Lunes, 18 de octubre de 2021

Religión en Libertad

Francisco pide que la JMJ se celebre en todas las diócesis del mundo

El Papa, a los jóvenes por la JMJ: «¡Levántate! No puedes quedarte tirado... una misión te espera»

El Papa, con jóvenes en la JMJ de Cracovia
Francisco ha hecho un llamamiento a los jóvenes, para que respondan a la llamada de Dios / Foto: el Papa en la JMJ de Cracovia

j.L. / ReL

La Santa Sede ha publicado este lunes el mensaje de Francisco de cara a la XXXVI Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en toda la Iglesia el próximo 21 de noviembre, en la solemnidad de Cristo Rey.

Esta jornada se celebrará en las diócesis a la espera de que en 2023 los jóvenes sean llamados a participar en Lisboa. Sin embargo, el Papa quiere potenciar estas JMJ intermedias para exhortar a los jóvenes. “¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto!”, es el lema de esta edición y cuya cita bíblica es Hechos de los Apóstoles 26, 16.

“¡Levántense y celebren la JMJ en las Iglesias particulares!”, es el llamado del Papa a los jóvenes, pero también a los obispos y todos los responsables de la pastoral juvenil.

De este modo, el Santo Padre ha renovado la invitación a los jóvenes del mundo de “formar parte de esta peregrinación espiritual que nos llevará a celebrar la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa en 2023”.

“Espero que todos nosotros podamos vivir estas etapas como verdaderos peregrinos y no como ‘turistas de la fe’. Abrámonos a las sorpresas de Dios, que quiere hacer resplandecer su luz en nuestro camino. Abrámonos a escuchar su voz, también por medio de nuestros hermanos y hermanas en la fe. De esta manera nos ayudaremos unos a otros a levantarnos juntos, y en este difícil momento histórico seremos profetas de tiempos nuevos, llenos de esperanza”, ha indicado en este mensaje lanzado al mundo.

El Papa habló de la pandemia y de las pérdidas humanas y el aislamiento social que ha afectado tanto a los jóvenes. Por ello, explica que “si la prueba nos mostró nuestras fragilidades, también hizo que aparecieran nuestras virtudes, como la predisposición a la solidaridad. En cada rincón del mundo vimos muchas personas, entre ellas numerosos jóvenes, luchar por la vida, sembrar esperanza, defender la libertad y la justicia, ser artífices de paz y constructores de puentes”.

El Papa, con los jóvenes en Eslovaquia

El Papa, en un encuentro con los jóvenes durante su reciente viaje a Eslovaquia

En este sentido, el Papa recalca que “cuando un joven cae, en cierto sentido cae la humanidad. Pero también es verdad que cuando un joven se levanta, es como si se levantara el mundo entero”.

“Queridos jóvenes, ¡qué gran potencialidad hay en sus manos! ¡Qué fuerza tienen en sus corazones!”, les exhorta.

Francisco quiere colocar a los jóvenes en el centro, que se sientan protagonistas. Y por eso ha elegido esta cita de los Hechos en los que Jesús le dice a San Pablo: “¡Levántate!”.

Y por ello, el Pontífice les recuerda: “Hoy, una vez más, Dios le dice a cada uno de ustedes: ‘¡Levántate!’. Espero de todo corazón que este mensaje nos ayude a prepararnos para tiempos nuevos, para una nueva página en la historia de la humanidad. Pero, queridos jóvenes, no es posible recomenzar sin ustedes. Para volver a levantarse, el mundo necesita la fuerza, el entusiasmo y la pasión que tienen ustedes”.

El versículo que inspira el lema de la Jornada Mundial de la Juventud 2021 está tomado del testimonio de Pablo ante el rey Agripa, mientras se encontraba detenido en la cárcel. Él, que un tiempo fue enemigo y perseguidor de los cristianos, ahora es juzgado por su fe en Cristo. Habían pasado unos veinticinco años cuando el Apóstol narra su historia y el episodio fundamental de su encuentro con Cristo, explica el Papa en su escrito.

Francisco prosigue indicando que “sólo un encuentro personal —no anónimo— con Cristo cambia la vida. Jesús muestra que conoce bien a Saulo, que 'conoce su interior'. Aun cuando Saulo es un perseguidor, aun cuando en su corazón siente odio hacia los cristianos, Jesús sabe que esto se debe a la ignorancia y quiere demostrar su misericordia en él. Será justamente esta gracia, este amor inmerecido e incondicional, la luz que transformará radicalmente la vida de Saulo”.

