y para sus padres fue "un aprendizaje de fe y de coraje".

"Nos aferramos a la fe inmensamente", añade. El niño, al salir del coma, sólo podía mover los ojos, pero entendía, escuchaba.

Vivir con alegría lo que se nos concede

Su tumor cerebral, tan extendido, ¿cuánto tiempo de vida le iba a dejar? Mayte quería vivir ese tiempo en positivo. 

En 15 meses que el niño estuvo enfermo, sus hijas no vieron llorar a los padres, porque querían mostrarles que en la vida hay retos y hay que afrontarlos de forma positiva.

canizares_hijo

Santiago Cañizares, el famoso portero, y el pequeño Santi

Con el tiempo el niño, de 4 años, podía mover el lado derecho del cuerpo, podía comer, caminar... "Yo le decía que tenía como un bichito, que se le había puesto en la cabecita, que hacía que se pusiera malito, pero que poco a poco la medicina le iba curando, que tenía que ser valiente".

Mayte recuerda que cuando era una joven modelo y desfilaba en hospitales y visitaba a niños enfermos, veía a padres que entristecían a sus hijos enfermos con su propio pesar. Ella decidió vivirlo todo con alegría. "Nunca me hice la pregunta de 'por qué a mí'".

"La fe da paz, tranquilidad, fuerza"

"La fe te da paz, tranquilidad, fuerza. No es 'porque lo crea' sino porque lo he sentido. La fe mueve montañas. Yo tenía un significado de la palabra amor, que cambia cuando mi hijo enferma. Con amor, cariño, fuerza y fe se superan ¡tantas cosas!", añade.

El amor por el niño enfermo, y el que él daba a sus padres, era "puro, limpio, cero egoísmo, con una mirada, una caricia... Era un ángel, creo que en la vida sentiré un amor así", añade.

"Entendimos durante esos 15 meses que él se quedó para enseñarnos cuál era su misión en esta vida. Estoy superorgullosa, porque supo hacerlo perfectamente", explica Mayte. "Era un sabio en cuerpo de niño que vino a enseñarnos lo que de verdad es la vida para que nosotros pudiéramos enseñarlo al resto de la sociedad".

"Si para él su enfermedad no era un lastre, sino un canal para enseñarnos todo, y supo sonreír incluso en el peor día de su tratamiento, yo, ¿cómo no lo voy a hacer?" Sus frutos son incalculables", afirma.

Venciendo el miedo a la muerte

"Antes, cuando yo era jovencita, tenía pánico a la muerte, quizás porque no había entendido el sentido de la vida. Tampoco entendía el valor, el significado, que conlleva todo lo que es la fe. Como ser humano fracasaré mil veces, pero lo importante en volver a levantarse y seguir ese camino. Ya no tengo miedo a la muerte: sé que lo primero que me encontraré es a él."

Enseñar lo importante a los jóvenes

"Doy charlas porque creo que a los jóvenes hay que explicarles lo que es la vida, saber diferenciar el bien y el mal, lo que te hace crecer como persona. Con mi hijo aprendí a apartar lo que no es mi meta en la vida".

Hoy Mayte colabora en la lucha contra el cáncer infantil como embajadora de la asociación El Sueño de Vicky, fundada por "una mamá que vivió algo parecido, las dos somos supercreyentes, hemos vivido lo mismo... y hacemos eventos benéficos para la lucha contra el cáncer". Cada céntimo recaudado se dedica a la investigación contra el cáncer infantil, en proyectos en el Hospital La Luz de Valencia y en la Universidad de Navarra que ya están en fase de ensayos médicos.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 91 594 09 22 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

Si tu nos ayudas, podremos continuar evangelizando con noticias como ésta

DONA AHORA