Por otro lado, siguiendo con su reflexión insiste a los jóvenes en que “no podemos dar por descontado que todos conocen a Jesús, aun en la era de internet. La pregunta que muchas personas dirigen a Jesús y a la Iglesia es justamente esta: ‘¿Quién eres?’. En todo el relato de la vocación de san Pablo esta es la única vez en la que él habla. Y a su pregunta, el Señor responde sin demora: ‘Yo soy Jesús, al que tú persigues’”.

Francisco, con los jóvenes

Del mismo modo, Francisco afirma que “cuántas veces hemos oído decir: ‘Jesús sí, la Iglesia no’, como si uno pudiera ser una alternativa a la otra. No se puede conocer a Jesús si no se conoce a la Iglesia. No se puede conocer a Jesús si no por medio de los hermanos y las hermanas de su comunidad. No nos podemos llamar plenamente cristianos si no vivimos la dimensión eclesial de la fe”.

Además, quiso recalcar que “ningún joven está fuera del alcance de la gracia y de la misericordia de Dios. De ninguno se puede decir: está demasiado lejos, es demasiado tarde. ¡Cuántos jóvenes tienen la pasión de oponerse e ir contracorriente, pero llevan escondida en el corazón la necesidad de comprometerse, de amar con todas sus fuerzas, de identificarse con una misión! Jesús, en el joven Saulo, ve exactamente esto”.

Siguiendo con su mensaje, el Papa también alertó de que existe “el peligro de luchar por causas que en el origen defienden valores justos pero que, llevadas al extremo, se vuelven ideologías destructivas. ¡Cuántos jóvenes hoy, tal vez empujados por las propias convicciones políticas o religiosas, terminan por convertirse en instrumentos de violencia y destrucción en la vida de muchos! Algunos, nativos digitales, encuentran en el ámbito virtual y en las redes sociales el nuevo campo de batalla, utilizando sin escrúpulos el arma de las noticias falsas para esparcir veneno y destruir a sus adversarios”.

Por ello, les recuerda que cuando Dios irrumpió en la vida de Pablo “no anuló su personalidad, no borró su celo y su pasión, sino que hizo fructificar sus talentos para hacer de él el gran evangelizador hasta los confines de la tierra”.

Y por último Francisco lanza un gran desafío a los jóvenes, que reproducimos a continuación:

“Hoy la invitación de Cristo a Pablo se dirige a cada una y cada uno de vosotros, jóvenes: ¡Levántate! No puedes quedarte tirado en el suelo sintiendo pena de ti mismo, ¡hay una misión que te espera! También tú puedes ser testigo de las obras que Jesús ha comenzado a realizar en ti. Por eso, en nombre de Cristo, te digo:

- Levántate y testimonia tu experiencia de ciego que ha encontrado la luz, que ha visto el bien y la belleza de Dios en sí mismo, en los otros y en la comunión de la Iglesia que vence toda soledad.

- Levántate y testimonia el amor y el respeto que es posible instaurar en las relaciones humanas, en la vida familiar, en el diálogo entre padres e hijos, entre jóvenes y ancianos.

- Levántate y defiende la justicia social, la verdad, la honradez y los derechos humanos; a los perseguidos, a los pobres y los vulnerables, a los que no tienen voz en la sociedad y a los inmigrantes.

- Levántate y testimonia la nueva mirada que te hace ver la creación con ojos maravillados, que te hace reconocer la tierra como nuestra casa común y que te da el valor de defender la ecología integral.

- Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza.

- ¡Levántate y testimonia con alegría que Cristo vive! Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes.

El Señor, la Iglesia, el Papa confían en ustedes y los constituyen testigos para tantos otros jóvenes que encuentran en los “caminos de Damasco” de nuestro tiempo. No se olviden: ‘Si uno de verdad ha hecho una experiencia del amor de Dios que lo salva, no necesita mucho tiempo de preparación para salir a anunciarlo, no puede esperar que le den muchos cursos o largas instrucciones. Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús’ (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 120)”.

5€ Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
10€ Gracias a tu donativo habrá personas que podrán conocer a Dios
50€ Con tu ayuda podremos llevar esperanza a las periferias digitales
Otra cantidad Tu donativo es vital para mantener Religión en Libertad
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Ex facilis officia sapiente recusandae neque, asperiores labore numquam dolorum ut, illo provident voluptatibus.
Si prefieres, contacta con nosotros en el 680 30 39 15 de lunes a viernes de 9:00h a 15:30h
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

¡No te pierdas las mejores historias de hoy!

Suscríbete GRATIS a nuestra newsletter diaria

REL te recomienda